“La coalición Va por México ya estaba muerta en Querétaro”


Por Juan Carlos Arreguín el 13/09/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 “La coalición Va por México ya estaba muerta en Querétaro”

Partido Revolucionario Institucional

Solo en la suma de actores con presencia territorial y mediática, es que el PRI puede tener un valor para una eventual coalición, solo entonces.

Hay quienes a nivel local endosarán la inviabilidad de la alianza electoral “Va por México” a la pilla postura del peor presidente del PRI en su historia, Alejandro Moreno Cárdenas, quien decidió no pisar la cárcel a cambio de traicionar al único proyecto capaz de sacar a MORENA de Palacio Nacional. Pero permítame asegurarles que la alianza en Querétaro jamás fue una opción que se considerara con seriedad.

Los motivos sobran, pero algunos son el hecho de que Abigail Arredondo, presidenta del PRI en Querétaro, fue descortés con el hoy gobernador durante la campaña en el que ambos participaron, inclusive lo denostó públicamente al insinuar temas que resultaron una seria ofensa hacia la familia Kuri González y Kuri Herrera; la autodenominada “Valiente” rompió acuerdos no escritos en política y eso es difícil de olvidar.

Un factor adicional para la lejanía entre el PAN y el PRI lo constituye el que uno de los más claros representantes del corrupto, Alejandro Moreno Cárdenas en la entidad, Paul Ospital, se ha dedicado a obstaculizar las propuestas del Ejecutivo en la Legislatura Local; con adjetivos subidos de tono y rechazando cualquier iniciativa de Ley o Acuerdo, el diputado Ospital ha sido un férreo opositor de Mauricio Kuri. Y como sentencia un viejo adagio: “con esos amigos, para qué quiero enemigos”, parecen decir en el PAN.

Sin duda el factor mas importante para que estuviera previamente desechada la posibilidad de la alianza electoral en lo local, tiene que ver con que lo que el PRI puede llevar a la mesa de negociación. La postura es evidente: denme una plurinominal al Congreso, otra en el Cabildo capitalino, y a cambio tienen los votos del partido. Pero alguien sabe ¿cuántos son?, ¿si se dará cuenta la presidenta del PRI que, todos los días hay cuadros que abandonan al otrora partidazo?. Hoy las encuestas señalan que el tricolor solo obtendría el 7 por ciento de los votos, pero todos los días restan, hunde al instituto político los malabares de su dirigencia nacional y en Querétaro la indefinición en torno a la postura que se tomará al respecto.

En desuso debía quedar aquella frase que la presidenta del Comité Directivo Estatal insiste en mantener vigente: “en el PRI siempre están las puertas abiertas”. Mal haría en decir lo contrario, pero ya no basta con manifestarlo y esperar cómodamente tras el escritorio y las prerrogativas, se requiere un liderazgo efectivo, un dirigente que convoque sin agravios, un presidente que día y noche se reúna con todos los que sienten los colores del PRI y que han sido olvidados. Debe la dirigencia dejar a un lado las fobias y las filias, tiene el mandato estatutario de reconocer en los que disienten el verdadero sentido de un partido democrático, tendría que dejar de estigmatizar a quienes por coyunturas no apoyaron su proyecto a la gubernatura, y sumar. Solo en la suma de actores con presencia territorial y mediática, es que el PRI puede tener un valor para una eventual coalición, solo entonces.

El PRI dejó de ser atractivo para el electorado, un sin número de errores y actos fuera la ley los desprestigiaron al grado de que, según múltiples encuestas, la ciudadanía prefiere seguir votando por Morena que retornar al antes partidazo. La coalición PRIAN en el Estado, en un electorado de corte tradicionalista, es una marca que bien sería aprovechada por Morena para decir que el temor de verse derrotado los hizo unirse, y que el PAN se coaliga con un partido cuyo único interés (así lo dice la gente) es el dinero. Suponiendo, sin conceder, que el PRI le sumara 7 puntos a la alianza, seguro estoy que perdería al menos la misma cantidad por los electores que repudian el término PRIAN.

Acción Nacional no requiere al PRI, han demostrado en los últimos 12 años ser autosuficientes; lo que el PAN necesita es que al PRI dejen de fugársele activos que van a engrosar las filas del lopezobradorismo, que el PRI se reúna en torno a reposicionarse como segunda fuerza política, el PAN ocupa que el PRI crezca, pero hoy no se le ve una ruta clara, una estrategia definida y tampoco un trabajo serio y comprometido. Por eso, que no culpen a Amlito de que no se concrete una coalición electoral local, el único responsable es el priísimo local.

En efecto, bien lo dijo Abigail: El PRI no es una sola persona. El problema es cuando quienes lo dirigen se apoderan de los órganos de representación interna, cuando las prerrogativas se usan para cumplir caprichos y no para lograr consolidar una verdadera transformación, las personas (los líderes fallidos) someten a la militancia. El PRI podría resurgir no tengo duda, pero mientras quienes lo dirijan solo construyan para sí, se acerca más a su extinción.

Juan Carlos Arreguín

Licenciado en Derecho y Maestro en Amparo. Consultor Político con Diplomados en Derecho Electoral y Estrategia Electoral. Fue Secretario de Gobierno Municipal, Director de Desarrollo Político Estatal, Director de Análsis Politico Estatal, Coordinador Operativo del Programa Social Estatal.

Ver todas las columnas de Juan Carlos Arreguín

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
En prisión, presunto feminicida de Satélite, Querétaro