Hablemos de futuro: Paisajes resilientes


Por Expertos TEC el 06/10/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Hablemos de futuro: Paisajes resilientes

Hace unos días, en la inauguración de la Asamblea General de la ONU 2022, António Guterres secretario general, imploró a los líderes mundiales a “elevar […]

Hace unos días, en la inauguración de la Asamblea General de la ONU 2022, António Guterres secretario general, imploró a los líderes mundiales a “elevar la ambición climática, a escuchar los llamados de la gente al cambio. A invertir en soluciones que guíen hacia un desarrollo económico sostenible”, un discurso que enfatiza la ausencia de liderazgo y la falta de acciones colectivas que promuevan el bienestar de todos.

En contraste con esta discusión internacional, localmente estamos preocupados y ocupados por promover el crecimiento económico, atrayendo nuevas inversiones siguiendo con un modelo de desarrollo fundamentado sobre la explotación de recursos. Esto no significa que debemos dejar de lado el crecimiento, sin embargo, el modelo actual cada vez se ve más amenazado por la crisis mundial y sobre todo la crisis climática.

En este sentido, el desarrollo económico que deberíamos estar persiguiendo tendría que atender a un escenario frágil climático y sobre todo a un desarrollo inclusivo que responda a las grandes diferencias que sufre nuestra sociedad. Esta economía, denominada economía ecológica, entiende los recursos naturales desde su valor económico y su servicio ecológico como base del desarrollo.

Siguiendo estos principios, los grandes, y no tan grandes, proyectos de la ciudad podrían partir de la premisa de ser el fundamento para la integración de infraestructura gris (drenaje, agua, electricidad, etc) junto con la infraestructura verde (paisaje) y azul (agua) entendiendo que toda acción debe de tener un servicio ambiental, social y económico. Estas soluciones no son técnicamente imposibles ni requieren una inversión mayor, al contrario, ofrecen la oportunidad de invertir a largo plazo en infraestructura que ayude a la resiliencia de la ciudad.

Es así como hablar de futuro y construir hacia éste requiere una visión holística y traducido a voluntad y políticas públicas, es necesario que pensemos en un futuro deseable. Finalmente, no tenemos opción, tampoco tiempo, nos queda.

Mtra. Diana García Cejudo, profesora de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tec de Monterrey Campus Querétaro. dgarciace@tec.mx
Twitter: @digarciac

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
UAQ trabaja a favor del río Santa María III