El Foro Económico de San Petersburgo: importancia geopolítica y geoeconómica


Por Expertos TEC el 23/06/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 El Foro Económico de San Petersburgo: importancia geopolítica y geoeconómica

A diferencia de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial de Davos, el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF por sus siglas en inglés), […]

A diferencia de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial de Davos, el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF por sus siglas en inglés), en general, recibe muy poca difusión en medios nacionales y regionales. El objetivo de este artículo es mostrar al lector y/o lectora que existen otras narrativas, otras acciones y otros poderes que buscan posicionarse en el imaginario y en las prácticas políticas-económicas globales.

El Foro de San Petersburgo se celebra desde 1997 y desde el año 2006 recibe el apoyo del gobierno ruso. Este evento reúne representantes de la comunidad empresarial y en él se discuten aspectos económicos de interés tanto para Rusia, como para mercados emergentes, además de intercambiar oportunidades de negocios en diversas áreas estratégicas. Del 15 al 18 de junio pasado, se celebró la XXV edición con un fuerte énfasis en los problemas sociales y de desarrollo tecnológico.

A pesar de las sanciones impuestas a Rusia, representantes y empresarios de países de la Unión Europea y de otros estados que participan activamente en las sanciones hacia el estado euroasiático estuvieron presentes. Lo anterior, demuestra que la proyección de poder ruso es todavía amplia, situación patente de manera específica en su “zona de influencia” tradicional, entiéndase Asia Central y Europa del Este. Sin embargo, delegaciones de varias naciones asiáticas, africanas y americanas asistieron, lo que les permite, en la mayoría de los casos, continuar y/o profundizar sus lazos con Rusia y representantes de otras naciones y empresas, en el marco del ecosistema de negocios y político que propicia el Foro de San Petersburgo.

Alrededor de 40 países estuvieron representados con autoridades de alto nivel en el evento, en tanto que otros 80 estados enviaron delegaciones políticas y empresariales con autoridades y tomadores de decisiones de diversos rangos. La aproximación de la prensa occidental, en general, es la de caracterizar al Foro de San Petersburgo como un intento, quizá hasta desesperado, del gobierno ruso por contrarrestar su dañada imagen internacional. Sin embargo, la realidad muestra una situación distinta, pues la agenda discutida permite inferir que el Foro tiene una importante incidencia en la geopolítica y la geoeconomía del presente siglo.

Muestra de lo anterior es la presencia de potencias políticas y económicas regionales, las cuales participaron activamente y enviaron representantes de alto nivel. Tal es el caso de Irán, Turquía, Emiratos Árabes Unidos y la India. Se destaca la participación de China, una potencia no solamente regional, sino mundial. Del mismo modo, las delegaciones procedieron de estados que conforman organizaciones regionales muy poco conocidas en nuestras latitudes, como lo son la Comunidad Económica Euroasiática y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, por citar algunas y que aprovecharon los espacios del foro para abordar los temas de sus respectivas agendas.

De tal suerte, apreciable lectora y lector llamo su atención para invitarles a reflexionar y no quedarse en los extremos que los medios de información nos presentan, en algo parecido a una nueva “Guerra Fría” mediática. Hay que evitar la censura y estar atentos a la desinformación, tentación que está presente en todos los actores involucrados y que tratan de posicionar su narrativa, su punto de vista y su forma de interpretar el mundo.

Por otra parte, llama la atención lo que se propondría como un pragmatismo que, para algunos analistas, podría estar llevándose al límite en el Foro de San Petersburgo. De acuerdo a medios rusos, representantes del gobierno talibán asistieron al evento, con el interés de establecer acuerdos para garantizar abasto energético y de granos a Afganistán. Esta situación puede ser cuestionada desde una agenda enmarcada en aspectos valóricos y de normatividad internacional. No obstante, el mundo está funcionando de esta forma y las agendas económicas, en muchas ocasiones, están por encima de las políticas.

Sin embargo, no hay que olvidar que en el Foro se abordaron y se establecieron varios temas estratégicos para el futuro del planeta. Algunos de ellos fueron: la cooperación en el Ártico y su desarrollo en el sector de las telecomunicaciones y digitalización; economía circular y medio ambiente; seguridad alimentaria; producción de vacunas y cooperación sanitaria y el comercio electrónico trasnacional. Estos son solamente algunos de los tópicos discutidos, los cuales contienen elementos de suma importancia, lo que impide que algún país no los tome en cuenta.

En ese contexto, no se puede negar que el Foro Económico Internacional de San Petersburgo funciona como un importante polo de atracción y que ese papel lo seguirá teniendo en los próximos años. El lema de la edición de 2022 “Un nuevo mundo, nuevas oportunidades” se alinea con lo que la mayor parte de los analistas internacionales estamos observando.

La presencia en el evento de inversionistas de Medio Oriente, China e India, e incluso de estados, cuyos gobiernos han impulsado sanciones a Rusia, es una muestra de la dificultad de dejar aislado no solamente al gobierno ruso, sino al ecosistema empresarial y estratégico que representa el país euroasiático.

Rusia tiene y tendrá un espacio en el escenario global, a pesar de la narrativa de diversos medios occidentales. No será necesario esperar varios años, será suficiente observar y analizar el escenario global a finales de este 2022. Estimado lector y lectora, le invito a buscar diversas fuentes de información, de tener imaginación para evitar la preponderancia de una única narrativa.

Líderes empresariales y políticos rusos declararon en el marco del Foro que “el juego terminó” y que “las cosas nunca volverán a ser como antes”. Estas frases tienen mucho contenido. Queridos lectora y lector, le invito a estar atenta y atento, el mundo siempre está en un proceso de cambio y habría que entenderlo de mejor forma para el beneficio de los que habitamos este planeta.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
Municipio de El Marqués lleva Jornada Comunitaria a “El Mirador”