Acueductos: reflejo de la escasez de agua en Querétaro


Por Expertos TEC el 27/07/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Acueductos: reflejo de la escasez de agua en Querétaro

Acueducto de Querétaro.

Recientemente se ha anunciado con gran aprobación la creación del Acueducto III para proveer de agua a la ciudad Querétaro por las próximas décadas. Sin […]

Recientemente se ha anunciado con gran aprobación la creación del Acueducto III para proveer de agua a la ciudad Querétaro por las próximas décadas. Sin embargo, esta acción requiere de reflexión y análisis ya que la ciudad de Querétaro ha requerido de 3 acueductos en 300 años. Pareciera más fácil importar agua de otras regiones que buscar soluciones locales basadas en la naturaleza que además de limpiar el aire, nutrir los mantos acuíferos, también, reducen las temperaturas y reducen el efecto de isla de calor.

Traer agua de otros estados para resolver el reto, es una medida cortoplacista, en vez de crear soluciones sistémicas para “sembrar y cosechar” agua pluvial, como también tratar y reutilizar aguas residuales e infiltrar el agua para incrementar la seguridad hídrica de la ciudad.
Por lo general, lo gobiernos le han apostado a la creación de infraestructura como la creación del Acueducto II -en el 2011-, que pretendía proveer de agua por 100 años y que hoy es insuficiente. Además, de dejar sin agua a otras localidades, estas soluciones no generan conciencia social respecto a la sostenibilidad y el cuidado del agua entre los ciudadanos y la industria.

Para la realización de este Acueducto II se tuvo que:

1) Dinamitar entorno para crear caminos y transportar agua
2) Construir una presa derivadora captadora de agua
3) Crear plantas de bombeo para impulsar agua
4) Edificar un túnel de 3 km para atravesar la Sierra del Doctor
5) Construir un “bordo de seguridad” de 400,000 m3
6) Realizar planta potabilizadora para garantizar calidad de agua
7) Construir “aquaférico” de distribución para la ciudad.
Todo esto en un tramo de 123 kilómetros.

Aunque es digno de celebrar el trabajo de ingeniería realizado en la creación de los acueductos, esto no resuelve el problema. La misma energía y fuentes de trabajos se puede utilizar localmente para ayudar a resolver la escasez de agua en nuestra ciudad a través de una planeación sensible al agua que garantiza mejores condiciones de vida para la población tanto actual como futura.

Estamos a tiempo de evitar quedarnos sin agua como Monterrey. Esta es tarea todas las personas e implica buscar alternativas ecológicas, conocimiento técnico, comunicación y compromiso.

Arq. Rodrigo Pantoja Calderón, Profesor de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tec de Monterrey Campus Querétaro.
rpantojac@tec.mx
@evo_a_lab

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
En prisión, posible interviniente en feminicidio ocurrido en colonia Satélite