Monreal y la fractura que se avecina en Morena


Por Staff Códice Informativo el 01/09/2022
 Monreal y la fractura que se avecina en Morena

Foto: @RicardoMonrealA

Para Monreal, no hay mejor perfil para suceder a AMLO en la presidencia que él, y así se ha convencido a sí mismo y a […]

Para Monreal, no hay mejor perfil para suceder a AMLO en la presidencia que él, y así se ha convencido a sí mismo y a sus huestes, aunque en el imaginario morenista, y en el de la ciudadanía, se encuentre lejos de los punteros: Sheinbaum y Ebrard.

Lo cierto es que este miércoles, el zacatecano se apuntó una victoria importante al colocar a uno de los suyos, Alejandro, Armenta en la presidencia del Senado; lo cierto es que el logro poco le valdrá para ganarse espacio en la carrera presidencial y muchos ya vaticinan una salida hacia otra fuerza política para poder hacerse de la candidatura.

Y es que muchos ven en Monreal a un político que está poco comprometido con los valores de la Cuarta Transformación, y se le asocia con distintos personajes de derecha a los que él considera como amigos.

Los encontronazos con otros actores morenistas no han sido pocos, basta recordar los desencuentros con Cuitláhuac García luego de que fuera encarcelado José Manuel del Río Virgen, acusado de homicidio. O sus críticas veladas a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, luego del encarcelamiento de Sandra Cuevas, alcaldesa de la Cuauhtémoc.

Su más reciente desliz lo cometió al acudir a la presentación de un libro en contra del presidente López Obrador: “El Imperio de los Otros Datos. Tres años de falsedades y engaños desde Palacio”, acompañado de personajes que han sido acérrimos críticos del mandatario federal: como la senadora Kenia López Rabadán o el comunicador Joaquín López-Dóriga.

Esta narrativa se ha extendido a otros monrealistas que hace algunos ayeres se desvivían por defender las estrategias que se dictaban desde Palacio Nacional, como el caso de Gibrán Ramírez, un joven politólogo que tuvo un brillante comienzo en el ámbito público durante la era cuatroteísta, pero que su cercanía con Monreal poco a poco lo ha ido marginando de espacios y cargos dentro del partido.

En respuesta, Gibrán ha emprendido una campaña de descrédito hacia las políticas del gobierno federal y las decisiones del Andrés Manuel. En este último caso, con un tono cada vez más desafiante conforme avanzan los días rumbo a la sucesión presidencial.

El más reciente desaire a Monreal fue la ausencia de los presidenciables morenistas -con excepción de Ebrard- a la la novena reunión plenaria de los legisladores de Morena de la Cámara Alta. Ni Sheinbaum ni Adán Augusto se dio cita al encuentro.

Para nadie es un secreto que Monreal no será el ungido por Morena de cara al proceso electoral, la duda es si Monreal mantendrá, estoico, su militancia, o migrará a otra fuerza política (Movimiento Ciudadano, la posibilidad más fuerte) a fin de cumplir con sus aspiraciones. Y, si esta salida se convertirá en un factor que pudiera poner en riesgo la continuidad de Morena al frente de la presidencia de la República.

Y es que, sea cual sea el número de votos que represente Monreal para su partido, si podría ser la puerta para que la oposición llegue con más posibilidades a la contienda del 2024. La salida del poder de AMLO será determinante para el partido, prueba de ello es el desfonde que se dio en el PRD cuando las diferencias con los Chuchos obligó al tabasqueño a buscar nuevos horizontes. La fractura es previsible, ¿qué tan profunda?, ya lo sabremos.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
En prisión, presunto feminicida de Satélite, Querétaro