Sequía extrema: una amenaza más para la estabilidad económica de México


Por Staff Códice Informativo el 21/07/2022
 Sequía extrema: una amenaza más para la estabilidad económica de México

Foto: Archivo

De acuerdo con datos de la Unesco, tres de cada cuatro empleos dependen del agua

Con la llegada de julio, las preocupaciones sobre la disponibilidad del agua en el país no han ido más que en aumento, dado que las presas y acuíferos del país se encuentran muy por debajo de sus niveles óptimos, lo que se traduce en una seria amenaza a la viabilidad económica de distintas regiones.

El caso más representativo de esta crisis está en Nuevo León, pero poco a poco, debido a que las condiciones de sequía no mejoran, estas condiciones pronto se extenderán a otras entidades, Querétaro entre ellas, lo cual tendrá un impacto no solo en la calidad de vida de las personas, sino también en la supervivencia de sus fuentes de empleo.

De acuerdo con datos de la Unesco, tres de cada cuatro empleos dependen del agua: “La escasez de agua potable y los problemas de acceso a ella y al saneamiento pueden por lo tanto limitar el crecimiento económico y la creación de empleo”.

Los primeros síntomas de esta postura estarían en el llamado que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo a las cerveceras y refresqueras de Nuevo León para que paren su producción, a fin de que el agua que utilizan pueda ser empleada por la población; esto mientras pasa la parte más crítica de la sequía en esa región.

Sin embargo, de acuerdo con datos de la Conagua, las condiciones de sequía se extienden por el 70% del territorio nacional; no es de extrañarse que en días pasados la Conagua y Semarnat publicaron un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación mediante el cual se anuncia el inicio de la “emergencia por sequía severa, extrema o excepcional en cuencas para 2022 en México”. Este acuerdo permitirá, en caso de ser necesario, que las concesiones para el uso de agua se paren a fin de beneficiar a la población.

¿Cuántas empresas deberán parar operaciones y cuántos empleos se perderán en caso de que se presente una situación de esta naturaleza? El ejemplo más reciente de paros en la producción lo tenemos en la reciente pandemia, la cual provocó que varias empresas detuvieran sus operaciones y que redujeran los ingresos de sus empleados, en el mejor de los casos, y la recesión de la relación laboral, en el peor. Baste decir que un escenario así se sumaría a las condiciones económicas adversas que ha generado la inflación en la economía, tanto a nivel nacional como mundial.

Todo parece indicar que la situación que actualmente atraviesa el país es una oportunidad para replantearse las políticas sobre el uso, aprovechamiento y captación de agua que se da en las distintas ciudades de nuestro país. Hoy, más que nunca, parece inaplazable la necesidad de contar con infraestructura que permita la reutilización de agua residual, la captación de agua de lluvia, y una mejor normativa que permita garantizar un uso óptimo del agua potable tanto en la industria como en el sector agropecuario.

La emergencia de agua se vive hoy, y es esta misma emergencia la que hoy exige, sin posibilidad de prórroga, un cambio radical en la estrategia para el cuidado del agua: ciudadanía, empresas y gobierno deben trabajar mano a mano para lograrlo.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
Participa UAQ en taller con mineros de mercurio, en campus Camargo