México se da un respiro: PIB crece por encima de expectativas


Por Staff Códice Informativo el 31/10/2022
 México se da un respiro: PIB crece por encima de expectativas

Foto: Archivo

Números positivos dan mayor certeza a la hora de invertir y tomar riesgos, aspectos esenciales para evitar el temido escenario de la recesión.

Con los datos de la estimación oportuna del Producto Interno Bruto presentados por el Inegi este lunes 31 de octubre la economía mexicana puede darse un breve respiro de alivio, pues los números son más alentadores de lo que se esperaban.

Y es que el PIB, a tasa anual, presentó un crecimiento del 4.3% respecto al mismo periodo del año anterior, números superiores a lo que esperaban los analistas, que estimaban un 3.2% para septiembre.

La perspectiva sobre el futuro económico en el país y en el mundo está plagada de incertidumbre, y esto mismo es lo que ha frenado en México el que se pueda tener un mejor desempeño, al menos a números previos a la pandemia.

Así lo señala Gabriela Siller, directora de análisis económico de Grupo Financiero Base, quien a través de su cuenta de Twitter señaló: “El crecimiento del 3T, a pesar de ser bueno, no fue suficiente para que la economía de México termine de recuperarse de la crisis de la pandemia, pues al tercer trimestre el PIB se encuentra 0.48% por debajo del PIB del 2019”.

El desempeño de la economía mexicana estuvo apuntalado, de acuerdo con Siller, por un mayor porcentaje de exportaciones y de inversión extranjera directa, esto sin duda impulsado por el buen desempeño que tuvo la economía estadounidense en el mismo periodo.

La economía estadounidense se recuperó durante el tercer trimestre del año al crecer su PIB en 2.6% a tasa anualizada, de acuerdo con datos de la Oficina de Análisis Económico que publicó el 27 de octubre pasado.

Un factor de sumo interés para México es el comportamiento que tendrá la economía estadounidense en los próximos meses, pues enfrenta un escenario adverso debido a la inflación y la subida en las tasas de interés que ha implementado la FED a fin de combatirla mediante la desincentivación del consumo, pero esta misma situación ha puesto a ese país en la antesala de una recesión.

Distintos especialistas dan por sentado que la economía estadounidense entrará en recesión el siguiente año -aunque hay algunos que aseguraban que el país ya había entrado en recesión en julio, situación que la más reciente medición del PIB estadounidense descartaría-.

Si la tan temida recesión estadounidense llegara, los estragos estarían determinados por su duración, e intensidad y los efectos que tendría sobre la producción de bienes y empleos. Sobra decir que el país norteamericano, al ser el principal socio comercial de México, podría generar un efecto espejo en la economía local.

Es por ello que los números de septiembre son alentadores, y al menos se vislumbra un poco de luz al fondo del túnel. Números positivos dan mayor certeza a la hora de invertir y tomar riesgos, aspectos esenciales para evitar el temido escenario de la recesión.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
Ensain-UAQ realiza campaña de vacunación contra influenza estacional