| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Rectora pide reconocer presencia del crimen organizado en Querétaro

Teresa García Gasca, rectora de la UAQ, señaló que estos hechos han obligado a la universidad a aumentar su esquema de seguridad



Por: Carmen Galván
rectora uaq

Foto: Archivo

La ola de delincuencia que se ha vivido en los últimos días en el estado podría formar parte del crimen organizado, lo que preocupa y se debe de atender de manera integral, consideró Teresa García Gasca, rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Así lo indicó al ser cuestionada por los últimos homicidios que han ocurrido en la zona metropolitana de Querétaro a la par que T.

Mencionó que orillados por la delincuencia decidieron colocar los controles de acceso, que permitirán salvaguardar la integridad de la comunidad universitaria, además de que se espera que estén listos para fin de año.

Alarmante en todos los sentidos, porque muchos de estos casos de desapariciones, asesinatos, feminicidios, secuestros, en general están ligados, desde luego, al crimen organizado, la trata de personas y es altamente preocupante para Querétaro y el país”, enfatizó García Gasca.

Agregó que el negar que exista el crimen organizado en la entidad no va a solucionar el problema, por lo que las autoridades deben reconocer como una área de oportunidad y buscar una solución.

Por otro lado, mencionó que agosto de 2018 a la fecha se tiene registrado 35 casos de denuncias por violencia de género en la Unidad de Atención de Violencia de Género (UAVIG), sin embargo no especificó cuántos casos sí han procedido a por tratarse de temas de violencia de género.

Decía la abogada Monserrat, encargada de la UAVIG que llevamos 20 casos. El semestre pasado de agosto a diciembre cerrábamos con 15 casos, de estado 35 casos que llevaríamos en el histórico tendríamos que ver cuántos se han desechados por no corresponder por violencia de género que si algunos no son y cuántos ya se han resueltos al cien por ciento”, puntualizó.

Por último, dijo que la mayoría de los casos se han tratado de docentes y en menor medida de alumnos, por lo que los primeros son puestos a disposición del abogado general para rescindir de su contrato y en el caso de los estudiantes son llevados a la comisión de Honor y Justicia de Consejo Universitario.