×

Opinión



Secciones




Mordida de Arango: 2 juegos de castigo

Por Staff Códice Informativo - 06/04/2015

La Comisión Disciplinaria sanciona al venezolano de Xolos, tras la mordida sobre Jesús Zavala en el pasado juego entre Tijuana y Monterrey

 Mordida de Arango: 2 juegos de castigo

 

En el futbol no solo las mordidas son exclusivas del uruguayo Luis Suárez. En la Liga MX, los dientes del venezolano Juan Arango fueron protagonistas en la Jornada 12 del Clausura 2015.
Acción que le resultó al mediocampista de Xolos ser suspendido dos partidos por la mordida que realizó sobre Jesús Zavala en el pasado juego entre Tijuana y Monterrey, duelo que ganó el equipo regio 4-3.
La Comisión Disciplinaria informó de la sanción y además aclaró en un comunicado que el organismo “tendrá la facultad de conocer los casos graves en que los sujetos a este Reglamento estén involucrados, que tanto el Árbitro como el Comisario de un partido no hubieran advertido y que la Comisión tenga la certeza de que sucedieron antes, durante y/o después del encuentro, y que no correspondan a las decisiones disciplinarias que el Árbitro adopta en el desarrollo de los 90 minutos del partido en el Terreno de Juego”.
Cuando culminaba el partido, el mediocampista de los Xolos se acercó al defensa mexicano y lo mordió. Inmediatamente el elemento regio se tiró al suelo, se tocó el hombro izquierdo e incluso trató de enseñarle al árbitro César Ramos la agresión. Esta acción provocó un pequeño conato de bronca, que no pasó a mayores.
Un día después, Jesús Zavala, mediocampista de Monterrey, mostró en redes sociales la marca que le quedó después de recibir una mordida por parte del delantero de Xolos.
“Un poco marcada la mordida”, escribió el casaca “17” en su cuenta de Instagram junto a la fotografía con las huellas de la agresión de su rival.
Arango aseguró que realizó dicho acto por la frustración de la derrota de su equipo ante los Rayados en el Estadio Caliente
“Hice lo que no se debe hacer, después del partido le ofrecí disculpas; estaba frustrado, caliente y tomé esa actitud negativa”, dijo el delantero, uno de los ejes ofensivos del Tijuana, quien lleva seis goles en el torneo.
Al concluir el duelo en el que hizo un elegante gol de tiro libre que lo confirmaron como el mejor lanzador a balón parado de la liga, Arango le mordió el hombro izquierdo a Zavala, quien reclamó al árbitro sin resultados.
La imagen ha sido comentada por los medios y algunos han llegado a compararla con la mordida del uruguayo Luis Suárez al italiano Giorgio Chiellini en la Copa Mundial de Brasil 2014, que le costó al sudamericano ser expulsado del Mundial y una sanción por diez partidos.
Juan no podrá ver acción en la fecha 13 y 14 del Clausura, duelos ante el Querétaro y Chivas, respectivamente.
“Son cosas del partido, uno se calienta y si cruzas palabras con el contrincante por ahí se te pueden cruzar a veces los cables”, agregó.
Arango debutó en México en el año 2000 con la camiseta del Monterrey y luego pasó por el Pachuca y el Puebla antes de emigrar a Europa donde jugó en el Mallorca español y el Borusia alemán antes de involucrarse con el Tijuana el año pasado.
SORPRENDE EN XOLOS ACCIÓN DE SU JUGADOR
Ignacio Palou, director deportivo del Tijuana, reconoció que el mediocampista se equivocó.
“Es una conducta que nos sorprende a todos, por lo que ha sido Juan a lo largo de su carrera”, explicó Palou.
“Hablé con él cuando se terminó el partido y sabe perfectamente que reaccionó mal, fuera de sus cabales; tomaremos nuestras medidas necesarias, internas, dentro del club”.
El directivo no quiso opinar sobre el hecho que Zavala haya publicado en Instagram una foto de su hombro con la mordida del venezolano.
“No queremos entrar en polémicas, ya hablamos, eso queda en una plática interna dentro del propio club, hablamos con Juan; él refiere que perdió el control emocional, estamos hablando de un jugador que no es un novato, que el partido estaba muy caliente”, apuntó.
SE LE “CRUZARON LOS CABLES”. Sin dejar de considerarla como una actitud no ejemplar dentro de la Liga MX, el director general del organismo, Enrique Bonilla, manifestó que tal vez a Arango, jugador del Tijuana, se le cruzaron las ideas al lanzarle una mordida al volante del Monterrey, Jesús Zavala.
“Quiero pensar que fue un momento que se le cruzaron los cables, por decirlo de alguna forma, pero es un caso que la Disciplinaria sancionará de conformidad con la magnitud que consideren y que tienen y que, definitivamente, en la Liga no queremos que esto suceda”, expresó Bonilla.
“Seguimos partiendo del Fair Play (Juego Limpio), seguimos partiendo de buscar ser un ejemplo para la niñez y ese no es el tipo de ejemplos que queremos”.

 


Otras notas



De nuestra red editorial