¡Qué buenas tortas!


Por Staff Códice Informativo el 31/01/2013
 ¡Qué buenas tortas!

La cultura de «las garnachas» en Querétaro es sumamente popular y prolífica. Aceptémoslo, aunque sabemos que no es saludable, que hay riesgo de enfermarnos y que, por supuesto, engorda muchísimo, de vez en cuando nos encanta saciar un antojo en la calle con algún tipo de vitamina T.

Empezando por las famosas gorditas, pasando por los guajolotes, e incluyendo todos los tipos de tacos y quesadillas, llegamos a la comida chatarra que podría considerarse «una comida completa»: las tortas.

Las hay de todo: las clásicas sencillas de jamón, salchicha, pierna o milanesa. A todas se les puede agregar queso o algún otro ingrediente. Existen también las más elaboradas, a las cuales ya cada establecimiento las bautiza con su propio nombre: la cubana, la queretana, la española, la futbolera, etc. Éstas siempre llevan, al menos, tres ingredientes.

En este caso hicimos una pequeña encuesta entre un selecto grupo de garnacheros expertos. Para ellos, ir a degustar a algún changarro de este tipo cada viernes es parte de su religión. Éstas son sus recomendaciones:

Las del San Javier: seamos o no ex-alumnos, no conozco a nadie en Querétaro que no sepa lo buenas que son estas exclusivas tortas.

Roma Lonch: para los que trabajan en el centro, este local es ideal. En 5 de Mayo, una pequeña puerta que lleva al paraíso lonchero.

La Güera: dicen que estas tortas son «para niñas» porque son pequeñas y muy delgaditas. Puede ser, aunque por algo siempre tienen fila y todo se acaba antes de las 4. Además quedan de paso, al estar en la lateral de Bernardo Quintana, en la salida de Corregidora.

Y claro, las más tradicionales en Querétaro: Carrizal, las de frijol y Quality, cada quien tiene su favorita.

La que sea que escojas, acompáñala con una Coca-Cola de envase verde bien fría y quedarás completamente satisfecho.

¿Tú cuál recomiendas?

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia