×

Opinión



Secciones




Cristalazos aumentan en el centro histórico

Por Staff Códice Informativo - 04/04/2012

Vecinos de la calle Morelos aseguran que a la semana ocurren al menos 2 robos a vehículos

 Cristalazos aumentan en el centro histórico

Vecinos de la calle Morelos, en el centro histórico de la capital, demandaron mayor presencia policíaca en la zona, ya que aseguraron que los cristalazos y los robos a vehículos están a la orden del día.

Aseguraron que en promedio se registran al menos dos robos a la semana, principalmente por las noches; esto con la intención de sustraer objetos como estéreos, computadoras y aparatos de los coches estacionados.

No he visto que pasen patrullas, la calle siempre está llena y eso pero no me ha tocado ver lo de los carros. A un amigo le pasó hace poco y ya ha habido quejas, hay letreros en las casas de gente que pone que no hay seguridad, que no hay patrullas que pasen y revisen o estén al pendiente de la calle. Principalmente lo que pasa son los cristalazos”.

Explicaron que la situación se agravó hace medio año, cuando dejaron de circular camiones por la zona, dejando la calle a merced de los amantes de lo ajeno.

“Quitaron unos camiones que va a la universidad, se quedó la calle sola. A un vecino nada más en lo que se metió a dejar unas cosas a su casa, le robaron sus documentos. Hay muchos cristalazos y por las noches está muy solo”

Asimismo mencionaron que la policía ha hecho caso omiso a sus peticiones, al grado de que llegaron a poner letreros afuera de sus casas, advirtiendo a los ciudadanos que transitaban por una zona insegura.

“Esta muy mal la inseguridad, hasta había cartelones de que no había policías que vigilaran. En ocasiones los llamaba uno y no llegaban, me quedaba a ver si llegaban los de la patrulla y no llegaban. Pero sí a cada rato se llevan lo estéreos, rompen los vidrios”

Detallaron que el modus operandi de los ladrones es dar el cristalazo y huir en motos, esto en ocasiones a plena luz del día; por lo que pidieron la instalación de cámaras en el lugar.


Otras notas



De nuestra red editorial