×

Opinión



Secciones




Denuncias contra Guardia Municipal bajan 60 %

Por Staff Códice Informativo - 01/03/2012

De ocupar el primer lugar hace dos años, actualmente ocupa el tercero a nivel estatal, asegura Granados Torres

 Denuncias contra Guardia Municipal bajan 60 %

Luego de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) anunció hace unos días que la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de Querétaro ocupa el tercer lugar en número de denuncias por la presunta violación a los derechos humanos, el titular de esta dependencia, Juan Marcos Granados, aseguró que hace dos años la guardia ocupaba el primer lugar, y que desde esa fecha, el número de denuncias ha disminuido 60 por ciento.

“Cuando asumimos la Secretaría, hace dos años, el número de quejas de la guardia municipal era de 74 quejas, después bajo a 72 y ahora 54, lo cual implica que de manera paulatina ha habido una disminución en el número de quejas ante derechos humanos, aproximadamente del 60 por ciento”, señaló el titular de la SSPM.

El hecho de ser la tercera dependencia con mayor número de denuncias, dijo, no implica que en todos los casos el ciudadano tenga razón, ya que en el último año la CEDH no ha hecho ninguna recomendación a la guardia capitalina.

Las quejas contra la Guardia Municipal van en el sentido de incumplimiento de las funciones.

“El ciudadano considera que se le asigna una multa que no debía, de un hecho que no cometió, o que son responsables de lo que se les acusa”, expuso.

Asimismo manifestó que en ningún caso ha habido quejas por el uso de violencia en las detenciones, y que de darse el caso, la SSPM sancionaría a los responsables.

“Los policías están capacitados para utilizar sus herramientas, como pueden ser las macanas, el gas lacrimógeno; de tal surte que el policía que haga mal uso de sus instrumentos o viole los derechos humanos, sea sancionado”, refirió Granados Torres.

El titular de la SSPM indicó que en caso de que un ciudadano sienta que sus derechos están siendo violentados, puede identificar a los policías y denunciarlos.


Otras notas



De nuestra red editorial