Y gobernaron felices por siempre


Por Staff Códice Informativo el 22/10/2021
 Y gobernaron felices por siempre

Foto: Especial

De los creadores de “fosfo fosfo” llega la Cenicienta norteña

El que ya parece Disneylandia es el Palacio de Gobierno de Nuevo León. En un video que circula en redes sociales, se aprecia a Mariana Rodríguez, primera dama de la Sultana del Norte, ataviada como Cenicienta mientras su marido, el gobernador de Nuevo León Samuel García, hace comentarios jocosos e insinúa que debería irse vestida así a un evento oficial con la Cruz Roja.

El matrimonio García Rodríguez lleva tiene ya bastante tiempo llamando la atención con gestos extravagantes. Hace poco más de un año, Rodríguez se volvió tendencia nacional luego de presumir sus tenis “fosfo fosfo” en un video de campaña de su esposo.

Por su parte, Samuel García acaparó los reflectores cuando insinuó en vivo que él sabía lo que era “chingarle“, pues de chico su papá lo obligaba a ir como caddie a sus partidos de golf y que además entendía y solidarizaba con los millones de pobres mexicanos que sobrevivían con “suelditos de 50 mil pesos mensuales“, ignorando que de hecho este es un ingreso mensual muy generoso que ya quisiera tener el 90 por ciento de la población nacional.

Este tipo de gestos han causado división en la opinión pública. Mientras algunas personas los ven como monumentales desplantes de frivolidad, otros , más en sintonía con el público millenial, insinúan que detrás de estos desplantes, que analizados bajo una perspectiva política tradicional carecen de absoluto sentido, hay en realidad una inteligente campaña mediática para posicionar a García de cara a una elección presidencial.

Esto último podría no ir tan errado si comparamos a esta figuras con algunos actores de su generación que se han hecho de nichos en la política de grandes ligas. Un ejemplo es el presidente actual de El Salvador, Nayib Bukele, quien tiene la misma edad que García y recientemente acaparó los titulares debido a su particular estilo de comunicación, que incluye cosas como autodenominarse “el dictador más cool del mundo“.

Sea como sea, el hecho es que las barrabasadas de Samuel García y su esposa consiguen hacer que hablemos de ellos, de lo cual es gran ejemplo esta columna. La cuestión es ¿Queremos que gente así nos gobierne? ¿Qué nuestro país, el mismo donde a diario hay feminicidios, crímenes de odio y desapariciones, aparente ser un cuento de hadas?

Nuestra red editorial


Codicegrafía
«Mirar hacia el futuro para pensar de forma pertinente el presente», propone Verónica Gerber Bicecci
EnBici.life
Alexis Ayala: ¿Realidad o ficción?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia
Link a Sintesis Informativa