“Ni chachas, ni criadas”: las trabajadoras domésticas luchan por profesionalizar su labor


Por Staff Códice Informativo el 15/04/2021
 “Ni chachas, ni criadas”: las trabajadoras domésticas luchan por profesionalizar su labor

Foto: OEM

La exigencia es una: “valorar su trabajo”, pues las contratan para limpiar la casa y sus empleadores “las ponen a lavar, a hacer trabajo de jardinería, pasear a los perros y hasta a cuidar a los niños”

Hace un año fue creado en Querétaro el Sindicato de empleadas domésticas, empleados domésticos, anexos y conexos, y afines del estado de Querétaro, con el fin de contar con mejores beneficios para todas las personas trabajadoras del hogar que, en la entidad, ronda las 25 mil personas, de acuerdo con datos del mismo.

La exigencia es una: “valorar su trabajo”, pues afirman que cuando las contratan para limpiar la casa, sus empleadores “las ponen a lavar, a hacer trabajo de jardinería, pasear a los perros y hasta a cuidar a los niños”.

Y el malestar se entiende, pues el salario que perciben llega a ser de hasta 400 pesos al día (si bien les va), si no es que por todas esas labores apenas ganan 200 pesos diarios, los cuales, en algunas ocasiones, solo alcanzan para una comida al día y, a duras penas, el transporte para llegar a su trabajo.

Y si a eso se agrega que obtener seguro social (en palabras de ellas) les genera una afectación mayor más que un beneficio, pese al programa piloto para incorporar a las trabajadoras del hogar a la seguridad social, se justifica la necesidad de conformarse como sindicato para obtener mayores beneficios.

En Querétaro, hasta el año pasado, solo 288 trabajadoras del hogar fueron aseguradas, 250 en Querétaro y 38 en San Juan del Río, ni siquiera el 30 por ciento de las poco más de mil trabajadoras domésticas que hay en la delegación Santa Rosa Jáuregui.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia