La triste triste y en verdad triste historia del fiestero relegado o como hacer un escándalo aún más grande en tiempos de COVID


Por Staff Códice Informativo el 27/05/2020
 La triste triste y en verdad triste historia del fiestero relegado o como hacer un escándalo aún más grande en tiempos de COVID

Acusando de “tendenciosos, mal sanos y viperinos” a sus críticos, el presidente municipal de Pinal de Amoles, Isidro Garay Pacheco, dio “patadas de ahogado” para […]

Acusando de “tendenciosos, mal sanos y viperinos” a sus críticos, el presidente municipal de Pinal de Amoles, Isidro Garay Pacheco, dio “patadas de ahogado” para tratar de salvar su carrera política; esto tras confirmar la Secretaria de Salud, que el edil sí efectuó una celebración durante la contingencia sanitaria del COVID-19.

En un comunicado de prensa, con párrafos de 10 líneas, el edil acusa a la directora de Servicios de Salud del Estado, Martina Pérez Rendón de no actuar conforme al debido proceso, de difamarlo y de tratar de “culpar a alguien” con información obtenida en las redes sociales.

“No me espantan las declaraciones de la señora Martina, soy abogado y permítanme presumirle que Querétaro tuvo a uno de los mejores abogados fiscalistas”, señala el comunicado de Pinal de Amoles, dando el primer atisbo de arrogancia del edil.

Sin embargo, Garay Pacheco no se queda ahí y hace alusión a anécdotas de la infancia, en donde recalca que pese a ser “el mejor jugando”, “el mejor alumno” y “un excelente universitario”, desde los ocho años “padeció el rechazo” de sus compañeros y profesores.

A esa edad, el comunicado oficial del municipio, cita al alcalde, quien hace referencia a la participación que tuvo en un “concurso de canicas” en la delegación de Ahucatlán y, en donde, por ser “el mejor jugando”, sus compañeros lo eliminaron de la contienda.

También recuerda que, en el sexto grado, destacó como “el mejor alumno en aprovechamiento”, al obtener un primer lugar a nivel estatal, sin embargo, en un dramático giro de la vida su profesor optó por darle el reconocimiento de asistencia “a una compañera de aula que no tenía los méritos”, según se defendió el edil.

Según el comunicado, el edil también argumentó que pese a ser “un excelente universitario, a sus padres les decían que era un pésimo alumno y que se la pasaba borracho” y salvo su propio reconocimiento de ser un “excelente abogado fiscal”, solo tenemos pruebas de lo mismo que le señalaban a sus padres. Coincidencia, tal vez.

“Esto no es nuevo para mí, tengo momentos muy marcados en mi vida”, citan en el comunicado oficial en donde arremeten en contra de los panistas, a quien les advierte que, con sus acusaciones, “lo único que están provocando es que la ciudadanía deje de prestar importancia a lo verdaderamente importante (sic), como lo es protegernos unos a otros manteniendo la sana distancia y el reclutamiento en casa”.

“Solo están provocando el relajamiento de la ciudadanía para actuar de forma incorrecta ante la contingencia que se vive por el Corona Virus, induciéndolos de manera indirecta pero firme a romper las reglas de aislamiento, señalando que, si el presidente es un irresponsable, la ciudadanía no tiene por qué actuar responsablemente ante la pandemia”, agrega.

¿Cómo argumenta el edil que se induce a la ciudadanía a romper las reglas de aislamiento, cuando una autoridad sanitaria ya ha acreditado su participación en una celebración, durante la cuarentena y pese a acercarse el estado a los 800 contagios acumulados y registrar más de 90 defunciones?

¿No sería más aleccionador que el alcalde aceptará su mal comportamiento y acatara las sanciones establecidas para demostrar que nadie está por encima de la ley y que lo más importante en estos momentos es mantener las indicaciones de salubridad? pero al parecer un abogado fiscal altamente capaz prefiere arremeter contra todo aquel que lo señale y lagrimear un poco sobre una terrible infancia llena de concursos de canicas no ganados.

La contingencia sanitaria puede sacar lo mejor y lo peor de la humanidad y Garay Pacheco demostró con arrogancia, el desinterés que tiene por la vida de sus habitantes de Pinal de Amoles y cómo los reconocimientos ganados, pero no dados a los niños dejan cicatrices emocionales en muy capacitados abogados fiscales.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Educación a distancia, un reto para los profesores durante la pandemia
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro