La guerra de los cines, una comedia en tres actos


Por Staff Códice Informativo el 09/09/2020
 La guerra de los cines, una comedia en tres actos

Foto: Especial

Primer acto: En un intento por conciliar los ánimos entre la Secretaría de Salud de Querétaro y los dueños de salas de cine, la Secretaría […]

Primer acto: En un intento por conciliar los ánimos entre la Secretaría de Salud de Querétaro y los dueños de salas de cine, la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), organiza una conferencia virtual. En dicha conferencia, funcionarios de la Secretaría de Salud (Seseq) tratan infructuosamente de convencer a los empresarios sobre la necesidad de cerrar sus establecimientos por cuestiones epidemiológicas. La tensión sube y eventualmente, un funcionario de Seseq hace un comentario ambiguo que algunos interpretan como la aceptación tácita de que el gobierno estatal ocultó el número de camas COVID-19 disponibles para evitar que se trasladaran a Querétaro pacientes de otras entidades. Unas horas después, el video se viraliza y se convierte en un escándalo de proporciones nacionales. Según las malas lenguas, dicha filtración corrió por cuenta de empresarios cinematográficos ¿La razón? Darle un escarmiento a la Secretaría de Salud de Querétaro por su negativa a aceptar la reapertura de cines.

Segundo acto: Durante una rueda de prensa, alguien le pregunta a una funcionaria de salud si hay alguna instrucción para la reapertura de cines en el estado. La doctora, fastidiada con el tema, ve en esta pregunta arrojada por algún reportero o reportera inocente, una oportunidad dorada para ejecutar un brevísimo ejercicio de venganza política. Con una finura digna de un dogo veneciano, responde que no es la Seseq, sino la Sedesu la que lleva la batuta en ese asunto. Así, “arrojando la bolita”, como canta la expresión popular, la Secretaría de Salud queda “tablas” con Sedesu y los empresarios cinematográficos.

Tercer acto (La venganza del cine): Cuando parecía que la guerra de los cines había quedado en el pasado, la Seseq experimenta un revés. En medio de lo que podría considerarse uno de los peores momentos para Querétaro en la pandemia de COVID-19, llega la instrucción de reabrir los cines. Lo que tanto buscó evitar sector salud se convierte en una realidad obscena; los cines se abrirán para que no pase lo que ocurrió en Guanajuato, donde una gran cantidad de salas tuvieron que cerrar para siempre. La cosa es que solo dos días atrás, el estado estuvo a punto de conseguir una cifra histórica en la acumulación diaria de casos nuevos de COVID-19. No son pocas las voces de alarma que sugieren incluso que esta medida podría catapultar a Querétaro de vuelta al “semáforo rojo”, algo que las cámaras empresariales han buscado evitar a toda costa.

¿Quién ganará en esta batalla? ¿El dinero o la salud? De momento es imposible saberlo, aunque está más que confirmado el potencial contaminante de las salas cinematográficas. No hay que olvidar, por ejemplo, que hasta Andrea Legarreta dice que se contagió en un cine.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro