Empresa mexicana colabora en la fabricación de un autobús autónomo eléctrico


Por Staff Códice el 08/01/2020
 Empresa mexicana colabora en la fabricación de un autobús autónomo eléctrico

Foto: Especial

Este vehículo lanzadera eléctrico y de conducción autónoma está ya presente en lugares como Los Ángeles, Chicago, Las Vegas y National Harbor, en Estados Unidos, y llegó a Europa

México, 8 ene. (EFE).- La empresa de ingeniería Sandvik Coromant México colaboró en la estrategia de fabricación del autobús lanzadera eléctrico Olli, un vehículo autónomo producido en Estados Unidos mediante impresión 3D, informó la firma en un boletín.

Este autobús, una innovación a cargo de la compañía estadounidense Local Motors, se produce mediante el ensamblaje, por parte “de un pequeño equipo de trabajadores”, de piezas fabricadas en impresoras de tres dimensiones.

Para optimizar ese proceso de ensamblaje, los ingenieros de producción avanzada de Local Motors contactaron con profesionales de Sandvik Coromant.

Los expertos de la empresa mexicana supieron atender la petición del fabricante estadounidense y lograron mejorar el “mecanizado de algunas características problemáticas en el chasis” del vehículo, precisa el boletín.

Ese singular proceso de producción ayudó a que el autobús lanzadera pueda adaptarse a las necesidades específicas de cada cliente, además de reducir el tiempo de fabricación “en un 95 %, por lo que cada unidad está lista en unas semanas.

“Si un coche o un camión convencional necesita años de desarrollo y como mínimo un mes de producción, Local Motors puede entregar un vehículo personalizado en cuestión de semanas”, explicó el director de investigación y desarrollo de Local Motors, Billy Hughes.

“Es una cuestión de escala”, desarrolló el ingeniero, haciendo referencia tanto al proceso mecanizado como a las “microfábricas” en las que se ensambla Olli.

La firma estadounidense produce este vehículo autónomo en naves construidas en edificios en desuso, una manera “de revitalizar la comunidad”, argumenta la compañía.

“Es muy emocionante ver que estamos construyendo los empleos, las fábricas y, sobre todo, los vehículos del futuro y poder hacer este viaje en compañía de grandes empresas como Sandvik Coromant”, reflexionó Hughes.

Este vehículo lanzadera eléctrico y de conducción autónoma está ya presente en lugares como Los Ángeles, Chicago, Las Vegas y National Harbor, en Estados Unidos, y llegó a Europa al instalarse en una escuela de negocios de Berlín (Alemania).