Vuelve el recuerdo del señor de las ligas


Por Héctor Parra el 18/08/2020
 Vuelve el recuerdo del señor de las ligas

En la conferencia mañanera, el Presidente refirió a la vacuna que se produce en Rusia, asegurando que él sería el primero en dejarse vacunar ¿Cómo? […]

En la conferencia mañanera, el Presidente refirió a la vacuna que se produce en Rusia, asegurando que él sería el primero en dejarse vacunar ¿Cómo? ¿Acaso ha cambiado de opinión? ¿No esperará la vacuna que presumió el fin de semana? Así de contradictorio es López Obrador. Además, pidió no politizar el problema del coronavirus. Total, según el criterio presidencial, solo debe politizarse lo que es de su interés mediático y, aquello que no lo es, que no le interesa políticamente al Presidente, el pueblo debe hacer mutis y “tragar” saliva sin hacer ruido.

Andrés López mediatiza todo aquello que lastima, debilita a la oposición, siendo la mayoría de las veces dichos sin sustento, vamos, mentiras; y para ello utiliza todo el poder de la Presidencia de la República, como suele hacerlo en las conferencias; esta mañana, su perorata duró 2 horas sin provecho alguno para los mexicanos, todo para su beneficio y flojera para trabajar por México; 432 conferencias en sus 626 días de gobierno, mucho tiempo sin hacer absolutamente nada, solo hablar y hablar. Por supuesto, en la mañanera de hoy, no pudo faltar el candente tema de Lozoya, esta vez con el “trailer” de un video en el que aparece la entrega de millones de pesos en alguna oficina del Senado de la República; no se sabe quién entrega, solo quién recibe, tampoco se dice la razón de la entrega del dinero. Ese tema sí es del interés de Andrés Manuel, mediatizar la justicia penal, promueve la nulidad de las pruebas cuando sean aportadas en el juicio penal, tal vez ese sea su interés, dado que no ha confesado López, a qué acuerdos oscuros ha llegado con Lozoya, para permitirle no pisar la cárcel y desde la comodidad de su casa envíe al reclusorio su firma electrónica. Por cierto, derecho que en su momento deberán otorgar a miles de procesados, en este caso la ley no tiene excepciones; pero, López y su pandilla están haciendo demasiadas excepciones en el caso Lozoya, partiendo desde el mismo Fiscal General, quien también da conferencias de prensa al respecto. La justicia penal en el patíbulo presidencial de la política.

El video que circula en redes sociales no tiene paternidad. El Fiscal Gertz Manero, dijo desde la semana pasada que seguramente familiares de Lozoya, son quienes “cuelan” la información, que la Fiscalía no lo hacía ni daba información del asunto al Presidente. El “tráiler” de Lozoya (en las redes sociales), aparece con el nombre de uno de los hermanos del imputado. Pero, resulta que el hermano negó ser el autor de la difusión del video ¿Entonces quién tiene esa información y lucra con ella políticamente? ¿A quién le conviene el desprestigio político de la oposición? En el caso fue en contra de panistas. Aquellos que conocen de Derecho, saben que esas “pruebas” (cintas) no tendrán valor probatorio alguno en el juicio, fácilmente serán anuladas. Quien difundió el video bien sabe, por eso lo aprovecha para ahondar en la politización que, curiosamente no desea López en el asunto del coronavirus. Este asunto, el de la pandemia, que lleva 526 mil infectados (sin contar los que no han sido detectados) y 57,023 muertos por la fallida política del gobierno federal; ese tema no debe ser politizado, dijo el irresponsable de López. Vaya criterio soez de Andrés Manuel López Obrador, quien funge (¿O finge?) como Presidente de la República.

Los “golpes” políticos con la mediatización del asunto Lozoya, van directos a la oposición, hay que doblegarla para que pierda en las próximas elecciones del 2021; ese es el propósito de Andrés Manuel y, por lo pronto, bien que lo logra ante los incautos, aunque cada vez son menos los mexicanos que dejan de creer en sus mentiras. Apresura el paso López para el desprestigio político, el Consejo General del INE, acordó este lunes que el próximo 7 de septiembre, oficialmente se abrirá el proceso electoral 2020-2021. En junio próximo podrán acudir aproximadamente 95 millones de mexicanos a las urnas; renovarán los 500 diputados federales. Ahí es en donde teme perder López Obrador y su pandilla, por esa razón abusa y politiza todo lo que puede, no cesa en acusar de corruptos a sus antecesores, aunque no denuncie penalmente a nadie; también habrá elecciones para renovar otros miles de cargos públicos.

La entrega del dinero que apareció en el video en este día, supuestas pruebas de corrupción de la oposición, trajo a mi mente la misma escena (por medio de un video) en la que, entonces el Secretario Particular de López Obrador (a un lado de la oficina de Andrés Manuel), siendo Jefe de Gobierno en el DF, aquel recibía un maletín lleno de dinero, que entregaba personalmente el contratista de obra pública (después, perseguido y procesado, al igual que Dolores Padierna, entonces mantenía una relación con Ahumada); aquella vez el profesor se embolsó hasta las ligas, guardándolas en el bolsillo de su saco, por eso el mote del “señor de las ligas”. Ese Secretario, quien recibía dinero a cambio de favores (¿Esos actos de corrupción cómo los llamará López?) responde al nombre de René Bejarano Martínez, esposo de la diputada federal Dolores Padierna Luna; entonces perredistas, hoy orgullosos Morenistas, que combaten la corrupción, emulan a su mentor.

Cómo olvidar al tesorero (por medio de otro video) del mismo López Obrador, apostando dinero público en las Vegas, Gustavo Ponce Meléndez. El inculpador video de hoy, también me hizo recordar las violaciones a las sentencias de juicios de amparo (cometió delito), cuando López Obrador, no respetó la Ley de Amparo ¡El delito quedó impune! No se le juzgó, se le perdonó a pesar de ser un claro delincuente. Todas sus pillerías parece haberlas olvidado el Presidente López Obrador.

¿Por qué entonces pide guardar silencio, no politizar unos casos y, otros hacerlos del dominio público, aunque se violente la ley? ¿Será porque no está preparado ni capacitado para gobernar? Al menos eso fue lo que dijo cuando calumnió al gobierno de Felipe Calderón calificándolo como “Narco-Estado”. Al día siguiente de su desatino verborréico, López Obrador argumentó que él no preparaba sus discursos y solo decía lo que en el momento se le ocurría ¡Eso se llama ignorancia y mala fe!

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro