Vender comienza por creérselo uno mismo


Por Expertos TEC el 01/04/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Vender comienza por creérselo uno mismo

Foto: Especial

Durante los últimos años de investigación, he observado que lo primero que una persona tiene que hacer es amarse a uno mismo, entender que “tú eres tan merecedor como otra persona de conseguirlo”.

Por el doctor Agustín Rosa, asesor académico de la Licenciatura en Mercadotecnia. Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.

En los últimos 15 años trabajando con emprendedores y empresarios a nivel internacional, me he encontrado con personas que tienen ideas con gran potencial, aún así su proyecto no despega o no consiguen los resultados deseados. Incluso entrando a programas de incubación o de aceleración, tardan en alcanzar las metas deseadas. Y aunque en algunas ocasiones podría darse como consecuencia de una falta de validación de un producto mínimo viable o un mal diseño de la estrategia de marketing y de ventas, en la mayoría de los casos el motivo principal es la falta de confianza personal en el proyecto que están liderando o en ellos mismos.

Si una persona comienza a indagar en el mundo del crecimiento personal en busca de una solución para aumentar su autoestima y tener mayor confianza personal, encontrará que muchos autores hablan de la importancia de creer en uno mismo y que se puede conseguir cualquier meta que uno se proponga. Aunque la teoría parece muy sencilla, en la práctica no siempre es así.

Un ejercicio que aprendí hace años, consiste en decir afirmaciones positivas sobre uno mismo, en voz alta, por ejemplo “Lo voy a conseguir” o “Sé que puedo y sé que lo conseguiré”.

Durante los últimos años de investigación, he observado que lo primero que una persona tiene que hacer es amarse a uno mismo, entender que “tú eres tan merecedor como otra persona de conseguirlo”. Lo segundo que descubrí es la importancia de ser agradecido, y es que hay personas que no saben qué decir cuando un cliente les alaga su trabajo y la solución es muy sencilla: decir “muchísimas gracias”. Lo tercero hace referencia a la conversación que se tiene en la mente con uno mismo, mientras aparezcan frases como “Tú no vales para eso”, “Seguro que te vas a equivocar” o “Yo no soy lo suficientemente bueno para hacerlo” difícilmente aumentará la confianza personal.

Y, por último, dedicar tiempo para hacer algo que me cause nervios y me ayude a salir de la zona de confort.

 

 

 

Ver todas las columnas de Expertos TEC

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia