| | www.codiceinformativo.com

MENU
Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»También en San Juan hace aire

Se trata de cuatro personajes, hasta ayer priistas categoría VIP – todos exdirigentes, excandidatos en algún momento, exservidores públicos – que dejan, irreversiblemente, a este instituto político queretano



Por: Andrés González

-La Segunda Ola

En la recta final del proceso electoral local y caminando sobre campo minado, es que se da en Querétaro la segunda ola interna, política, del retiro de un grupo VIP de su partido, el PRI, pero a la par aguardando un activismo interno preocupante de más de cien militantes que podrían ser influenciados por esta decisión.

Este grupo no sale suelto, sino que hoy miércoles, en un acto meramente protocolario, les dará la bienvenida un “morenista mayor”. Se trata de Ricardo Monreal coordinador de la segunda circunscripción electoral de la campaña de AMLO y quien a media mañana, les dará la “bienvenida” a un proyecto que sigue trepado en lo más alto de las encuestas nacionales. En las locales, todas las propuestas de MORENA siguen siendo una incógnita.

Se trata de cuatro personajes, hasta ayer priistas categoría VIP – todos exdirigentes, excandidatos en algún momento, exservidores públicos – que dejan, irreversiblemente, a este instituto político queretano. Ellos son Marcelo Lara Sánchez, otrora coordinador de regidores priistas en el actual Ayuntamiento de San Juan del Río, aspirante reciente además a la presidencia municipal de esa localidad y por el partido, obvio, al que perteneciera; el Lic. Erick Gudiño Torres, candidato que fuera alguna vez por el quinto distrito electoral local – el anterior -, fue también operador político de José Calzada Rovirosa, así como titular del IMPLAN – Instituto Municipal de Planeación –, director de gobierno y hasta Subsecretario de Gobierno. Deja también este partido, el PRI, Juan Carlos Espinosa Larracoechea, trepado en fechas muy recientes en cargos de la dirigencia estatal, pero igualmente Oficial Mayor en el Congreso local; de la misma manera deja este partido el C.P. Carlos Rentería, candidato que fuera a una diputación federal y muy recientemente nombrado desde el CEN del PRI, representante de este partido ante el IEEQ, con un público y conocido jaloneo que muy poco tuvo de institucional, por parte de la cúpula priista.

Señalaron que “a muchos de nosotros, no solamente nos cerraron las puertas, sino que se anticipa que van a seguir cerradas. Ha sido secuestrado y patrimonializado por un solo personaje, por José Calzada que tiene el cobijo y la complicidad del CEN de ese partido” en abierta inclusión y referencia al anterior líder, Enrique Ochoa Reza, pero igualmente en alusión a don René Juárez, el actual dirigente, enterado oportunamente de la problemática local pero teniendo como “perla” de complicidad local, a don Carlos Lozano, actual delegado del CEN de este partido en Querétaro a quién le fueron a tocar, como último intento, las puertas. Los bateó.

Y se van.

Hoy, en el afamado “Portal de Dolores” de la vecina San Juan del Río, tendrán su ungimiento.

Y de allá mismo, de San Juan del Río – a punto de cerrar campaña – hacen su evaluación postrera dos candidatos priistas cortados con diferente tijera.

Juan Carlos Piña, candidato priista al X Distrito Electoral local, que viene exhibiendo maneras novedosas de hacer campaña, de contacto y compromiso personal con la ciudadanía y quién, con una extraordinaria facilidad de palabra, contestó con precisión y oficio, todo cuanto se le preguntó, particularmente las preguntas de “bote pronto”.

“Yo sé a lo que voy al Congreso y mi compromiso de servicio con la ciudadanía es indeclinable”. Y mire usted ha hecho de su lema “Me pongo en tus zapatos” no solo un pasajero decir, sino que “significa un parteaguas en mi vida política, porque realmente me siento comprometido en esta campaña. Y voy a cumplir” dijo.

Es uno de los candidatos que va a ganar, claro si el ciudadano de ese distrito así lo decide. Por las muestras que ha recibido de todos ellos, se presume que así será.

El otro proyecto, el de Toño Macías, candidato de este partido a una posición legislativa federal, no termina por prender en ese municipio. A las preguntas de este columnista, no supo ocultar su molestia y, en una expresión involuntaria de soberbia, optó por un recuento de “logros pasados” y batear el “discreto trabajo” – que fue la expresión que en pregunta no le pareció – que tuviera como diputado local. “Es preciso – dijo textual y presuntuosamente hacia su persona – exigir representantes con amplia expresión de servicio, con la preparación y la experiencia de vida, pero con los resultados que sustenten ese trabajo”.

Vaya.

La mañana – la conferencia pues – se la robó Juan Carlos. El otro candidato, don Antonio Macías, no sabe ocultar su natural tendencia a la soberbia, por más que diga lo contrario. De esto, el ciudadano, el votante, ya está harto.

Que será de usted, “Señor Macías” cuando llegue – si llega – a la Diputación Federal. O mejor dicho, de los pocos ciudadanos que voten por usted. Decepción, abandono.

Piénselo – respetuosamente se lo digo – “Señor Candidato”.