“Señor Presidente. Deje ya de dividir a México”: Mary Alemán


Por Andrés González el 03/09/2020
 “Señor Presidente. Deje ya de dividir a México”: Mary Alemán

Al segundo año del presidente Andrés Manuel López Obrador – además de la pandemia y la crisis de esta derivada – los problemas en el […]

Al segundo año del presidente Andrés Manuel López Obrador – además de la pandemia y la crisis de esta derivada – los problemas en el país se multiplican. Ni que.

Y un gobierno se hace oyendo a todos. Y se rectifica cuando hay equivocaciones. Este ejercicio es esencia y parte importante de las democracias.

Solo las dictaduras van en solitario, así se hayan cubierto las fórmulas jurídicas para otorgarle todas las facultades al Mandatario para gobernar.

El legislativo es el resumidero de las voces del pueblo, a través de los diferentes partidos.

Ojalá que este 1 de septiembre, el Señor Presidente se haya dado tiempo para escuchar – y no solo para oír – las intervenciones de todos los legisladores, de los que hablaron a nombre no de su persona, sino de su partido.

De las intervenciones – y fueron más de diez – hubo buenas, regulares y excelentes. Ninguna me pareció mala.

Entre las buenas, fue la del diputado Mario Delgado Carrillo, coordinador del grupo parlamentario de MORENA, porque nos permitió asomarnos a lo que viene, por la sencilla razón de que si bien existe democracia en ese poder, ellos, los de MORENA, son mayoría.

Ya ven lo que pasó con la nueva Mesa Directiva, porque fue este partido el que destrabó el nudo gordiano que ahí se formó y que, gracias a eso pudo acceder la diputada priista Dulce María Sauri Riancho a la presidencia. Y en esta – por si se dudaba del revanchismo político – la nueva mesa directiva formada por once diputados y diputadas, no entró ni uno solo del PT. Ya se volverán a ver las caras para las alianzas del proceso del 2021. Si hay.

Excelente discurso fue el de la diputada queretana María Alemán Muñoz Castillo a quién no le tembló la voz – todo lo dijo resuelta – pero tampoco el pulso, porque casi nada leyó. Llevaba si algún apunte, pero las ideas y conceptos que ahí hiló, fueron claros, valientes, como disparos de precisión.

Y es que las luchas – antes de subir a tribuna – se dan al interior de los partidos políticos. Mary contó siempre con el respaldo y el cobijo de Alejandro Moreno Cárdenas –“Alito” – para exponer la idea central, a contrapelo de algunas voces que no dejaron de hacer presión. La intervención la querían complaciente. Y no fue así.

Y es que la diputada priista nunca rompió la decencia ni le faltó el respeto al señor Presidente, pero si le dijo muy claro lo que muchos priistas del país le hubieran querido decir.

“Abra los ojos señor presidente, frente a la violencia que existe en el país contra las mujeres… Le exigimos que haga realidad el cambio por el que votaron los mexicanos en el 2018”.

Al señalamiento, la queretana ni se inmutó.

Y cuando más directa hacía su intervención – como si ahí mismo estuviera el señor presidente – más abría sus ojos y levantaba los reclamos de los “ultra” morenistas, incrustados ahí. Y muchos, más “cuatro teístas” que el propio presidente.

“Cada día 10 mujeres salen vivas de su casa y no vuelven”.

Y monta, en unas cuantas pero directas palabras, una vigorosa defensa de la mujer. “No basta la paridad política…sino que es necesario que su gobierne comience a pagar la deuda que tiene con la mujer”.

De su seguridad, de la que resiente el país, “arreglemos primero la economía para recuperar la paz”.

Su vestir era blanco pero sus palabras parecían de fuego por los duros señalamientos. Por eso los gritos en su contra.

Pero su intervención no solo fue de reclamo, sino también de propuesta.

Y es que cuando más se encendían sus señalamientos, Mary Alemán muestra un blanco lienzo en donde se pudo leer: “Unidos, estaremos mejor”. Y más por esta pandemia. Y más en una democracia como la que decimos tener.

“Aún estamos a tiempo de corregir el rumbo” señalaba, como si frente a ella estuviera Andrés Manuel. “Le está usted fallando a México”.

Y le demandó ir si, contra los corruptos del pasado pero también con los del presente. Y esos también lo tiene bien ubicados Andrés Manuel. De que lo haga, quién sabe.

“Para repartir, hay que producir…porque repartir sin producir, lo único que genera es pobreza” en un claro señalamiento a las políticas asistencialistas de este gobierno. “Aún estamos a tiempo para corregir”, se lo volvía a repartir.

Y habló por los jóvenes – ella misma es una de estos – de la clase media, “ a la que también nos ha fallado”.

Y al presidente le tocó, directo – como no – la principal bandera que enarbola.

“Para combatir la corrupción se requiere de instituciones fuertes, con funcionarios públicos capaces. Se necesitan instituciones autónomas, que no estén subordinadas a ningún Poder, ni al poder de las empresas y menos al Poder del Presidente…lo mínimo que espera la gente que confió en usted, es que por lo menos investigue de verdad y seriamente, todas las acciones de corrupción. Empezando por Lozoya sí, pero también a Bartlett, a Yeidckol y a otros miembros de su gobierno”.

En el amplio salón, pararon los gritos, los silbidos.

“…mientras no haya consecuencias, los corruptos del pasado seguirán disfrutando de sus fortunas y los corruptos del presente, seguirán desfalcando al pueblo”.

Nadie silbó. Está cañón escupir para arriba, cuando la palabra corrupción se vuelve bandera de un gobierno.

Señaló, con toda claridad, las coincidencias, pero no se quedó con nada para decirle los muchos errores de este gobierno.

Y le refriega al presidente estas palabras, que sintetizaron lo que había mostrado en el blanco lienzo que mostró:

“Deje usted de dividir a México”.

Esta, sin duda, es una de las mejores piezas oratorias que se le hayan oído a la diputada queretana.

Y dada en la más alta tribuna del país.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro