Sembrando Vida, megafraude tolerado por AMLO


Por Héctor Parra el 01/11/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Sembrando Vida, megafraude tolerado por AMLO

Diputados federales y organizaciones campesinas, reconocen las irregularidades del “Programa social Sembrando Vida”, lo cual ha permitido durante 3 años la corrupción abierta y cínica. […]

Diputados federales y organizaciones campesinas, reconocen las irregularidades del “Programa social Sembrando
Vida”, lo cual ha permitido durante 3 años la corrupción abierta y cínica. Por lo pronto, denunciaron en uno de los “parlamentos abiertos” que a cada uno de los 426 mil beneficiarios del programa les quitan 500 pesos, ello les ha permitido tener un “guardadito de 4 mil 200 millones de pesos”. Esos guardaditos a los que AMLO les llama “ahorros”, para poder disponer de ese dinero a su antojo

Los diputados morenistas siempre se justifican con ridiculeces tales como, que no hay denuncias y no se puede proceder o que, sí hay algunas personas que trabajan en el programa que tienen prácticas del pasado ¿Qué beneficiario de 5 mil pesos mensuales va a presentar denuncia? Nadie, de inmediato los eliminan del programa “social”.

Así las cosas, integrantes de organizaciones campesinas, por medio de Mariana González Torres, representante del Consejo Mexicano de Desarrollo Rural Sustentable demandaron a los diputados federales que revisen el programa Sembrando Vida y el “guardadito” que han generado con la retención de una parte de los apoyos que reciben los beneficiarios; “quitarles 500 pesos al mes para destinarlos a una cuenta de la que no tenemos noticia de por qué, o para qué es, es una violación a la ley”.

La Unión General de Obreros y Campesinos de México (UGOCEM) por medio de la secretaria de gestión social, entre otras cosas expresó en el parlamento abierto: “pedirles diputados que revisen ese fondo”; también dijo que a las mujeres rurales y por su condición femenina las coloca como el sector más desfavorecido de las políticas sociales, pues al no poseer la propiedad de la tierra ni siquiera tienen acceso a programas como el de Sembrando Vida; Las mujeres rurales no somos mascotas, somos seres humanos como todos y estamos perdidas en el anexo 11 para el desarrollo rural y en el anexo 13 para la igualdad entre hombres y mujeres”. Seguramente nada pasará, sin embargo, dejaron “huella de la corrupción que existe en el programa de Sembrando Vida, donde predomina la corrupción.

Diputados federales de oposición reconocieron la existencia de la opacidad en la operación del programa Sembrando Vida y su carácter eminentemente clientelar (como todos los de la 4T) son motivos suficientes para someterlo a revisión. Sin más que simples manifestaciones, la mayoría de diputados morenistas reconocieron que se deben “analizar sus posibles fallas para corregirlas”. Todos reconocen las corruptelas llamadas “debilidades” que tiene el programa social, por la carencia de reglas de operación, la profunda opacidad y el manejo discrecional de los miles de millones de pesos; también reconocen la existencia del castigo que reciben los campesinos beneficiarios si se atreven a denunciar los descuentos; el programa opera en 20 Estados, con un padrón de más de 426 mil beneficiarios ¡Vaya negocio de AMLO!

Ignacio Mier Velazco, cínico coordinador de la bancada morenista, reconoció que, aunque por ahora solo hay “interpretaciones de los medios de comunicación” (una réplica más de AMLO) la gente está satisfecha con ellos, pero sí se revisará el programa. Según él, hasta el momento en los indicadores y revisiones hay la satisfacción que tienen “los mexicanos” con relación a los programas sociales, anda por arriba del 8.5, para luego agregar que, sin embargo, esa diferencia que es menor, es marginal (4 mil 200 millones ¿es marginal?), la tenemos que revisar”.

Habría que reconocer a Inés Parra Juárez, diputada morenista, por hacer denuncias por casos de clientelismo, corrupción y nepotismo de funcionarios de la Secretaría del Bienestar; también reconoció que no ha recibido denuncias, sin embargo, sí deben investigarse; también comentó ha presentado quejas por la operación del programa de pensiones para adultos mayores y en general del uso clientelar de apoyos sociales. Aseguró: “Voy a investigar porque tenemos que corregir si hay irregularidades, pero se requieren denuncias para que haya un efecto jurídico y en su caso solicitar una auditoría que revise la operación integral de ese programa”. Luego vendría la “lavada de manos” de la diputada morenista: “lo cierto es que si hay servidores de la nación que cometen irregularidades, así lo he denunciado en la operación de otros programas sociales; creo que se han infiltrado servidores de la nación que traen prácticas del viejo régimen y sin supervisión si cometen irregularidades” ¡Por favor! Vaya cinismo de la diputada.

La debilitada oposición, por voz de la diputada del PRI Carolina Viggiano, les recordó que su partido había identificada fallas en el programa, por lo cual solicitaron información a la Auditoría Superior, pero que no han recibido respuesta. Ni la recibirán. Agregó la legisladora: “la vez pasada yo también lo señalé, que no encontrábamos ese recurso y que, efectivamente parecía un guardadito que no era transparente, que era opaco. A la fecha tampoco hemos recibido respuesta”; “los beneficiarios dicen que se les quita una cantidad y que están inconformes, que no les han respondido, no nos han contestado”. Total, que las raterías a la vista de todos y las autoridades responsables simplemente callan o echan culpas al pasado; todos coinciden en los 4 mil 200 millones que les han quitado a los campesinos, dado que firman por 5 mil pesos mensuales y se quedan con 500 pesos las autoridades ¿Responsables del mega delito? No los hay.

El diputado Alejandro Moreno Cárdenas, comentó que ya no sorprende encontrar anomalías en Sembrando Vida, que: “ha quedado claro que el programa Sembrando Vida ha sido un fracaso más de este gobierno que no hay crecimiento, desarrollo, apertura y transparencia”; luego planteó que se debe vigilar y obligar para que ese y todos los programas sociales cumplan con las reglas de operación a las que por ley deben someterse ¿Cuáles reglas? Todo es discrecional. Los mismos diputados tienen la potestad de crear una ley a la cual deban regir sus acciones, pero no, solo queda en quejas y no pasa nada. El dirigente del PRI alegó que: “Sembrando Vida es un programa clientelar 100 por ciento, por eso está radicado en la Secretaría del Bienestar y no en la Semarnat o en la Conafor o en la Conanp”.

El legislador Gabriel Quadri, comentó: “lo que voy a exigir desde la bancada del PAN en la discusión del presupuesto es que se cancele Sembrando vida y que todo ese presupuesto de 30 mil millones de pesos se reoriente a la Comisión Nacional Forestal o la Comisión de Áreas Naturales Protegidas, en un programa de reforestación”. También reconoció la existencia de la opacidad en los más de 4,200 millones de pesos en ahorros de los beneficiarios, la falta de reglas de operación y el clientelismo, son razones suficientes para exigir su cancelación. Para después agregar que; “tres años de su funcionamiento, el programa carece de reglas de operación adecuadas, criterios de conservación de la biodiversidad, de captura de carbono, de cambio climático ni mucho menos de ordenamiento ecológico ni territorial”. “Además, tampoco tiene georeferencia de parcelas ni un buen padrón de beneficiarios”; “no cuenta con un sistema de monitoreo independiente y creíble, lo cual revela que es un programa totalmente perverso y clientelar”; la obtención de recursos es un incentivo para la deforestación. Muchos sembradores que buscan ser beneficiarios del Programa para recibir 5 mil pesos mensuales, y de los que se les retienen 500 pesos, queman o desmontan los acahuales que es una selva tropical que está en un proceso de sucesión pero que empieza crecer, a regenerarse sola y que hay una superficie enorme en el trópico mexicano”.

Conclusión. Todos saben que el programa de Sembrando Vida, se ha convertido en una verdadera “cloaca” y nada ni nadie corrige los abusos, los vicios y las tracaladas (diría Diego Fernández). No hay denuncias, no hay acusados, no existen indiciados, la corrupción en su máxima expresión propiciada y solapada por el presidente de la República ¡Sembrando Vida, un Mega Fraude institucionalizado!

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
«Mirar hacia el futuro para pensar de forma pertinente el presente», propone Verónica Gerber Bicecci
EnBici.life
Alejandro Nones: en todos lados
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia
Link a Sintesis Informativa