S.O.S. señor gobernador: Sindicato de Salud


Por Andrés González el 27/08/2020
 S.O.S. señor gobernador: Sindicato de Salud

Con la pandemia en Querétaro en uno de sus puntos más altos – “todos los días hay nuevos ingresos” – los trabajadores del sector salud, […]

Con la pandemia en Querétaro en uno de sus puntos más altos – “todos los días hay nuevos ingresos” – los trabajadores del sector salud, lo que están en la llamada “primera línea” y en la que se han tenido al menos a 320 trabajadores contagiados pero también “y muy lamentablemente tres decesos”, lanzan por conducto de su lideresa sindical un apremiante llamado al gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, “porque la Secretaria de Salud carece de dirección…” en referencia directa al Dr. Julio César Ramírez Argüello, titular del ramo.

Y en la sede del sindicato, es su lideresa Silvia Ramírez Hernández – a quién acompaña su comité en pleno – quién como secretaria general de la sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud en el estado, sale a denunciar una serie de irregularidades de lo que está pasando en torno al “acoso laboral” que resiente gran parte de los más de cinco mil trabajadores que lo constituyen, justo cuando la pandemia no baja.

Y le llueve duro y macizo en la milpita al Dr. Julio César Ramírez.

En la conferencia de prensa se deja sentir la presión, el agotamiento y el fastidio al no aguantar ya un “secretario que no es empático ni cercano a la base de trabajadores” tal y como reza uno de los diez cartelones que rodeaban a su lideresa.

Resuelta, micrófono en mano y con todas las medidas de sanidad ahí tomadas – solo faltaba que en “casa del herrero…” – es que Silvia Ramírez le numera, una a una, todas las omisiones de “un secretario de salud que no conoce las condiciones generales de trabajo de su secretaría”.

Se dice ser “un sindicato proactivo y que está en la primera línea todos los días en nuestros centros de trabajo… porque no podemos ser mezquinos ante una pandemia en la que todos tenemos que trabajar, que apoyar”.

Y empieza la retahíla de quejas concretamente contra el secretario de salud. De las diez de las cartulinas que ahí exhibieron, siete de ellas estaban dirigidas al “Señor Gobernador” y las otras tres restantes, eran reclamos directos al Dr. Julio César Ramírez, “quién miente e inventa historias para justificar su ignorancia”.

¿Remoción? Preguntamos.

Silvia pone atención a la pregunta. Y suelta:

“Yo no vengo a quitar o a poner gente. Yo lo único que quiero es que, no se metan con mis compañeros. Que no se meta el secretario de salud con mis compañeros. Primero, porque no están solos. Y si nos tenemos que ir a lo legal, una y otra y otra vez lo vamos a hacer. Yo voy a trabajar con quién quiera trabajar. Y así lo hicimos desde hace seis meses – cuando empezó la pandemia – con quién quiera trabajar… a mí no me interesa si lo quieren seguir dejando o lo quitan. Esa es una decisión exclusiva del gobernador. Nosotros hemos podido trabajar aun estando él (este secretario).¿Que ha sido más difícil? Si, si ha sido más difícil”.

Pero en esta conferencia salen no solo las apremiantes situaciones de acoso laboral – van tres despedidos – “lo mínimo que requerimos es que se respeten las condiciones de trabajo”, pero también el punto límite al que está llegando el “Hospital General COVID” por lo que el Hospital de San Juan, “aceptará a los pacientes de Cadereyta, de San Juan y de Jalpan, para que no se vengan en estos momentos al Hospital COVID…aquí de lo que se trata es de hacer un trabajo en conjunto y eso no lo ha entendido la autoridad”.

El lenguaje de Silvia es claro, preciso. “Yo siempre he sido muy frontal ”.

Y habla de las condiciones difíciles que se tuvieron para enfrentar por “esta pandemia y para la cual nadie estábamos preparados”.

Aborda, sin rubor alguno, “las declaraciones absurdas del señor secretario, que siempre está armando este tipo de telenovelas para él salir bien librado…”

Y aclara:

“Este problema no es con el gobernador, no. Porque cuando acudí a hablar con él le dije: Señor gobernador, yo lo único que le pido es que no le falte material ni equipo de protección a mis compañeros. En ese momento él tomó cartas en el asunto”.

Y sigue la lista de quejas contra el secretario “…y si me preocupa que se tenga un secretario que le esté mintiendo al gobernador…y no nos esté dejando trabajar”.

Así las cosas en el sector salud, justo cuando la pandemia no cede, no baja, no está abatida.

¿De qué depende, entonces, bajarla o bien, podría colapsar? Preguntamos.

“No lo sabemos…hoy por ejemplo podemos decir que hubo como una ligera baja. Hay que ser muy precisos en esto. El que se colapse o no un sistema de salud depende mucho de la responsabilidad de los ciudadanos…lo que si podemos decir es que, cada evento que suceda por la irresponsabilidad de la ciudadanía, vamos a tener “picos”…”

Así se encuentra ésta muy difícil situación que viven los trabajadores de la salud en Querétaro. Y son los que están en la candente llamada “primera línea”.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro