Morena y AMLO se suman a los ataques al poder judicial


Por Héctor Parra el 18/03/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Morena y AMLO se suman a los ataques al poder judicial

Resulta que, a consecuencia de la suspensión provisional concedida dentro de los autos de varios juicios interpuestos en contra de las reformas a la Ley […]

Resulta que, a consecuencia de la suspensión provisional concedida dentro de los autos de varios juicios interpuestos en contra de las reformas a la Ley de Energía Eléctrica, los políticos morenistas y el mismo AMLO, son expertos en las materias de Derecho de Amparo y Derecho Procesal en la misma materia.

Claro, ninguno de los opinantes cursó, al menos, la carrera de Licenciado en Derecho. Eso sí, son excelentes para confundir y difundir una sarta de mentiras, como acostumbra el presidente de la República. Inaudito, ahora todos ellos saben, menos los especialistas, como en el caso son los jueces de distrito especializados, odiados por la izquierda que desgobierna, al no subordinarse a las arbitrariedades del presidente.

AMLO sigue con el coraje “atravesado”, no le ha permitido conciliar el sueño (que tomo diazepam). No se ha cansado de agredir a las autoridades judiciales, pedir investigaciones extrajudiciales. Adelantó que, de perder los juicios de amparo, promoverá una reforma a la Constitución para que la Carta Magna se pliegue a sus caprichos.

Los juicios apenas inician y ya piensa en reformar la Constitución para, una vez más, acomodarla a sus intereses. Podría, incluso, ganar el juicio en la SCJN, en donde tiene trabajando varios de sus lacayos, al impedir que se reúnan los 8 votos, de 11, para que no se declare la inconstitucionalidad de sus reformas que transgreden no solo la Constitución, también al Tratado Internacional conocido como T-MEC, que tiene el mismo nivel de obligatoriedad que la Carta Magna. El capricho está primero. Eso sí, AMLO quiere que Joe Biden, lo salve con el obsequio de vacunas en contra del Covid-19. Para unas cosas desconoce el derecho, para otras exige, ruega, suplica el apoyo a los norteamericanos, a quienes pasa a perjudicar con sus reformas a la Ley de Energía Eléctrica, entre otros.

Dado el mal carácter que identifica al presidente por intolerante, adelantó otra iniciativa de ley, para que ningún juez esté por encima de la ley, se les acaben los privilegios, erradiquen el nepotismo, etcétera. Total, AMLO se fue “hasta la cocina”, con tal de molestar al personal del Poder Judicial. No encuentra la manera “legal” de doblegar la impartición de justicia a su favor. La intolerancia se traduce en despotismo, que a su vez lo lleva al totalitarismo. Así es Andrés Manuel López Obrador, con sus discursos trasnochados y repetitivos, todo en aras de combatir la supuesta corrupción, privilegios y saqueos. Como dijera una ocasión un presidente: “No nos volverán a saquear” ¿Lo recuerda? Para colmo, se trató de otro populista apellidado López.

Ni tardos ni perezosos, la bancada de Morena, por medio de la diputada federal Reina Celeste Ascencio Ortega, presentó iniciativa de ley para reformar la Ley de Amparo, con el propósito de desaparecer la concesión de la suspensión provisional en los juicios de amparo. Así se las gasta, otra inconstitucionalidad en camino, que vulnerará la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La idea es asustar, intimidar, amenazar a las autoridades judiciales federales, incluso para presionar a los dos jueces que han otorgado 35 suspensiones provisionales en igual número de juicios de amparo. Suspensiones que, por cierto, avala la propia SCJN, en su contenido. Hay antecedentes.

La señora diputada, como suele suceder con todos los que pertenecen al engendro de Morena, repite las mismas palabras de AMLO: que la oligarquía, los privilegios, los salarios altos y así sucesivamente. La iniciativa, que no es preferente, ya está enlistada en su Gaceta Parlamentaria. Les urge parar, a como dé lugar, los juicios de amparo, antes de que se declaren inconstitucionales (eso espero) las reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación, el día 9 de este mes. Y todo por volver a los monopolios en manos de gobierno. En el caso darle a la CFE, ese poder monopólico; evadiendo derechos adquiridos por empresas que contrataron la producción o generación de energía eléctrica; también violarían el T-MEC.

AMLO y morena han abierto, hasta hoy, cuatro frentes distintos para atacar arteramente las decisiones del Poder Judicial, lo que perjudica a los gobernados, dado que el juicio de amparo es para proteger a cualquiera que exija justicia, por abusos cometidos por las autoridades.

A López le incomoda que revoquen sus arbitrarias órdenes y sus lacayos que todo asienten y consienten, emulan sus arbitrariedades. Esta es una de las características que distingue a los regímenes de izquierda, acostumbrados al autoritarismo, al abuso como ejercicio de gobierno. Las garantías individuales, los derechos humanos y demás, poco importan, la orden debe cumplirse. Así empiezan los déspotas, son regímenes de gobierno en extinción que los lleva a privar al pueblo de todos sus derechos. Desaparecen el estado de Derecho para convertir los actos de gobierno en contentillo del presidente en turno. Así está quien fuera chofer y líder sindical antes de ser presidente en Venezuela, Nicolás Maduro.

Las acciones arbitrarias de AMLO, en el caso que analizamos. El primero, se basa en las intimidaciones, las amenazas, el desprestigio de las autoridades. Segundo, ha ofrecido promover reforma constitucional, en caso de perder. Tercera acción, otra iniciativa de ley para “quitar privilegios” a los jueces y demás fantasmas que inventa para restar facultades constitucionales a los jueces. Y, hasta este momento, la cuarta, que consiste en la iniciativa de su lacaya Reina Celeste Ascencio Ortega, la diputada federal que va en contra de “privilegios” de algunas autoridades, para estar a tono con la ¡austeridad republicana! Y modificar la Ley de Amparo. Entre ellos están los jueces. El presidente López Obrador y su séquito de sirvientes, pretende vencer, no convencer, por medio de “periodicazos”. Acomoda “la ley” a capricho del reinado del intolerante y autoritario de AMLO.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia