| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»Los pendientes

Las dos promesas mayores de campaña que hiciera el actual gobernador, siguen siendo la carga más pesada de esta administración:…



Por: Andrés González

Las dos promesas mayores de campaña que hiciera el actual gobernador, siguen siendo la carga más pesada de esta administración: La anterior “RedQ” o modernización del transporte público – movilidad urbana – y seguridad ciudadana.

Esos también son – sin que nos los digan “oficialmente” – los focos rojos a los que hacía referencia Alejandro Olvera, de la agrupación “Alianza Sindical”. Sin mencionarlos por supuesto.

Esos dos, más los que, en el ejercicio del poder – que siempre desgasta – se sigan sumando en el sexenio, en el trienio.

A la agresión sufrida por don Arturo Rueda, sígale usted sumando los “focos rojos” que se vayan encendiendo. En tanto, será obligación de las autoridades constituidas, el llegar al fondo de esa cuestión, para despejar toda sospecha, para impartir justicia.

El tiempo, si bien hace olvidar casi todo, también es pesada loza que termina por ponernos a todos en su lugar que merecemos.

A todos.

Pero a este bochornoso caso se suma otro más. Y también igualmente de complicado que el anterior.

Se trata del robo que en su negocio resintiera don Alfredo Serrano Valdés, presidente de la Asociación de Empresarios y Residentes del Centro Histórico y cuyo cargo y el sitio donde se efectuó este robo – en el Centro Histórico – sería lo único parecido que tiene con el que concierne al señor Rueda. A este fue agresión, a aquél fue robo.

Y la rara coincidencia de que se trata de la misma zona.

Lo preocupante es el letrero que apareció escrito en uno de los espejos del interior del local: “No te metas con el gobierno”.

Eso sí preocupa.

Empero y al respecto, tanto el gobierno del estado como el municipal, nada tienen que decir. Nada, absolutamente nada. Salvo que ellos tengan la información y la certeza – o bien la Fiscalía – para informar quién fue el asaltante.

Y que este puso el citado letrero – también – por iniciativa personal, como la que se le atribuye a don Hugo Serrano Martínez, destituido Jefe de Inspectores Municipales.

De la frase, considero, creo que fue oportunismo de parte del salteador para enrarecer el clima que está viviendo esta zona de la ciudad.

Por eso creo que la referencia es harto oportunista.

Sea como sea, existe la obligación de investigar, de impartir justicia si se da con el implicado.

Y para los que partidariamente aprovechan el hecho para su causa – que también se vale – les puede aplicar aquella sentencia del escritor español Francisco de Quevedo: “Donde hay poca justicia, es un peligro tener razón”.

De ahí la urgencia de aclarar los dos casos citados, convertidos hoy – quiérase o no – en evidentes “focos rojos”, de esos que, al encenderse, hasta hacen cancelar expresiones genuinas como el Desfile Obrero, que es una expresión valedera y necesaria que debe de tener la clase trabajadora, así sea la alineada.

La otra – la no alineada – de cualquier manera se expresará en su “desfile”.

Y a respetarse, a cuidarlos.

Más ahora con todo esto.