| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»Los parquímetros y el conveniente incumplimiento

En la balanza queda la duda: ¿habrá ganado la popularidad personal o la movilidad de la ciudadanía?



Por: Dante Aguilar

Finalmente, Marcos Aguilar y su equipo recularon…Una de las políticas públicas que tanto destacó de su administración fue la de los parquimetros y bicis compartidas para mejorar la movilidad del centro histórico de Querétaro.

Ellos dicen que la empresa Aquiles Park incumplió con lo convenido en los plazos establecidos para brindar el servicio y que además determinaron cancelar la concesión por el bienestar en la economía de las familias queretanas.

En lo personal soy un partidario del uso de las bicis compartidas y parquímetros, como un esquema eficiente para la movilidad. Lo he visto en la Ciudad de México y también he visto lo tardado que ya es circular en coche por las calles del centro de Querétaro. Lo palpo todos los días. Sé que si no llega uno a un estacionamiento, podrá pasar varios minutos buscando un lugar en la calle, lo que implica un gasto de gasolina y contaminación. Sé que en bicicleta puedes hacer menos tiempo que en un coche o incluso que en una moto para ir de Zaragoza a Universidad por algunas de las calles que la cruzan. Y por ello, creo que era necesario cambiar el esquema actual de movilidad.

Para mi tengo que desde que se anunció este programa la percepción de la mayoría fue que era un negocio del alcalde y sus amigos. Desconozco si era un negocio para él; pero ese estigma siempre estuvo detrás de las protestas de diversos grupos y de la opinión pública en las redes sociales.

Por más beneficios que explicara la administración local, el único mensaje que percibió la población fue que el presidente municipal haría de este esquema de movilidad un negocio.

Las encuestas internas y externas sobre Marcos Aguilar ponen una muy baja calificación al actual alcalde de Querétaro. Y poner en marcha los parquímetros, seguramente le restaría más puntos, a unos meses de que arranquen las campañas. Eso sí sería muy complicado de superar.

Cuando el gobierno federal aplicó el incremento en el precio de la gasolina enfrentó un duro golpe en su popularidad, que es posible que se traslade a las urnas en 2018.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dijo entonces:”Es una medida responsable, difícil, que nos hubiera gustado no tener que tomar“.

Tal vez el retraso de Aquiles Park termine por beneficiar la popularidad de Marcos Aguilar y su gabinete, aunque no sea la medida más responsable para la movilidad de la ciudad de Querétaro.

El riesgo de un daño mayor a su imagen no lo puede correr ningún actor político que sabe que en máximo ocho meses debe enfilarse de lleno a una contienda para un nuevo cargo.

Coincidentemente el incumplimiento de la empresa puede ser un salvavidas para el actual alcalde.

En la balanza queda la duda: ¿habrá ganado la popularidad personal o la movilidad de la ciudadanía?