Los juegos de la democracia


Por Andrés González el 04/11/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Los juegos de la democracia

Lo dicho por Marko podría anticipar que la cada vez más difícil alianza “Va por México”.

En las alturas, el azul del Partido Acción Nacional parece empañarse, con riesgo de perderse o de extraviar su bien ganada etiqueta de ser la “primer y mejor organizada oposición nacional”.

Y comienzan a notarse algunos rayos y centellas más que visibles desde acá abajo.

El ruido que se coló fue por una conversación privada que hiciera Marko Cortés Mendoza, su líder nacional,  sobre el panorama que, desde ese cúpula partidista, se avizora para las contiendas electorales en seis estados del país, en donde – dijo –“el PAN solo tiene ventaja en una, en Aguascalientes” y dando casi por perdidas premonitoriamente las gubernaturas de Tamaulipas, Quintana Roo, Oaxaca, Hidalgo y Durango.

Esto bastó para que varias voces de panistas distinguidos criticaran el descuido de Marko Cortés, entre ellos  el exgobernador de Querétaro Pancho Domínguez, tachando las palabras del líder nacional – con cuya cúpula existe algo más que descuerdo por eso – , que  “una derrota anticipada es, en política, entreguismo y el PAN debe sacudirse la mediocridad. Es el momento de una diálisis para darle talento, valentía y empatía; nueva vida”, pusiera en su cuenta de Twitter el queretano.

Y es que ya lo había anticipado Pancho, que no se retiraría del todo, porque vendrían nuevas batallas que dar por México.

Y ya le saltó la primera.

Lo dicho por Marko podría anticipar que la cada vez más difícil alianza “Va por México” será sumamente complicada cuajarla en estos estados. Es más, Marko la anticipa por parte del PAN – y por sus palabras –  como en solitario. Así, posiblemente llegarían sueltos el PAN, el PRI y lo que queda del PRD,  que no enfrentados,  para la presidencia del 2024.

Y es que si no pueden en lo poco, difícilmente podrían en lo mucho.

Las consideraciones de Pancho dejan ver que, en las alturas de ese partido, la “legalidad” con la que llegó Marko, no la ha logrado convertir en “legitimidad”, con liderazgo ganado en lo que diga, en lo que  haga y como lo haga.

Y la voz de Pancho al interior del PAN no fue la única, porque en el mismo  tenor se pronunció el senador Gustavo Madero y el exdiputado Gerardo Priego, viejo rival – como Pancho – que a Marko le saliera por alcanzar el liderazgo nacional del PAN.

Algo grave pasa en las alturas y lo que vemos y lo que oímos, es solo el eco apenas perceptible  de que las cosas en las alturas no caminan nada bien.

Recordemos además que junto a Marko Cortés está también la presencia en exilio del queretano Ricardo Anaya Cortés, que de ninguna manera camina de la mano con Pancho al interior del PAN.

Todo esto hace que el juego de la democracia en el PAN, haga parecer como un juego de niños la disputa que por la dirigencia local se está dando en estos momentos. Y si bien, no hay manera – al menos no se ve –que nacionalmente aquí el CEN  pudiera meter las manos directamente, si es posible que se opere por segundas  o terceras personas la no presencia política de Pancho en la dirigencia que viene. O viceversa.

Si lo hacen – sea de un lado o de otro – este juego de niños podría resultar contraproducente para el partido, porque sería como quitarle el sabor del dulce por la democracia a la militancia. Y entonces sí, es cuando los partidos comienzan su autodestrucción, como le está pasando a Morena por sus votaciones “democráticas” a mano levantada o las increíbles votaciones que se logran internamente en el PRI cuando de elegir sus dirigencias se trata.

Y ya ven cómo andan estos partidos.

Por eso y localmente, el cuidar que exista una verdadera, auténtica y transparente democracia en este proceso interno que ya camina, será responsabilidad de las partes; de los grupos que pueden tener intereses ahí metidos; de la Comisión que lleva este proceso pero también de los militantes que estén al pendiente para que no se la escamoten.

Ese es el riesgo de la engañosa facilidad de quitarle a un niño su juguete.

Piénsenlo.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
«Mirar hacia el futuro para pensar de forma pertinente el presente», propone Verónica Gerber Bicecci
EnBici.life
Alejandro Nones: en todos lados
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia
Link a Sintesis Informativa