López Obrador enfrenta a la sociedad con fuerzas del orden


Por Héctor Parra el 11/09/2020
 López Obrador enfrenta a la sociedad con fuerzas del orden

Foto: Especial

Otra promesa incumplida de campaña. Andrés Manuel López, ofreció que nunca reprimiría al “pueblo” con las fuerzas castrenses. La realidad lo desmiente. Un numeroso grupo de pobladores del estado de Chihuahua, fue reprimido con la fuerza del Estado

Otra promesa incumplida de campaña. Andrés Manuel López, ofreció que nunca reprimiría al “pueblo” con las fuerzas castrenses. La realidad lo desmiente. Un numeroso grupo de pobladores del estado de Chihuahua, fue reprimido con la fuerza del Estado, López hizo uso de su corporación policial, la Guardia Nacional, quien no tuvo más que cumplir la orden presidencial. Consecuencia de la represión, fue asesinada una mujer y herido un hombre bajo el fuego de las balas, dijeron los pobladores: fueron elementos de la Guardia Nacional.

El problema se origina por la injusta distribución del agua de la presa de la “Boquilla”. López envió fuerzas policiales a custodiar la presa, mientras que los pobladores se opusieron a ello, dado que el agua se va directo a territorio de los EUA. Como siempre, el presidente acusó a militantes del PRI y del PAN, como los causantes del problema. No es capaz de aceptar sus errores. El mismo gobernador Javier Corral se quejó por la presencia de las fuerzas armadas, asegurando que es imposible comunicarse con el Presidente de la República ¡No atiende las llamadas!

Javier Corral propone llegar a un acuerdo. Que personal de la Guardia Nacional se use para combatir a la delincuencia, no para reprimir a la sociedad civil. También pide al Presidente la reubicación de los elementos castrenses, solicita se preste a los elementos para que cumplan en Ciudad Juárez, con su función de seguridad pública. Pero, con el cinismo que caracteriza a López, éste tildó al gobernador de mentiroso. Andrés Manuel todo lo traduce en acciones políticas, rehúye sus equívocos, desliza la responsabilidad a terceros, esa es su inflexible posición, no reconoce sus errores e incapacidades. Consecuencia de la torpeza del Presidente, una persona asesinada, otra lesionada por arma de fuego. Hay 17 elementos de la Guardia Nacional detenidos para su investigación, sujetos al fuero común, con la finalidad de que no se los lleve Gertz Manero y evite aplicar la procuración de justicia en agravio de los afectados. Todo por culpa del presidente de la República, quedaron elementos de la Guardia sujetos a proceso penal en espera de sanción de cárcel por homicidio y lesiones.

Corrales ha puesto sobre la mesa la solución al problema entre las partes; sociedad y gobierno federal debe entregar agua a los EUA, salvo compensación o indemnización por no cumplir el convenio internacional. López Obrador, acorralado y enredado en sus mentiras, no sabe qué hacer, solo culpa a terceros de los trágicos hechos, cuando él es el responsable de lo causado. Lamentable la forma en que fueron expulsadas las fuerzas del orden del lugar al que fueron enviadas por el presidente de la República; elementos denigrados, expulsados. El general a cargo lamentó no haber cumplido con la responsabilidad que le encomendaron, se retiró del lugar avergonzado. Entre represión y muerte se han venido desenvolviendo los elementos de la Guardia Nacional. En tanto el inútil del Secretario de Seguridad y el Director de la Guardia Nacional, ni por asomo aparecen en la escena. Andrés Manuel López, se “encarama” en todas las acciones del Poder Ejecutivo, vamos hasta funciones de boletero de la Lotería Nacional, lleva a cabo. Así gobierna, con equívocos y autoritarismo que le caracteriza.

López había adelantado que se investigaría lo sucedido con el personal de la Guardia Nacional. Sin embargo, se adelantó el gobernador Corrales. En Chihuahua ya se inició la carpeta de investigación, está a cargo de las autoridades locales del fuero común, dado que se trata de un homicidio en agravio de una ciudadana y lesiones por arma de fuego en perjuicio de un particular. Andrés no podrá tergiversar la verdad, como es su costumbre, no fabricará su verdad, sus “propios datos” quedaron al descubierto. En lugar de resolver el problema de la distribución del agua, López Obrador, generó otros conflictos, dada su ineptitud en el manejo de crisis.

Lo cierto. El Presidente López tiene la costumbre de crear problemas, genera dificultades donde no existen, nunca los resuelve, no sabe cómo y no deja que terceros expertos en solución de conflictos participen. A larga distancia, desde su “tribuna política”, por vía de la mediatización pretende gobernar, quiere atender y resolver los grandes problemas; hasta hoy, solo ha probado ineptitud para gobernar.

El conciliador del gobernador Javier Corral declaró y propuso lo siguiente: “Tenemos una petición hoy para el presidente de la República, ya que no tenemos manera de comunicarnos por teléfono ni por señas de humo: no hay necesidad de que tengan a la Guardia Nacional en las presas de Chihuahua, particularmente en La Boquilla. No hay necesidad, está corriendo el agua de Las Vírgenes hacia El Granero que tiene la capacidad para terminar de pagar la cuota del Tratado”; “Le hago una propuesta al presidente López Obrador: vamos a llegar un acuerdo con los productores de Chihuahua para que ellos cumplan la parte que nos toca en el modelo que hemos propuesto y toda esa Guardia Nacional nos la presten para enfrentar la delincuencia en Ciudad Juárez”. Y en cuanto a las presas, Corral dijo que “los propios chihuahuenses las van a cuidar”, porque “si alguien quiere cuidar el agua de Chihuahua, somos nosotros”. Frente a estas propuestas y solución del problema, López Obrador, guarda silencio y echa culpas ¡Así no se gobierna!

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro