| | www.codiceinformativo.com

MENU
Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»Las federaciones sindicales estiran la liga

Las dos federaciones sindicales más importantes de Querétaro, adherida una a la CATEM y la otra a la CTM, están…



Por: Andrés González

Las dos federaciones sindicales más importantes de Querétaro, adherida una a la CATEM y la otra a la CTM, están jugando peligrosamente con el petate del muerto, con un distanciamiento que más que sindical, es personal y su desenlace deberá ser en las instancias judiciales.

Y es que el pasado martes de esta misma semana, las relaciones se volvieron a tensar artificiosamente.

Por un lado, desde temprano circuló en redes sociales un citatorio que presuntamente hacía circular Jesús Llamas Contreras, flamante secretario regional de la Confederación de Trabajadores y Empleados de México, la inquietante CATEM, en el Salón de Plenos de la CTM que ocupa desde hace hará un par de años.

Pero a la par -y aparte- la otra central obrera, la CTM de J. Cruz Araujo, hacía una invitación a estar en el edificio central de la CTM – justamente el ocupado por Jesús Llamas – en la planta alta del Salón de Plenos – en el mismo lugar donde estaría Jesús y sus huestes, “para aclarar de una vez quién es el Secretario General de la CTM”.

Se anticipaba, tal como lo comentó una de las partes, que seguramente “habrá sangre en la CTM”.

Por fortuna nada sucedió.

Y es que en el transcurso del día, se abortó la operación.

Y una de las partes que había enviado uno de los citatorios – y cuando ya pasaban las 17.00 horas – señaló que “por causas de fuerza mayor y señales desde lo más alto, no habrá mañana nada en la CTM”.

Hoy se sabe que el conflicto más que sindical, es personal, con un altísimo riesgo de enfrentamiento de las partes si coincidían a la misma hora, para convertirse en un conflicto social y en el que tendría que ver no la Secretaria del Trabajo, sino la de Gobierno.

Tampoco las señales llegaron desde “lo más alto” porque aquí el Ejecutivo Estatal si bien estuvo enterado, se mantuvo totalmente ajeno a esta situación que en estricto es personal.

Pero en la CTM nacional si subió de nivel. No llegó precisamente hasta la oficina de Don Carlos Aceves del Olmo, el secretario general de la CTM, pero si lo atendió – y por fortuna, bien – don Patricio Flores, secretario general del sindicato de trabajadores de la televisión y la radio, el SITATYR.

Y es que gran parte de la mañana don Carlos Aceves del Olmo tuvo una interesante entrevista con el presidente Andrés Manuel López Obrador por espacio de al menos una hora. Hablaron de la reforma laboral – dice El Universal – de la nueva democracia sindical y hasta del posible conflicto de intereses porque el padre de la secretaria del trabajo Luisa María Alcalde, el señor Arturo Alcalde Justiniani, es asesor en varios sindicatos.

Y en esta entrevista, según lo asienta el medio, el presidente le garantizó respeto a la CTM, pero sirvió también para que Don Carlos se declarara como un “enfermizante priista”, ante el presidente de la república, el mayor de los ”morenos” pero además su fundador.

Por eso y para este encuentro local de las partes, esa “señalo” no pudo venir de don Carlos Aceves del Olmo.

Por lo demás, hoy trasciende que para el desalojo de los edificios ocupados por Jesús Llamas en la CTM, este viene amparado. Esto hace cambiar radicalmente el enfrentamiento porque si J. Cruz intenta echar del lugar a su “compadre”, en automático entra en niveles que, de acusador, se pueda convierte en acusado, sobre todo en la nueva forma como opera al Sistema Penal Acusatorio, en donde el tema de desalojo está ya sumamente penalizado en este.

Así, esta “discusión de compadres” y por la presencia de personal sindicalizados de ambas federaciones, el asunto se convertiría en un tema de seguridad.

Por otro lado, a ambas partes les debe apurar su comportamiento que tenga que ver con las empresas y sus representados, porque en esta entidad y en lo que va de este gobierno, no se ha tenido huelga alguna, ni siquiera paros técnicos y mucho menos los llamados “paros local” que tanto desestabilizan la paz laboral que, en lo general, goza Querétaro.

Si acaso y en este tema, se dio la huelga parcial de los trabajadores de la UAQ, pero que venía heredada por el anterior gobierno. Ya en este, más pronto que tarde se solucionó el conflicto, tirante por el enfrentamiento que sostenía el entonces rector Gilberto Herrera con Laura Leyva, secretaria general de ese sindicato.

Hoy, con la presencia de nuevos sindicatos en nuevas empresas, con la presencia de una Confederación distinta a la CTM, a la CROC, a la CROM y a la FTEQ y que es la CATEM, se espera madurez de las partes, porque la nueva democracia sindical, respaldada por la OIT, oferta esa libertad para los trabajadores de adherirse a la central obrera que prefieran, cuando lo importante es preservar la paz laboral en el país, en el estado.

O acaso y después de la instalación de la CATEM en Querétaro ¿Será un eterno pleito aquí entre las federaciones?

Y con otra, no solamente está ya aquí la CATEM, sino que en este mismo año podrían establecerse sindicatos afiliados a la nueva Confederación Obrera que está ya formando Napoleón Gómez Urrutia, “Napito”.

Entonces, la paz y el entendimiento se impone como una obligación entre las partes.