La otra visión


Por Andrés González el 08/06/2020
 La otra visión

A menos de un año del día de las votaciones de la contienda electoral 2020-2021 – serán el domingo 6 de junio del año entrante, […]

A menos de un año del día de las votaciones de la contienda electoral 2020-2021 – serán el domingo 6 de junio del año entrante, si el coronavirus no dice otra cosa – y tras de ser aprobada y publicada en el estado la nueva Ley Electoral, están apareciendo diversos posicionamientos de los partidos políticos pero también de los movimientos independientes.

Y con todo y el coronavirus, se calienta el proceso electoral.

El de Mauricio Kuri por el PAN, “sin importar adversario este partido mantendrá la gubernatura”; el de MORENA que señala que “por el momento no tenemos candidatos ni precandidatos”, pero que reiteran el compromiso de trabajo con Santiago Nieto y Gilberto Herrera; pero aparece justo hoy un posicionamiento distinto al de los partidos, el de los candidatos independientes, que es la visión ciudadana en la política que ya está aquí y, particularmente, la que reitera Luis Gabriel Osejo, regidor independiente en funciones en el gobierno municipal de Querétaro que “estaré buscando, en el momento legal y oportuno, la candidatura al gobierno del estado por la vía independiente”.

Y saca, tal y como lo había anticipado por redes, una larga reflexión en la que, si bien reconoce avances de esta nueva Ley Electoral, también recrimina el hecho de que este movimiento, el independiente, “sufrió un gran retroceso y dio un salto al pasado”.

Y mete la escoba para barrer parejo.

Comprensible pero no justificable, porque desde los consejeros electorales, donde nació esta Ley Electoral; los diputados y las diputadas queretanas, donde se aprobó la misma, “les deben su cargo a los propios partidos políticos”.

Y razona:

“La nueva Ley Electoral pone un muro muy alto, obstáculos muy difíciles de sortear y trampas disfrazadas de legalidad, para que los ciudadanos sin partido no puedan participar en las próximas elecciones”.

Esta es la otra visión.

Y una a una las aborda, porque no solamente recrimina este retroceso.

1.- Para ser candidato de un partido político se necesita una firma: la de tu amigo líder o del dirigente de ese partido. Para ser candidato independiente para gobernador, por ejemplo, se necesitan 40 mil firmas y se tienen que conseguir en 30 días.

2.- Los partidos políticos en Querétaro reciben 100 mdp para oficinas, capacitación, promoción, abogados, publicidad. Los candidatos independientes: cero pesos.

3.- La firmas. Para crear un partido político en Querétaro se requieren 5 mil 200 firmas, a levantarse hasta en un año; a los candidatos independientes les dan solo 30 días.

4.- Los partidos políticos se pueden promocionar prácticamente los 365 días del año y no pasa nada. “Un aspirante a candidato independiente debe mantenerse con la boca cerrada, so pena de prohibirle participar en el proceso electoral que viene.

5.- Los partidos políticos recibirán, de acuerdo a la nueva ley, 50 mdp para hacer campañas en el 2021. Los aspirantes independientes cero pesos.

“Esto atenta – sostiene Osejo – los principios de igualdad y equidad que deberían prevalecer en las elecciones”.

Y a un año de las elecciones, se está ya armando una estructura independientes, porque no solamente estará ahí Luis Gabriel Osejo – que buscará la gubernatura del estado – sino también alienta y por la vía de las redes sociales, a todos los queretanos para que “luchen contra el sistema corrupto y anquilosado” de los partidos políticos, a “toda la sociedad, en los 18 municipios del estado, en los metropolitanos, en el semi desierto, en la Sierra, a que desde su casa, desde su teléfono, desde su computadora, se organicen para enfrentar a los corruptos, a los incapaces, a los indolentes”.

Ándale. Ya ven que Osejo no tiene cola que le pisen ni pelos en la lengua.

Y anticipa una ruta muy accidentada, pero no se dobla:

“La pelea para derrotarlos en las urnas no será sencilla. Será muy difícil y de ellos estamos conscientes…nos van a tildar de locos, nos van a acusar – como ya lo hicieron en el pasado – de cosas inconfesables; nos van a poner padrinos, patrocinadores y dirán que obedecemos a ellos” señala, sin quedarse casi nada.

Sostiene que, a pesar de todos los pesares, estos candidatos independientes incluyendo él mismo, “nos ajustaremos a las reglas impuestas por los partidos a través de sus diputados y de los consejeros electorales” porque “buscaremos que no haya distrito y ni un municipio que deje de tener candidatos independientes”.

Y ya están trabajando en eso.

Osejo sabe cómo hacerlo y ya transmite sus experiencias.

No son pocos los ciudadanos que irán por esa difícil ruta, en un movimiento ciento por ciento ciudadano, “que no está financiado ni patrocinado por ningún partido, por ningún político…quién afirme lo contrario debe publicar las pruebas que lo demuestren”.

Dice ser un movimiento que no impone ideología alguna, sino que los candidatos o candidatas, “serán responsables de sus ideas, teniendo como base el progreso y la tranquilidad de todos los ciudadanos, la honestidad y la decencia pública”.

¿Difíciles las candidaturas ciudadanas, independientes, sin cobijo de los partidos políticos? Por supuesto que lo es. Pero Luis Gabriel Osejo- que alienta y cree en este ruta política – ya demostró que si es posible.

Y en el próximo proceso electoral, darán mucho de que hablar.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Ritos Falsos para perder la tranquilidad
EnBici.life
Fernanda Castillo: El futuro de una mujer fuerte
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica