La nueva dimensión desconocida en Finanzas


Por Expertos TEC el 29/04/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 La nueva dimensión desconocida en Finanzas

No invirtamos en activos financieros que no podemos explicar. Y si lo hacemos, seamos conscientes de los riesgos, teniendo siempre un plan B en caso de fracaso.

Por Alejandra Vilches

Directora Asociada del Departamento del Contabilidad y Finanzas Región Centro-Sur, Tecnológico de Monterrey.

Últimamente, las noticias del medio financiero parecen salir de un episodio de la famosa serie “The Twilight Zone. Es común escuchar de criptomonedas creadas por una broma (Dogecoin), de adolescentes haciéndose millonarios con bitcoins de la noche a la mañana, de empresarios que olvidan las contraseñas de sus cuentas en criptomonedas y no tienen acceso a su fortuna, simplemente porque no recuerdan donde escribieron su palabra clave (como el alemán Stefan Thomas), o de NFTs, nueva unidad de transacción para capitalizar ideas, canciones, y hasta fotos en Instagram.

Como cualquier buen episodio de “La Dimensión Desconocida”, esta nueva era nos genera temor y curiosidad, donde no podemos dejar de ver, leer o escuchar con brioso ímpetu la nueva ola de relaciones transformadas del mundo financiero. Sin embargo, fuera de la novedad, estos conceptos están transformando y retando las nociones conocidas que por décadas hemos dado por definitivas: nuestra relación como seres humanos con la emocionalidad del dinero, la relación del gobierno con la economía y la estructura del sistema financiero de forma local, nacional y global. Estas nociones no solamente afectan a altas esferas políticas y sociales; nos afectan a nosotros directamente.

Los problemas que la nueva era financiera traen van desde el impacto social (las nuevas monedas son más accesibles por los canales en los que se mueve, o personas ajenas a finanzas mueven de forma impredecible los precios, como Elon Musk o Jack Dorsey) el impacto ecológico (una sola transacción de bitcoin tienen la misma huella de carbono que generaría el ver 51 mil 210 horas de contenido en Youtube, de acuerdo con Cambridge’s Centre for Alternative Finances) y el impacto político-económico, donde los bancos centrales quedan ajenos a la regulación de estos nacientes productos financieros, entre otros. La mayoría de estos problemas tienen un signo de interrogación latente: ¿Quién los resolverá? ¿Cuándo sabremos el verdadero impacto de las nuevas finanzas? ¿Son efímeras? ¿Dónde queda la seguridad del ser humano?

Estas preguntas por si solas representarían horas de cuestionamientos, hipótesis y búsqueda constante de sentido. Entonces, ¿no podemos hacer nada? En este punto, si contamos con un fundamento contundente financiero que dudo desaparezca: no operar desde la ignorancia.

Si algo nos han enseñado estas nuevas ideas en finanzas, es que hay mucha emocionalidad de por medio. El término FOMO (Fear of Missing Out) es una constante subyacente. Invierto, compro, me inscribo, porque todos lo hacen, porque está de moda. Al plantearnos antes las preguntas primordiales de los retos incipientes, sabemos que la emocionalidad y la especulación nos llevarán a toma de decisiones con riesgos elevados. Por ello, operando desde el conocimiento y no la ignorancia, debemos seguir buscando explicaciones claras y contundentes en los productos y servicios financieros que estaremos consumiendo. Parafraseando a Albert Einstein “Si no lo sabes explicar a un niño de 6 años, significa que no lo sabes” No invirtamos en activos financieros que no podemos explicar. Y si lo hacemos, seamos conscientes de los riesgos, teniendo siempre un plan B en caso de fracaso.

Abracemos las nuevas tendencias con precaución, conocimiento, y plan alterno. No es lo mismo ver “La Dimensión Desconocida” que estarla viviendo.

 

 

 

Ver todas las columnas de Expertos TEC

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia