La fiesta de la democracia magisterial


Por Andrés González el 08/11/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 La fiesta de la democracia magisterial

Y es que se trata del primer ejercicio democrático  en toda la historia de esta gloriosa sección para elegir, mediante el voto universal, libre, secreto y directo a su secretario general y que sería – si alguna otra cuestión no sucede – el primero así electo, sin línea de nadie, de ningún grupo nacional o local. 

Para la gran y muy extensa familia del magisterio queretano, en especial para los maestros y maestras de la  Sección XXIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE, se acerca – porque será  por estas fechas pero dentro de un mes – la fiesta de la democracia sindical.

Y es que se trata del primer ejercicio democrático  en toda la historia de esta gloriosa sección para elegir, mediante el voto universal, libre, secreto y directo a su secretario general y que sería – si alguna otra cuestión no sucede – el primero así electo, sin línea de nadie, de ningún grupo nacional o local.

Y están ya en ese empeño, al menos tres proyectos sindicales – como ellos les llaman – o planillas para contienda.

Hoy escribimos de uno de estos proyectos sindicales.

Se trata del que encabeza la maestra Consuelo Hernández Padilla – la maestra Chelo – como todos le conocen.

Ella es una persona que nació para ser maestra. Y después de 36 años de ejercerlo, de sentirlo y de vivirlo a diario, ya nadie lo duda.

Hoy es directora del Jardín de Niños “Josefa Vergara” en la comunidad de Cazadero, del municipio de San Juan del Río y en el Jardín de Niños “Alfredo B. Bonfil”  en la comunidad de Paso de Mata de ese mismo municipio.

¿Por qué buscar la secretaría general de la sección XXIV del SNTE?

La maestra Chelo responde con decisión, pero más con convencimiento personal

“Porque tengo el liderazgo, el conocimiento pero también la valentía y la ganas de trabajar por un gremio; mi gremio, el de los maestros”.

Si bien hoy es maestra rural en dos comunidades del municipio de San Juan del Río, casi ninguna  cartera del sindicato de maestros le es desconocida. Ha estado como titular en la secretaria del trabajo y conflictos, en la de negociación salarial y laboral de educación básica en la Sección XXIV.

En el año 2003, por su trabajo y pasión como maestra, se hizo acreedora del premio “Ignacio Manuel Altamirano” en reconocimiento a su carrera magisterial en el nivel preescolar.

“Yo vengo a hacer las cosas diferentes en el magisterio. Vengo a darle al maestro la importancia que se merece. Para mí no habrá ningún maestro olvidado. Todos, en la sección XXIV, somos importantes. Por eso quiero ser su líder, porque los verdaderamente importantes son los maestros. Y a todos oiré, a todos atenderé”.

Señala que esta – la de “estar olvidados” – es la queja más recurrente de los maestros, de las maestras.

“Vengo a tener cercanía y diálogo directo con los compañeros maestros de base y atender sus problemas y sus necesidades. Para eso los quiero representar. Y que me reclamen si no les cumplo”.

Las palabras de la maestra Chelo no son de pose. Se sienten sinceras, auténticas.

“Vamos a demandar que efectivamente el gremio, los maestros y maestras, reciban una eficiente y oportuna atención médica. Y lo muy lamentable es que hoy no se tiene ningún acompañamiento de la parte sindical a este grave olvido para el magisterio”.

Pero la maestra Chelo y quiénes forman este proyecto magisterial, no empezó ahorita.

“Tenemos trabajando y visitando escuelas por escuela, saludando personalmente a sus maestros, oyendo a los padres de familia, desde el mes de agosto del 2019, aún antes de que llegara la pandemia. Y no le hemos bajado”

Dice estar esperando los lineamientos que se emitan en la convocatoria, “de la cual seremos sumamente respetuosos” para llegar, con la voluntad de los jóvenes maestros y maestras, de la maestra jubilada o maestro, a esperar su decisión personal, libre y democrática, porque por primera vez nosotras y nosotros, vamos a decidir quién nos represente. Queremos tener un gremio unido y trabajando, como la gran familia magisterial que somos”.

Y en esos empeños anda.

No le baja al trabajo para nada.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
«Mirar hacia el futuro para pensar de forma pertinente el presente», propone Verónica Gerber Bicecci
EnBici.life
Alejandro Nones: en todos lados
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia
Link a Sintesis Informativa