La cuenta regresiva


Por Reforma 140 el 14/11/2020
 La cuenta regresiva

Para los once partidos políticos con registro – diez con registro nacional, uno con registro local – más los aspirantes que puedan ir por la […]

Para los once partidos políticos con registro – diez con registro nacional, uno con registro local – más los aspirantes que puedan ir por la vía independiente y que para el caso de Querétaro seguramente serán cada vez menos, han comenzado ya las fechas fatales.

En este proceso electoral 2020 – 2021, Querétaro elige un gobernador, 18 presidentes municipales, 15 diputados de mayoría relativa, 10 diputados de representación popular, 36 sindicaturas y 148 regidores.

Los 18 aspirantes a presidentes municipales se presentan con sus fórmulas, titulares y suplentes y cuyo número varía en función de la población que tenga el municipio: los diputados, tanto los de mayoría relativa como lo de representación proporcional, llevan igualmente suplentes. Todo esto es el ámbito local; en el federal las diputaciones en disputa son cinco, igualmente cada una con propietario y suplente.

En estas elecciones del 2021, no estarán en la boleta ni los candidatos a presidente de la república, ni los que vayan al senado. Estas dos figuras tendrán presencia – junto con las locales, a excepción del gobernador – en el proceso electoral del 2024.

Son las elecciones – ya se ha dicho – más grandes que se hayan dado en la historia del país.

Para los partidos participantes – MORENA, partido Acción Nacional PAN, partido Revolucionario Institucional PRI, partido de la Revolución Democrática PRD, Movimiento Ciudadano, Partido Verde, Partido del Trabajo PT, partido Encuentro Solidario PES – y que solo mudó de nombre porque de Encuentro Social paso al nuevo nombre pero conservó sus siglas – partido Redes Sociales Progresistas RSP y el partido Fuerza Social por México FSM – comenzarán ya a cumplir todos y cada uno, los requisitos al interior de sus institutos políticos, exigido por las instancias electorales a fin de que puedan validar a todos y cada uno de sus aspirantes a los citados cargos. En eso caminan. Ahí es donde comienzan las fechas fatales.

Y justo este sábado lo hace el PRI Querétaro, cuando sesione la Comisión Política Permanente para aprobar el método de selección de sus candidatos. Esta CPP se encuentra formado por sesenta consejeros, integrantes todos del Consejo Político Estatal, que pronto deberá cumplir también sus sesiones de su competencia. Y el resto de los partidos deberán tener ya listas sus fechas tanto para cuestiones locales como nacionales. De estas es competencia del CEN y su Consejo Político Nacional, los aspirantes a las diputaciones federales, trescientos de los cuales se eligen por mayoría relativa y doscientos serán de representación proporcional.

Este es el esqueleto del proceso político electoral 2020, 2021 que inició oficialmente en Querétaro el pasado 22 de octubre.

Otra ruta es la que sigue el Instituto Electoral del Estado de Querétaro, tanto interna como externamente. Ese si ya está corriendo desde hace buen tiempo. Ayer mismo y dentro de una acelerada ruta a cubrir, el Consejo General del IEEQ aprobó la titularidad de quiénes ocupen la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral, Prerrogativas y Partidos Políticos y la Coordinación de Informática del Instituto. Y toda su ruta tanto interna como externa, debe de ir ajustada a las nuevas disposiciones contenidas en Ley Electoral del Estado.

Los “suspirantes” a registro por la vía independiente, deberán registrarse en esa intención en este mismo mes, para iniciar el proceso de recaudación de firmas exigidas, según el cargo que busquen y que varían en número dependiendo de la cantidad de electores tanto de los municipios como de los distritos. Y ahí es donde comienza el rechinar de dientes, porque la nueva Ley Electoral no contempló un mecanismo facilitador para aplicarse en medio de una pandemia.

Para el registro de aspirantes al cargo de gobernador – y serán 15 estados los que tengan este cambio – ahora mismo se encuentra entrampado y sin decisión final. La disyuntiva se centra en cómo van a cubrir los partidos políticos la llamada “paridad total” o paridad vertical. Y la discusión y el jaloneo sigue entre los legisladores del Congreso de la Unión – diputados federales, senadores – con el criterio emitido por el INE que concedió siete gubernaturas para mujer y ocho para varones.

Y ya se mueven listas que varían de partido a partido y de estado a estado, con visiones convenencieras a los intereses locales y de partido.

Esto es solo el inicio, obligados instancias electorales como partidos políticos, a cumplirlos al pie de la letra.

Las instancias electorales – “árbitros” dela contienda – deben de ajustar sus mecanismos y estructura interna, para cumplir a plenitud los principios certeza, imparcialidad, independencia, legalidad, máxima publicidad y objetividad.

Mientras los partidos deberán ir llenando uno a uno los requisitos en tiempo, en forma, los actos relevantes que deberán cumplir en las distintas etapas del proceso, en candidaturas, alianzas y coaliciones.

Y todo en cumplimiento al reclamo del ciudadano de contar con elecciones ciertas y legales.

Y los derechos del ciudadano, los partidos y candidatos, se van más allá del 6 de junio, día de las elecciones, hasta agotar impugnaciones y que sean definidos por este “arbitro”, los ganadores a todos los cargos en disputa.

La cuenta regresiva ya comenzó.

Ver todas las columnas de Reforma 140

Nuestra red editorial


Codicegrafía
¿Qué va a pasar con la Iglesia Católica?
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro