Gobernadores, en contra de la política económica depredadora de AMLO


Por Héctor Parra el 26/10/2020
 Gobernadores, en contra de la política económica depredadora de AMLO

Foto: Especial

Este lunes 10 gobernadores expresarán su abierta inconformidad en cada uno de sus estados, por la política depredadora que practica el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Los gobernadores de diez estados llegaron a un acuerdo este día (domingo), con la finalidad de expresar, para este lunes 26, su abierta inconformidad en cada uno de sus estados, por la política depredadora que practica el gobierno de Andrés Manuel López Obrador; la inconformidad se llevará a cabo a partir de las 10:00 horas, advirtiendo que participarán integrantes de ayuntamientos, partidos políticos, universidades, organizaciones sociales, cámaras empresariales, sindicatos, ambientalistas y más ¡Todos harán escuchar sus voces!

Advierten los diez gobernadores de la “Alianza Federalista” que el movimiento no tiene fines electorales, mucho menos a “politiquerías” (concepto que gustaba de usar Hugo Chávez y López lo adopta como suyo). Que el movimiento emana para evitar que no se concrete un futuro que corre el riesgo de ser truncado en el marco de abusivos recortes presupuestales, la desaparición de fondos públicos vitales, afrentas y descalificaciones (idéntica a la política de Hugo Chávez, para dividir a la sociedad) que obedecen a una lógica centralista que violenta el equilibro de poderes y el pacto federal ¡Cerraron filas en un pronunciamiento conjunto!

No les falta ni les sobra razón a los argumentos que enuncian los gobernadores de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas. Para el tercer año del gobierno de López, endurece las políticas de la centralización del poder económico, en detrimento de la población de los Estados y municipios.

A la sazón de un año eminentemente electoral, en el cual también pretende echar andar su ridícula consulta popular; el gobierno de Andrés exige más y más dinero para desdoblar con mayor agresividad su “politiquería” en pro de aquella masa popular que ha cautivado con dádivas de sus programas sociales, aunado a las campañas divisionistas y combates engañosos en contra de la corrupción, cuando ha quedado demostrado que en el gobierno de López Obrador, se practica como fiel “religión” la corrupción.

Cunde la desesperación por si llegan a perder las elecciones, el manejo de los miles de millones extras le favorece, en tanto que a los gobiernos de los Estados y municipios, a su población, les perjudica al no poder cumplir con la variedad de programas que tienen sustento en los recursos federalistas, dinero que aportan los Estados, pero se queda la federación con la mayor parte de ellos. Nada difícil llagar a la conclusión del por qué de la concentración del poder económico que necesita López, para cumplir sus objetivos de quedarse en el poder por más tiempo del que fue electo.

La simple pero trascendente y ominosa decisión política de “eliminar” 109 Fideicomisos y los miles de millones de pesos que administraban esas Instituciones, en lo sucesivo pasarán al omnímodo poder personal del Presidente. La abusiva acción debilita a miles de mexicanos y favorece solo a una persona llamada Andrés López, a la vez que fortalece a su pandilla de ladrones. Para sus obras estrellas habrá más dinero, los presupuestos se fueron al alza, como era de esperarse, lo que tanto criticaba la realidad se estrella en su rostro. Aún les falta el Fideicomiso del fondo de salud, que son otros miles de millones de pesos. De un plumazo desaparecieron el Fonden, Fidecine, Fondos de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico; Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, entre otros. Y los más de 48 mil millones de pesos se quedan en lo sucesivo en Hacienda a disposición única y exclusivamente del Presidente López.

Antes de la aprobación de la extinción de los Fideicomisos, un nutrido grupo de más de 700 científicos de prestigiosas universidades, entre las que se encuentran Harvard, Oxford, Yale, Cambridge, Stanford y el MIT, firmaron el lunes 19 un manifiesto en apoyo de los fideicomisos de ciencia mexicanos, en riesgo de desaparecer. Dijeron, por una iniciativa que el Congreso está por aprobar. Iniciativa que por supuesto ya fue aprobada. El documento lo intitularon “Carta en apoyo de los científicos mexicanos”. Reclamó a los legisladores que “reconsideren su apoyo al proyecto para evitar la extinción de los fideicomisos” ya que “sería un duro golpe a la ciencia y la tecnología en México justo cuando más que nunca el país necesita de su aporte”. Oídos sordos de los legisladores, solo respondieron a los intereses de su presidente.

¿Les falta razón a los diez gobernadores por estar inconformes? Por supuesto que no, eso apenas es la punta del iceberg. Por cierto, la mayoría de los mexicanos ignora que los fondos de investigación científica y desarrollo tecnológico “están constituidos en su mayoría de recursos que provienen de organismos privados, internacionales y multinacionales para fondear proyectos de investigación”, no solo de fondos gubernamentales, esos fondos quedarán centralizados en manos de López Obrador. Seguramente algunos apoyos serán suspendidos.

Crece el descontento de la sociedad mexicana por estos descarados abusos, sumados a la ineficiencia demostrada y probada en un sin número de fracasos en el mal “desempeño” del gobierno lopista. Al descontento se suman las autoridades estatales y municipales. Le renuncian Secretarios por los excesos que comete el propio Presidente, quien actúa al margen de la ley, sin freno alguno. El Presidente de la República, contrario a su idea original de campaña, de desaparecer al Ejército Mexicano, ahora se apoya en él para subsistir y resistir; le ha otorgado atribuciones inconstitucionales, con tal de no recibir el revés que el ejército de Bolivia le dio en su momento a Evo Morales, cuando este se excedió en sus atribuciones e intentos reeleccionistas. El que mal anda, mal acaba, reza un popular dicho mexicano. Veremos mañana (hoy) cuáles son las reacciones en esos diez Estados, en el claro entendido que otros tantos gobernadores están en las mismas, mas no se atreven a manifestarse, por lo pronto.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
¿Qué va a pasar con la Iglesia Católica?
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro