| | www.codiceinformativo.com

MENU
Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»En Querétaro, para visitantes de primera, seguridad de primera

Con este viernes 15 – tercero del mes de marzo – en Querétaro, en el país todo, se da inicio…



Por: Andrés González

Con este viernes 15 – tercero del mes de marzo – en Querétaro, en el país todo, se da inicio el primer “Puente Grande” vacacional del año, por lo que tanto las administraciones municipales, delegacionales y las instancias estatales de turismo, aprovechan para recibir a cientos de visitantes que de los estados vecinos llegan a esta tierra.

Y se han preparado toda una serie de eventos que van desde las celebraciones del Equinoccio de Primavera – en la delegación de Bernal en el municipio de Ezequiel Montes, el de la Pirámide de El Pueblito en Corregidora – los festivales de la más diversa índole, comenzando por el Festival del Toro Bravo en Tequisquiapan, hasta los que de gastronomía de la más rica, diversa y variada que tenemos en esta tierra.

Y todos los festejos – ahora – si bien representan un alto beneficio a los prestadores de servicio de la hotelería, restaurantes, artesanía y recuerdos de toda clase, el mayor reto de todos es el de la seguridad. Justo también aquí, como el que a nivel nacional figura muy por encima de todos los demás.

Querétaro está ubicado, dicen, como el principal destino no playero de la república mexicana, seguramente por la cercanía a una de las ciudades más grandes del mundo, la Ciudad de México. Y si a esto se le agrega una distancia casi similar a poblaciones como Toluca, en el Estado de México; San Luis Potosí en el estado del mismo nombre; León en el intranquilo estado de Guanajuato o Morelia del vecino y también muy agitado Michoacán, entonces es casi seguro de que tendremos altas cifras de visitantes que nos llegan a esta tierra.

Y en hotelería y gastronomía hay esmero y capacidad para recibirlos.

Lo que nos pondrá nuevamente a prueba a todos, comenzando desde luego con las autoridades del estado y las municipales, es la seguridad que podamos aquí ofertarles, justo cuando nuestros visitantes tienen referencias de que aquí, en Querétaro, se está mucho mejor en esta materia de seguridad, que la que tienen en cualesquiera de las ciudades arriba mencionadas.

Y desde luego que no se equivocan, porque más que en todos esos lugares, si creemos tener mejores cuerpos de seguridad, aun cuando a esta entidad no nos llega – ni al resto del país – la llamada Guardia Nacional.

Ese y para este primer puente, la seguridad deberá ser de primera, por la sencilla razón de que todos nuestros visitantes son de primera.

El nombre de Querétaro, también esta vez, está en juego.

Arreglemos aquí el ya casi insostenible problema de la vialidad urbana, que está a punto de tronar, porque la llegada de autobuses rentados, fue solo un muy mal parche a un cuerpo, el del transporte urbano de la zona metropolitana, que parece estar a punto de morir. Se requiere una cirugía mayor. Malos autobuses y una tarifa alta, son por lo regular los ingredientes necesarios como para que, de un momento a otro, estalle este cocktel molotov. Y urge atenderlo de una manera frontal, con mejores ideas y desde luego con más recursos.

Este deficiente sistema de transporte urbano – el Qrobús – después de todo, también es parte de la imagen de Querétaro.

Y estos dos – seguridad y transporte urbano – no es que estén politizados, sino que no están resueltos. Así de fácil.

Entonces, las instancias oficiales correspondientes, deberán de tener la delicadeza, el cuidado pues, no solamente de escuchar a lo que dicen los partidos de oposición – que no son precisamente unas almas de la caridad – sino también poner mucha y mayor atención, a lo que dice la ciudadanía, en la calle, en los cafés y ahora también, en las redes sociales.

Si ahora todo es política, esta – además de la partidista – es la que se tiene que resolver.