El zapatazo


Por Andrés González el 20/05/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 El zapatazo

Foto: Especial

Lo que pintaba como una buena acción en favor de la niñez del municipio de Corregidora, se convirtió – y en plena campaña – en […]

Lo que pintaba como una buena acción en favor de la niñez del municipio de Corregidora, se convirtió – y en plena campaña – en una clara y abierta denuncia de cientos de padres de familia.

Se trata de 27 mil 681 pares de zapato tenis, cuyo reparto inició el 1 de abril del 2019 en la comunidad de San Rafael de esa municipalidad. Y el reparto siguió durante todo ese año. Solo la pandemia del 2020 lo interrumpió pero volvió a reaparecer el pasado 25 de enero del 2021, para terminar de entregarse en 70 escuelas públicas, de las cuales 23 son jardines de niños y 47 escuelas de educación primaria.

Esta cuestión comenzó a trascender en el reciente debate que organizado por la Universidad Autónoma de Querétaro UAQ, salio en una de las preguntas que le hicieron a Roberto Sosa, que aspira nuevamente a la alcaldía, pero también por varios de los 11 candidatos a la presidencia municipal de Corregidora.

El “zapatazo”, seco y con evidente “chanfle” fue pues para Roberto Sosa, que no tuvo respuesta satisfactoria en torno al tema, para limitarse a decir, “lo importante era que esos pares los recibieran los niños”.

Pero las denuncias de los padres de familia fueron en el sentido de que los zapatos tenis eran “de muy mala calidad, que producían mucha sudoración en los pies de nuestros hijos y que, inclusive, a otros les generaron ampollas”.

Para estos zapatos tenis, el municipio de Corregidora dispuso la adquisición citada – según consta en la misma página del municipio – a razón de 230 pesos por par, haciendo un total de 6 millones 366 mil, 230 pesos; “cuando en realidad – y al decir de los propios padres de familia – cada par no pasa de los cien pesos”, más si son adquiridos en la cantidad citada.

Y nos dimos a la tarea de indagar el hecho, ahora que las campañas políticas están a todo lo que dan.

“Esta acción que en principio podría agradecerse por los padres de familia, se ha convertido en una reiterada molestia y denuncia, porque constituyen una burla para los necesitados padres de familia y en un suplicio para los niñas y niñas que los calzan. Y no se los ponen porque les queman los pies” me dice el Lic. Cuauhtémoc Ríos López, uno de los doce candidatos que buscan la presidencia del municipio de Corregidora. Cuauhtémoc es candidato por Movimiento Ciudadano.

Se trata, según su decir, de una de las quejas más reiteradas por parte de los padres de familia y que han provocado una real molestia, “porque se trata de nuestros hijos”.

Otra queja – nos dice “Cuauh” ya entrado en gastos – son los “pésimos servicios municipales que se ofrecen, particularmente para las colonias populares y en la generalidad de las 31 comunidades rurales”.

“Cuauh”, como se hace identificar en su promoción para la alcaldía, señala la gravedad que se vive en las colonias y que hasta hace algunos años eran comunidades rurales – como Los Olvera, Santa Bárbara o Los Ángeles, por citar algunas –“que se han quedado rezagadas en toda clase de servicios de urbanismo, por el hecho de que gran parte o son asentamientos irregulares o están en proceso de regularización, sin nadie que les apoye para acelerar esta anomalía”.

Y uno de sus lemas es “justicia en servicios básicos y justicia en la tenencia de la tierra”. “No hemos tenido un solo gobierno municipal que le haya querido entrar al tema para que sus ciudadanos estén bien, porque hay familias, cientos de familias, que tienen viviendo en estos lugares desde hace 30 años o más. Y sienten que donde viven no es de ellos, por no tener ningún documento con el cual se acredite su propiedad”.

Entonces, es cuando el “detalle” de los zapatos tenis se convierten en una nimiedad.

Y ya ven cuanto han molestado.

El servicio de la recolección de la basura es otro tema que “no ha funcionado”, porque no solo en el primer cuadro de El Pueblito se ven los montones de bolsas de basura que no pasan a recoger. Y es que este servicio está concesionado. “Nosotros lo vamos a someter a una rigurosa revisión para ver en qué términos está esta concesión. Y si no sirve, lo vamos a municipalizar”.

Corregidora se encuentra ya ubicado como la tercera municipalidad que ejerce mayor presupuesto en el estado, “pero los servicios no van a la par”. Y de 48 mil habitantes que tenía en el año 2000, tiene ahora 220 mil, según datos del INEGI del censo de 2020.

“Y ese crecimiento se evidencia en los innumerables desarrollos inmobiliarios que aquí tenemos, particularmente para viviendas de clase media alta y clase alta para arriba. El negocio inmobiliario está a la vista y lo sabemos todos. Es negocio para el desarrollador, claro, porque las autoridades municipales le facilitan todo. ¿Es negocio para la autoridad? Por supuesto y porque no se puede explicar de otra manera, los porqués se dan tantas facilidades. Muchos de los nuevos fraccionamientos no tienen el servicio de saneamiento de agua. Y si al presidente municipal le interesa la reelección, es por algo que no quiere perder”.

Ésta es solo otra parte de los verdaderos negocios y problemas que tiene el municipio de Corregidora.

Visto así, la exhibida de los zapatos tenis queda en una mera molestia ciudadana.

Pero como ha cundido, “porque se trata de una burla a nosotros como padres de familia y porque se trata de nuestros hijos” dijeron los quejosos.

Hay pues mucha tela ahí de donde cortar en el municipio de Corregidora, colocado como uno de los diez municipios de mayor crecimiento, urbanístico y poblacional, en todo el país.

Por eso la campaña se calienta.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Moscú, la agonía por el Sol
EnBici.life
Marisol González: Hoy y siempre
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia