El tren de las y los presidenciables


Por Andrés González el 01/09/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 El tren de las y los presidenciables

El tren sexenal – este, del 2024 – apenas está arrancando, pero lo boletos ya se están repartiendo. El país está dividido políticamente en dos […]

El tren sexenal – este, del 2024 – apenas está arrancando, pero lo boletos ya se están repartiendo.

El país está dividido políticamente en dos grandes bloques: La extrema izquierda, aglutinada en Morena – que digo, con AMLO – con el Partido Verde y el PT. Y la oposición, que está tomando forma en la “Alianza por México” integrada, hasta ahora, por el Partido Acción Nacional PAN, el Partido Revolucionario Institucional PRI y el Partido de la Revolución Democrática PRD. Falta la decisión de Movimiento Ciudadano, para saber si se va en solitario por la libre o se une al bloque de la “Alianza por México”.

En Morena, a las y los presidenciables les llaman “corcholatas”. Las más cotizadas son, hasta ahora, Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard. En la puja se encuentra el senador Ricardo Monreal, sin la venia presidencial y haciendo – y por eso – una valiente defensa del Senado de la República. Este desenlace será por demás interesante.

Las y los presidenciables de la “Alianza por México” se comienzan a mover. Y de estos, toma el ticket o boleto ofrecido, el que quiere, cuando el consenso entre las partes está aún en el aire.

En esto, llama la atención el hecho de la presencia de dos queretanos, en las dos últimas jugadas de los presidenciables.

En el 2018 se trepó – y falló – Ricardo Anaya Cortés, hoy prácticamente desechado por Marko Cortés a raíz del pleito-litigio personal que trae con AMLO. Y por voluntad propia se ha desterrado, sin arriar bandera. Volverá al país, seguramente, hasta que deje Andrés Manuel la presidencia.

Y el otro presidenciable es el gobernador de Querétaro Mauricio Kuri González, a quién le ofrecieron el boleto de abordar, pero le hizo mutis. “Quiero dar buenos resultados ahorita en Querétaro. Por supuesto que se siente hermoso que te puedan nombrar para un tema tan importante como ser candidato a la Presidencia de uno de los partidos más importantes de este país”.

Marko Cortés había dicho que el gobernador de Querétaro “ha demostrado capacidad y liderazgo, además de ser una persona que podría generar una ecuación uy importante entre todos los actores en México que ven que las cosas van de mal en peor”.

El boletito de abordaje se lo entregó Marko – y en forma presencial – en sus propias manos a Kuri, pero les aseguro que al queretano ni cosquillas le hizo. No por ahora, no sabemos que pase el próximo año.

Antes, en la historia moderna de los presidenciables, solo otro queretano, Fernando Ortiz Arana, tuvo por algunas semanas este boleto, luego del asesinato del priista Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Un día, es que me la platicó el propio Fernando, sentados en la sala de su casa que tenía en la Av. Constituyentes y que le había comprado al Arq. Antonio Calzada Urquiza, exgobernador de Querétaro.

¿Le tocó, licenciado, la tentación del poder, de llegar a la “grande”?

“No Andrés, no fue así. Aunque mi nombre se mencionó con insistencia – y no te niego que da tentación – yo sabía que no tenía la menor posibilidad de ser candidato a la presidencia de la República, por una simple razón. No tenía la voluntad del presidente Salinas”.

Y es que Fernando era el presidente nacional del PRI. (Los Ruidos del Poder, de mi autoría)

Y este partido –Salinas, mejor dicho – se decide por el Dr. Ernesto Zedillo.

Actualmente, de los presidenciables del PRI y con el bajón que le ha dado “Alito” – sin necesidad y por no dejar la presidencia, que lo ha desgastado más que fortalecerlo – la que tiene ese nivel es la Lic. Beatriz Paredes Rangel, actual senadora, ex presidenta de ese partido, ex gobernadora de Tlaxcala. Y ha dicho que “si quiero”. Los pocos gobernadores que le quedan a ese partido, gobernadores en funciones, ninguno tiene ese nivel.

Del PRD ni se mencionan.

En Movimiento Ciudadano tiene la mano levantada Luis Donaldo Colosio Rojas, el actual alcalde de Monterrey, N.L. pero difícilmente podría ir en esa “Alianza por México”, por la presencia ahí del PRI, por la muy sencilla razón de que ese partido, el PRI, asesinó a su padre.

Así las cosas, la senadora del PAN Lilly Téllez, que ya tiene uno de los boletos en sus manos y está por treparse al tren de la sucesión sexenal – dice que a partir del 2 de octubre – y esperar para ver como vienen los acuerdos de esa alianza.

El viejo juego del “tapado” -como en el viejo PRI – vuelve a resurgir.

El tren ya comenzó a caminar y los boletos se agotan.

Andrés González

Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
En Corregidora, 625 personas con discapacidad reciben apoyos