| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»El primer Acuerdo

Cuando el país todavía huele a gasolina cara, a una reforma educativa que está dejando al sureste prácticamente en estado de insurgencia, a sus maestros; cuando gran parte de la clase política en el poder no se sacude el negro distintivo que le ha dejado la corrupción, es que Andrés Manuel llega a Querétaro



Por: Andrés González

Cuando el país todavía huele a gasolina cara, a una reforma educativa que está dejando al sureste prácticamente en estado de insurgencia, a sus maestros; cuando gran parte de la clase política en el poder no se sacude el negro distintivo que le ha dejado la corrupción, es que Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de MORENA llega a Querétaro a la firma de un “Acuerdo Nacional” al que le llamó “Por la prosperidad y el renacimiento de México” para pronunciar un discurso queretano a más no poder – “Querétaro es la cuna de las transformaciones nacionales” – y en este primer acuerdo, acuerdo de pepena política, comienzan a aparecer los primeros personajes interesantes locales, enmarcados en un tiro de precisión y jugada maestra en la política nacional para recolectar gente y voluntades para su proyecto en todo el país.

Ese es el “Acuerdo” aquí firmado.

Bajo el inclemente sol de marzo Andrés Manuel López Obrador llegó al Jardín Guerrero, en el corazón de Querétaro – y “corazón político” de MORENA porque ahí nació su registro – aquello era una caldera, por el sol que caía a plomo, por la emoción política de la generalidad de los que ahí llegaron – 1,500 – y hasta por el “tianguis del peje” que, con este líder, recorre todo el país. Vendedores que ofertan todo tipo de playeras con la leyenda de MORENA, con el nombre de Andrés Manuel, con letreros que dicen “Ser mexicano es un orgullo, pertenecer a MORENA es un honor”; también hay sombrillas, cachuchas, libros, bufandas.

Así, con la música y rima del grupo “El otro son” del genial y protestero Luis Castañeda, al arribar Andrés Manuel al jardín Guerrero y cuando se encontraba a unos cuantos pasos del modesto presídium – levantado a solo un metro del nivel del piso – se comienza a escuchar con insistencia la palabra “pre-si- den-te, pre- si – den- te”.

AMLO vestía con camisa azul cielo a pequeños cuadros, pantalón caqui. Pronto le colgaron, las indígenas que venían de Jalpan, un largo collar de flores amarillas. Con este, Bertha Luján, presidenta del consejo nacional de MORENA; Yeidkol Polevnsky, activa secretaria del comité ejecutivo nacional de ese partido; dos ayudantes. Ahí también la magistrada Celia Maya…y Ángel Balderas…y…y. Abajo, el arquitecto Gonzalo Ruiz Posada.

Pero si el ambiente fue algo poco común y distinto de lo que suelen ser los mítines de otros partidos políticos, mayor la sorpresa, de llamar la atención pues, fue el discurso de Andrés Manuel el que, sin dejar de ser “antisistémico”, se convirtió en una arenga nacionalista que evidenció – para variar – el desgaste no del PAN, no del PRI, sino del sistema político nacional vigente.

En un discurso de apenas 32 minutos con los rayos del sol a todo lo que dan, con música de protesta y el accidente del drón en la esquina de Madero y Guerrero, AMLO destacó:

1.- El objetivo superior es la transformación de nuestro país.

2.- Esa transformación vendrá en base a no mentir, no robar, no traicionar.

3.- Vamos a acabar con la corrupción, vamos a sacar a México del atolladero en el que lo han metido.

4.- La transformación será pacífica, no violenta.

5.- Vamos a sacar a nuestro pueblo de la pobreza, de la marginación, de la incertidumbre y del miedo, de la inseguridad y la violencia.

6.- El país ha tenido tres grandes transformaciones y Querétaro ha sido la cuna. Aquí se gestó el movimiento de independencia; aquí se consumó el movimiento de reforma; la revolución y en Querétaro se signó y promulgó la Constitución. “La cuarta transformación la estamos haciendo con MORENA”.

7.- Vamos a dar un combate frontal a la corrupción.

8.- Necesitamos unirnos todos, todo el pueblo, sin distinción de partidos, para sacar a la mafia del poder, mafia que nos exprime y roba.

9.- Darle a las personas de la tercera edad, el doble de pensión de la que ahora tienen.

10.- ¿Cómo es posible que, siendo un país petrolero, compremos la gasolina? En México tenemos seis refinerías que operan al 40 % de su capacidad y en Estados Unidos tienen 150.

11.- La gasolina es más cara en México que somos un país petrolero, que en Guatemala que no es país petrolero.

12.- La compra de gasolina representa 500 mil millones de pesos cada año.

13.- Vamos a defender a los migrantes y a los mexicanos que viven del otro lado de la frontera.

14.- Se van a quitar las pensiones a los ex presidentes de México. “No va a recibir Salinas, cinco millones de pesos mensuales de pensión”. No lo recibirá Zedillo, ni Fox ni Calderón esa misma cantidad por pensión. Cada uno recibe – según AMLO – 54 millones de pesos al año. “Esas pensiones se van a quitar, no somos alcahuetes de nadie”.

15.- Se van a revisar todas las llamadas reformas estructurales.

Y resume su discurso en la frase que ha utilizado siempre:

“Solo el pueblo puede salvar al pueblo, unido y organizado”.

Y lanza al aire tres “Viva México”.

En la firma del “acuerdo” estuvieron los siguientes queretanos y que ahí se dieron sus nombres:

Lupita Ruiz Posada, esposa del ex rector y poeta Hugo Gutiérrez Vega para que en su representación estuviera la escritora y periodista Lupita Segovia a la firma; el Dr. Ramiro Pérez, Director del centro de Física Aplicada de la UNAM, campus Juriquilla; el General de Brigada, DEM, Luis Vicente Domínguez Ramírez, en situación de retiro; la doctora Luisa María Helguero, artística plástica queretana; Ing. Jorge Lomelí Noriega ex diputado local y ex militante del PAN; Carmen Martínez Pascual, indígena de San Ildefonso; Agustín Escobar Ledesma, escritor y periodista; Norman Troll Juárez, micro empresario de la panadería; Alma Solares, deportista; Mariana Díaz de la Vega, atleta paralímpica; Jesús García González, atleta especial; Carlos Lázaro Sánchez Tapia diputado local del PRD en la LVIII legislatura y ya seguidor de MORENA; la Dra. Martha Fabiola Larrondo Montes, ex priísta y ex candidata de ese partido a un cargo de elección popular, maestra en funciones de la UAQ; Ángel Francisco Ramos Carrillo, periodista de San Juan del Río; Ing. Armando Sinecio, empresario queretano; Celia Cedeño Ruiz, ex lideresa del sindicato del IMSS; Jesús Martínez Gómez, ex diputado local por el PT; Diego Foyo López, ex diputado local del PRI; Silvia Hernández, indígena de Santiago Mexquititlán; Dr. César Pérez Guzmán, aspirante de la CEDH; maestro Jorge Eduardo Patrón Lira, ex secretario general del PAN en Corregidora; Eufrosina Durán Montero, indígena pame de Jalpan; Arq. Juan José Jiménez Yáñez, ex diputado local del PRI y ex dirigente del sector popular de ese partido; Ceferino Pérez Martínez, líder de la central campesina cardenista; Dr. Agustín López Guerra, fundador de “Consenso por Querétaro”; Lic. Juan Carlos Briz Cabrera, de redes ciudadanas del PRI en Querétaro (Juan Carlos es puntero en la propuesta de MORENA para la presidencia municipal de Querétaro).

El evento corrió bajo la coordinación de Carlos Peñafiel Soto, presidente de MORENA en Querétaro. Y la libró.

El trabajo fuerte y pesado, es el que viene.

MORENA sigue creciendo en el país; también en Querétaro.

Este domingo fue una muestra de ello. Y se firmarán aquí cuantos acuerdos sean necesarios.

En este partido, MORENA, ya todo comenzó: con la suma de voluntades- “Acuerdos”-; con un candidato para la presidencia de la república, cuando en el resto aún nada definen.

¿Lo alcanzarán?