El “Lozoyazo”


Por Andrés González el 25/07/2020
 El “Lozoyazo”

En la tierra de dos de las figuras principales del panismo – del gobernador Pancho Domínguez Servién, del ex candidato a la presidencia de la […]

En la tierra de dos de las figuras principales del panismo – del gobernador Pancho Domínguez Servién, del ex candidato a la presidencia de la república, Ricardo Anaya Cortés, también queretano – las primeras declaraciones o trascendidos de Emilio Lozoya Austin, ex director de PEMEX, caen como balde de agua fría en ese partido.

Y las historias viejas se reavivan, por lo de la aprobación del “Pacto por México”.

Pero en boca del presidente – que metió este mismo tema en la parte final de su “mañanera” – estas historias, por atroces, más que empeños para combatir la impunidad y la corrupción, se asemejan más a certeros golpes políticos, con posibles dividendos para el 2021.

Y con la presencia en el país de Emilio Lozoya, lo publicado por Reforma y el calentamiento del tema que se da desde la “mañanera”, el morbo ciudadano se convierte ahora en la fiebre cotidiana, en la pandemia del escándalo político.

Así, en el circo de la política nacional, el espectador no se cansa de exigir y de ver sacrificios, que a todas luces deberían ser con consecuencias basadas en la aplicación de la ley. Ya no más cortinas de humo para desviar la gravedad en la falta de atención – y de resultados – en el combate al coronavirus.

Nada opacaría las muertes por la pandemia, ni siquiera el “Caso Lozoya”, no a los deudos, ni las negativas a los estados en apoyos que deberían ser obligados.

Nada es más importante que la vida de los mexicanos, ni siquiera el empeño por el no tan claro combate a la corrupción.

La mañana de ayer fue distinta por las notas del diario Reforma. El coletazo del “Pacto por México” – en una visión distinta a la del gobierno actual – salpica a todos sus operadores o a sus principales. Según este medio, uno de sus principales operadores fue Luis Videgaray, ex secretario de Hacienda de Enrique Peña Nieto y quién le solicitó entregar a Ricardo Anaya 6.8 millones de pesos, pero en total “se habrían de entregar más de 52 mil mdp a los legisladores del PAN”.

Pero Reforma abunda en detalles, en riesgosos – para los presuntos involucrados – y comprometedores detalles. Y la versión del ex director de PEMEX y hoy “testigo colaborador” de la Fiscalía de la República, involucra en otros presuntos actos de corrupción, al también entonces senador Ernesto Cordero, que fuera coordinador de la bancada de Acción Nacional y al menos a dos gobernadores.

El coletazo de Lozoya apenas se comienza a sentir.

“Siempre he actuado con legalidad” dice Cordero al periódico Universal.

Y el PAN – el nacional y tímidamente el local – le responden:

“En Acción Nacional reiteramos nuestro llamado a combatir la corrupción, pero no toleraremos, como se ha hecho en el pasado, que se usa la justicia como instrumento de propaganda para dañar al partido, ni el buen prestigio de nuestros liderazgos” se puede leer en su página oficial.

“La investigación sobre el actuar del ex director de PEMEX, será utilizada para perjudicar al principal partido que le representa una oposición al gobierno federal” dijo aquí Martín Arango, secretario general del CDE del PAN, a la par que advertía que “esto no nos intimidará y seguiremos señalando las deficiencias del actual gobierno”.

Categórica, pero no contundente.

Y según el medio “Indigo”, el Partido Acción Nacional negó que sus legisladores hayan aceptado sobornos millonarios durante el sexenio anterior para aprobar la Reforma Energética, “pues ellos estaban convencidos de abrir el sector a la inversión privada”.

Y desde Oaxaca, el presidente AMLO consideró que en el caso de Emilio Lozoya, “se debe llamar a comparecer a todos los involucrados” pero también aclaró que su postura sobre acusar a un ex presidente – a Peña Nieto – “será solo si los ciudadanos así lo deciden a través de una consulta”.

Con esto, AMLO parece que se lava las manos, cuando le fascina hacer ocasionalmente las veces de Fiscal de la República, como en la primera parte de su declaración matutina.

¿Hasta dónde realmente irán los coletazos de las declaraciones de Emilio Lozoya y que ahora le dan aparente impunidad como “testigo protegido”?

Aquí, en Querétaro, al panismo estatal pareció ser sorprendido por la información del Reforma cómo también que en la “mañanera” el presidente le haya dado más de veinte minutos al tema.

La sorpresa pasará – creo – pero no deberá dar paso a un letargo en el aturdimiento.

Y si bien parece un distractor para evitar o evadir otras responsabilidades – la mayor es la falta de respaldos y acciones federales para combatir la pandemia – también se aventura un agarrón que tendrá repercusiones en el proceso del 2021, entre dos ideologías políticas encontradas, la 4T y la derecha mexicana.

Esto va a arreciar.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Negligencias durante la pandemia: las otras muertes del COVID-19
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica