El BOA queretano


Por Andrés González el 10/06/2020
 El BOA queretano

La nueva “nube” del espacio cibernético del país, se comenzó a formar con rapidez, casi al momento mismo de que el presidente AMLO la soltara […]

La nueva “nube” del espacio cibernético del país, se comenzó a formar con rapidez, casi al momento mismo de que el presidente AMLO la soltara en su “mañanera”.

Eran las 8 de la mañana con veinte minutos.

“…si. Ese, lo lees tu Jesús, porque este…es como las figuritas: Esta ya la tengo”.

Y si, dicho y hecho, toma la palabra Jesús Ramírez Cuevas, coordinador general de comunicación social y vocero del gobierno de la república.

Se apoya en transparencias, proyectadas en la enorme pantalla del salón “Tesorería” del Palacio Nacional

Es un largo documento de siete páginas que se titula “Rescatemos a México” Proyecto BOA, el que ahí leyó con toda puntualidad y en el que empleo 20 minutos de la “mañanera”.

BOA- según se interpreta ahí mismo – significa “Bloque Opositor Amplio” cuyo propósito y por escrito, es “retirar a AMLO de la presidencia de la república en 2022 mediante la revocación de mandato”.

Así, textual, a la letra.

Y aquí sí, la realidad supera a la burda ficción.

Según lo dicho en esa “mañanera” es un documento que hasta presidencia se los filtraron. “Me llegó hasta presidencia”.

Que inocente historia esta, digna de un mejor cuento de ciencia ficción política.

“…pero es un bodrio tan falso, que se elaboró en la dirección de Comunicación Social de la Secretaria de Gobernación” sostiene el periodista Miguel Ángel Rocha Valencia – mi compañero de la “Septién García”- en su columna “Yo campesino” del medio “Perspectivas”.

Si existiera realmente un documento así, si fuera real, sería muy ingenuo que se le pusiera la leyenda traslúcida de “CONFIDENCIAL”.

La leyenda que le acompaña, la verdad, es que no se necesita para nada, porque el movimiento sin que exista por escrito, es real, al menos en Querétaro si lo es. Y en este estado nadie maquinó nada, ni golpe de estado ni escribió propósito semejante como para quitarlo.

Ese derecho lo da la democracia misma.

Y además, por el camino que él mismo marcó: La revocación de mandato.

Entonces ¿Cómo para que un documento así? ¿Para convertir al presidente en mártir? Si la democracia tiene eso – como la vida – da revanchas.

Es la democracia por la misma vía de las urnas, la que da la herramienta. Y herramienta legal, constitucional y que no es otra cosa que el sagrado voto ciudadano.

Además, de todos los responsables que ahí se mencionan como “Promotores y actores, BOA”, nadie, absolutamente nadie, lo firma; nadie que se sepa – si bien son opositores en todo su derecho – le quiere dar un golpe de estado. En las democracias constitucionales eso no va, no procede. Y si aguantamos a los malos – algunos muy malos – gobiernos conservadores y neoliberales ¿Por qué a este no?

Es de risa que en cadena nacional y en una “mañanera” se descubra una intención así, tan peligrosa y tan antidemocrática. No es creíble pues.

Sería mejor que nuestro presidente se preocupe por dar ya una o muchas nuevas buenas cuando – y por esta pandemia – tanto las necesitamos.

Pareciera más bien otra cortina de humo que la hace aparecer cuando atravesamos lo más agrio y complicado del coronavirus.

Y si, aquí existe – y sin ponerse de acuerdo expresamente – un fuerte bloque opositor. Ni que BOA ni que nada.

Esa intención de detener a AMLO “en sus intentos supremacistas”, me lo expresó el Lic. Jesús Rodríguez Hernández y que apareció el 24 de marzo pasado en esta misma columna bajo el título de “El acuerdo por Querétaro”. No lo ocultó ni lo hace tampoco ahora.

“Su nombre ya circula allá – en el CEN del RSP – en espera del registro como partido nacional, a fin de generar encuentros ya perfilados a una sola estrategia” me confirmó ayer el Lic. Ulises Gómez de la Rosa, presidente moral de este partido en Querétaro.

Y en eso, Jesús no se esconde.

Pero hubo antes más, mucho más y con igual claridad.

Esta se dio con el senador Mauricio Kuri González que rindiera en el majestuoso “Teatro Metropolitano” su primer informe legislativo. Ya desde entonces a Mauricio se le consideraba como “la carta mayor del panismo local, para gobernador del estado”.

Y ahí se marcó el paso muy claramente, amén de que, sesión tras sesión lo hacen con su voto en el Senado de la República.

El bloque aquí presente lo hicieron – y sin esconderse – el propio Marko Cortés, presidente nacional del PAN; los senadores Miguel Ángel Osorio Chong, del PRI; Josefina Vázquez Mota, del PAN; Damián Zepeda también de ese partido…y Xóchil Gálvez, pero también Dante Delgado de Movimiento Ciudadano – el de las dos cartas muy directas hacia AMLO -; y Miguel Ángel Mancera, del PRD, con la presencia mandona del “Jefe” Diego Fernández de Cevallos.

Y nadie se escondió. Ni guardaron “confidencialidad”.

La realidad es la que en Querétaro se está dando, sin necesidad de documento “confidencial” alguno. Y lo hacen también cámaras empresariales – cuando se necesita – o colegios de profesionistas como el de arquitectos, el de ingenieros o la CMIC cuando el presidente se metió con ellos.

Y lo ratifican a este columnista los dos presidentes de los partidos más importantes de Querétaro.

Por el PAN:

Agustín Dorantes Lámbarri: Lo del Bloque Opositor Amplio, el BOA, existe “solo en el corazón de los queretanos. Más bien parece otra cortina de humo”.

Y el del PRI.

Paul Ospital. Al presidente, “le encanta estar así. Por eso estoy seguro que ellos mismos lo provocan”.

De MORENA – no en Querétaro que se sepa – nadie salió a defender a su presidente.

Y la “nube” se llenó de “memes”, por aquello de la BOA.

El documento…¿Ficción o realidad?

En Querétaro, la oposición es real.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Ritos Falsos para perder la tranquilidad
EnBici.life
Fernanda Castillo: El futuro de una mujer fuerte
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica