El agua y la concesión de la basura, a revisión: María Alemán 


Por Andrés González el 04/05/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 El agua y la concesión de la basura, a revisión: María Alemán 

Foto: Andrés González

Son las candidatas Abigail Arredondo, a gobernadora; María Alemán Muñoz, a presidenta municipal de Querétaro, quienes abren y firman compromiso con la difícil aduana de los ambientalistas queretanos. 

Los eventos de campaña tienen su lenguaje, su simbología.

El de ayer se cumplió a la falda del cerro conocido como “El Tángano”, ubicado al sur de esta capital. Zona arbolada que, por decreto, se ha salvado de la deforestación.

Y por el cambio climático, el tema de estos días – y no solo el clima – está caliente. “No es cuestión de moda, sino de urgente atención”.

Son las candidatas Abigail Arredondo, a gobernadora; María Alemán Muñoz, a presidenta municipal de Querétaro, quienes abren y firman compromiso con la difícil aduana de los ambientalistas queretanos.

Son los solicitantes  el ingeniero Federico Orozco y el licenciado Manuel de Anda – ambientalistas de toda la vida- los que piden y hasta exigen a nombre de un grupo de trece, “Reforestando a Querétaro” que se detenga el déficit de agua que tenemos en los acuíferos de la zona metropolitana. Y son 245 millones de metros cúbicos por año.  Y defienden la zona de “Peña Colorada” como zona de recarga del acuífero de Querétaro.

El agua es la vida, pero no es el único, porque las zonas naturales nos limpian el aire…y queremos que ustedes se pongan las pilas”,  le dice Federico Orozco a los candidatos ahí presentes.

Estuvieron también ahí y por el PRI, la candidata a la presidencia municipal de Huimilpan, Blanquita Martínez y quién, a la chita callando, sigue avanzando en esa municipalidad. No sería sorpresa que gane; algunos de los candidatos locales a los seis distritos del municipio de Querétaro, con el infaltable liderazgo de Paul Ospital, presidente en el estado de ese partido. “Vamos muy bien”, me dice para resumir el sentir de los candidatos ahí presentes.

La sombra mañanera del lomerío de “El Tángano” ya se había retirado. El sol de mayo y antes de las diez, es ardiente. Una pequeña mampara les cubre la espalda a las candidatas, a los ambientalistas.

Le dan el micrófono a María Alemán. Busca ser presidenta municipal de Querétaro. Mujer claridosa y de palabra:

“Vamos a construir, entre todos, un Querétaro sustentable y sostenible” dice abriendo. “Los vamos a hacer con el corazón y con mucha pasión”.

Y vienen los compromisos, puntuales y sin sacarle vueltas al reclamo.

Llegando al gobierno municipal de Querétaro, vamos a impulsar el decreto de reconocimiento como reserva y área natural protegida de Peña Colorada”.

Y es que esta zona ocupa el 86 por ciento arbolado de la superficie de todo el municipio.

Vamos a cuidarla y vamos a protegerla, porque ahí se concentra la mayor cantidad de biodiversidad de este municipio. Y la vamos a acompañar con recursos, para darle vida a toda esta área”.

Y se compromete a meter orden y a cristalizar estrategias en esta materia.

Vamos a meter orden en el municipio de Querétaro, porque este no va bien”.

Y aborda el muy complicado tema del agua:

“Mi compromiso es construir cinco plantas tratadoras de agua…la mayor parte de estas concentradas en la zona de Santa Rosa Jáuregui, por la industria ahí existente…así como la separación de residuos sólidos,  orgánicos e inorgánicos, con la construcción de un “Biodigestor”  y de un “Centro de Compostaje”.  Querétaro será la primera capital de México, en cargar su alumbrado público a energías limpias”.

En entrevista, señaló que no se descarta pasar a la municipalización del agua que entra constitucionalmente en las facultades primarias del municipio. “Lo que necesitamos primero es fortalecernos a través de una Agencia Hídrica que va a tener el Centro de Atención Urbana, porque hoy no hay ningún espacio municipal que atienda el problema del agua…y nos vamos a preparar para la utilización de la posible alternativa de la municipalización…no seremos sumisos en este tema, pero necesitamos fortalecernos municipalmente”.

Pero también tocó – a pregunta expresa – el delicado asunto de la basura:

“Este es uno más de los negocios que tiene Acción Nacional. Hoy el servicio no es suficiente ni tiene calidad. Y diré más. Yo no estoy en contra de las concesiones. La concesión se justifica cuando el municipio no tiene la capacidad administrativa y financiera para brindar este servicio. Y este no fue el caso y hoy lo resentimos”.

Este fue un tema de negocios de los que gobiernan en Acción Nacional”.

Y abrió también la posibilidad de hacer efectivo el reciclaje “vamos a ajustar esa concesión, vamos a revisarla rigurosamente y generar un nuevo modelo de recolección de residuos en la ciudad, de las desechos orgánicos e inorgánicos, porque tenemos una Planta Tratadora de Basura que no la usan, que está desperdiciada. Y lo que vemos es que no hay voluntad política”.

María trae al dedillo el problema de la basura, su no separación y sí su aprovechamiento.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia