Cierra filas la oposición en San Lázaro


Por Héctor Parra el 26/10/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Cierra filas la oposición en San Lázaro

Foto: Archivo

Quedaron instaladas las Comisiones Unidas de Reforma Político-Electoral, Gobernación y Puntos Constitucionales; integradas por muchos más diputados que la mayoría de las legislaturas de los […]

Quedaron instaladas las Comisiones Unidas de Reforma Político-Electoral, Gobernación y Puntos Constitucionales; integradas por muchos más diputados que la mayoría de las legislaturas de los estados. Su misión: toda clase de reformas electorales.

En el primer escarceo la oposición a los abusos del gobierno cerró filas: no a la reforma propuesta por AMLO.

PAN, PRI y PRD, adelantaron que no apoyarán que se trastoque al INE ni al TEPJF. Movimiento Ciudadano se desmarcó, aunque también adelantó que no apoya la reforma destructora de los organismos electorales.

En tanto que Morena y PT, inician con el falso argumento de que, la mayoría del pueblo de México exige la desaparición del INE y del TEPJF.

Los debates sobre las reformas electorales serán prolongados, son más de 100 ocurrencias de las distintas bancadas, llamadas iniciativas, las que analizarán y dictaminarán. Harán amalgama de iniciativas; la mayoría se irá al cesto de la basura.

La iniciativa que pretende destruir las instituciones democrática para crear un órgano electoral afín al gobierno de AMLO, será la “madre de todas las batallas”.

Sobre ellas versaron los primeros posicionamientos de los coordinadores de las bancadas y dirigentes partidistas. Posiciones políticas totalmente encontradas: los oficialistas insistieron en la deformación de los nuevos organismos electorales; mientras que la oposición no acepta la iniciativa de AMLO, aunque están dispuestos a una reforma que mejore el marco electoral.

Si mañana se votara la iniciativa de AMLO, no pasaría en la Cámara de Diputados. Morena no alcanzaría la mayoría calificada. Sin embargo, le sobra tiempo al gobierno para lograr doblar a más de alguno de la oposición o recurrir a la tradicional compra de votos. A eso le apuestan los morenistas y el gobierno del terror de la 4T.

En abril de este año, AMLO dio a conocer en conferencia de prensa el contenido de su iniciativa. Horacio Duarte, entonces titular de la Agencia de Aduanas, fue la punta de lanza quien explicó a grandes rasgos la esencia de la iniciativa de contrarreforma electoral.

Horacio Duarte, al ser sustituido en aduanas por un militar, se fue de segundo a la campaña de Delfina Gómez, aunque hay quienes apuestan a que podría ser el sustituto de Delfina si esta no levanta en las encuestas, por aquello de los “moches” cuando aquella fue presidenta municipal en Texcoco. Así el equipo que armó la iniciativa que ha sido reprobada en el primer asalto en las Comisiones Unidas de San Lázaro.

AMLO y sus huestes van por reducir a cenizas las instituciones democráticas que tienen sustento en muchos años de lucha democrática y que lograron la independencia del gobierno. El presidente, sin embargo, desea regresar a los viejos tiempos, en los que el gobierno manipulaba las elecciones y de ser necesario dejar “caer el sistema”, para cambiar los resultados de una elección, como sucediera en la elección entre Carlos Salinas de Gortari y Cuauhtémoc Cárdenas Solorsano. Entonces Manuel Bartlett Díaz, era el presidente de la Comisión Federal Electoral, artífice, dicen, del fraude electoral. Por esa razón AMLO pretende regresar a los tiempos de los fraudes electorales; que el gobierno manipule las elecciones y sus resultados.

Inició la carrera de resistencia para la reforma político-electoral. La idea es cansar y doblegar a cuanto legislador se pueda de la oposición; de lo contrario ya los hubieran “aplastado”.

En el camino habrá toda clase de trampas y subterfugios que utilizará el gobierno para alcanzar la tan anhelada votación calificada. Sería la primera aduana. Posteriormente los senadores podrían tener la solución.

Mas, habiendo iniciado el maratón de discusiones sobre las más de 100 iniciativas, es claro que, como quedaron las posiciones al inicio de la competencia, si no cambian las cosas, el fracaso está anunciado: no pasará la iniciativa presidencial. Aunque Mario Delgado afirma que, de prosperar la iniciativa de AMLO, es “garantizar un órgano donde exista mayor imparcialidad”.

De acuerdo con la cínica declaración del dirigente morenista, ellos y sus aliados no quieren la total imparcialidad; no, solo aspiran a una mayor imparcialidad, lo cual significa que están dispuestos a tolerar “poca imparcialidad”. Mario Delgado Carrillo, el tramposo y fraudulento de siempre; se tropezó con sus propias palabras.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
UAQ trabaja a favor del río Santa María III