| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»Ciencia, tecnología… y leyes

Con toda solemnidad y bajo un estricto protocolo, es el Instituto Tecnológico de Querétaro – escuela de educación superior de…



Por: Andrés González

Con toda solemnidad y bajo un estricto protocolo, es el Instituto Tecnológico de Querétaro – escuela de educación superior de alto y bien ganado renombre – quién conmemora el medio siglo de haber sido fundada.

Acude para esta segunda conmemoración – la primera la presidió el Ejecutivo – la Cuadragésima Octava Legislatura del Estado de Querétaro, en pleno, en Sesión Solemne para convertirse en la primera ocasión que este Instituto abre sus puertas al Poder Legislativo de la entidad.

Dos partes bien diferenciadas se dieron en la sesión del ITQ.

La primera:

La Solemne por los 50 años de este Instituto, que bordó la complacencia exagerada; el abuso de auto reconocimientos de las partes – ITQ y LVIII legislatura – y la ausencia de planteamientos firmes para mejorar este Centro educativo, aunque… bueno si se dio uno, en el que se solicitó la intervención de los diputados locales para canalizar mayores recursos al ITQ, cuando este depende totalmente de asignaciones federales.

La segunda:

En la Sesión Ordinaria del Pleno cumplida ahí mismo, los diputados aprobaron varios dictámenes de suma trascendencia, como la iniciativa de Ley de Juicio Político del Estado de Querétaro y al que se le venía sacando vuelta. Este será parte fundamental del nuevo formato del combate a la corrupción y supera a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos para generar, ahora, un ordenamiento específico que contemple causales, procedencia y procedimiento de este, el Juicio Político convertido hasta ahora en solo “petate del muerto”.

Habrá que ver si se aplica o bien, “…esta historia continuará”.

Ah y ojo, esta aprobación del dictamen en mención, llegó también con el respaldo de los azules. Y contempla a todo el aparato burocrático, a los tres poderes. En el Ejecutivo, a los secretarios, subsecretarios, al Oficial Mayor y alcanza a directores de todas las instancias. En el Judicial a Magistrados de los Tribunales y a todos los jueces, a los ministerios públicos, comisionados y al auditor superior del estado; a los dos Fiscales; a todos los miembros de los 18 ayuntamientos, secretarios y directores pero también a los cargo superiores en todas las paraestatales y paramunicipales. Hay otros dos dictámenes interesantes que también fueron aprobados.

Volvamos a la primera.

La Sesión Solemne sirvió de marco para conmemorar los 50 años de la Fundación del ITQ pero las partes lo convirtieron en un intercambio de “guayabazos”, de entrega a discreción de reconocimientos – se otorgaron y decidieron la friolera de 24 reconocimientos – entre estos el que la propia LVIII legislatura entregó al ITQ, el que el ITQ entregó a la legislatura, el “Tlaltipac” entregado por el Ing. Alejandro Pavón Mendoza, representante de los “Egretec” a la misma y que “pocas veces se hace entrega a instituciones fuera del sistema de tecnológicos del país”, pero también – y ahí se incluye – el que recibiera Carmelita Zúñiga Hernández, presidenta en funciones de esta legislatura. Les digo.

Sin embargo, sobre el manoseo y discrecionalidad de estos reconocimientos – “detalles no los sabemos” me dijo un diputado de la oposición – están los números del ITQ. Y que también ahí se dijeron.
20 mil egresados en estos 50 años de impartir educación tecnológica; 7 mil alumnos inscritos actualmente en sus aulas en diez diferentes carreras; cuenta con 390 maestros de tiempo completo y 280 pagados por honorarios; el administrativo y de trabajo asciende a 277 personas. Y cuenta ya con diez unidades establecidas en otros tantos municipios queretanos.

Y algo que llamó poderosamente la atención – y así se le reconoció al Maestro en Ciencias José López Muñoz, director del ITQ – es que, para servicios de esta institución, se cuenta con solo un presupuesto de 44 mdp “que los sabe estirar… al fin ingeniero”.

Y ahí en una histórica placa descuidadamente tapada por una frondosa camelina, está la fecha de su inauguración, 15 de mayo de 1967, pero también el nombre oficial de la institución: José María (Cayetano) Arteaga Magallanes. Y el nombre de quiénes lo inauguraron, del Lic. Gustavo Díaz Ordaz, Presidente de la República pero también el del Ing. Manuel González Cosío, Gobernador del Estado de Querétaro.

A esta inauguración y en ese año de 1967, se dieron cita cuatro de los cinco Expresidentes de la República en vida: Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán Valdés, Emilio Portes Gil y Adolfo Ruiz Cortines. El otro Adolfo – López Mateos – se encontraba ya convaleciente de penosa enfermedad.

“La tierra será como sean sus hombres” reza el lema de esta “gloriosa” institución educativa.