| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Orgullosamente queretano. Apasionado de la política, la economía, las leyes y los medios. Barcelona , PUMAS, Steelers, USC y Yankees mis equipos.

»C.C.P. Fernando Belauzarán Méndez, vocero de los galileos

Es un hecho que las alianzas PRD y PAN, bautizadas por algunos como anti natura, han sido eficientes, logrando en muchos casos su objetivo medible y pragmático que es ganar más votos que los demás partidos



Por: Arturo Maximiliano García

La propuesta para conformar un Frente Amplio Democrático, impulsada en principio por los dirigentes nacionales del PAN y del PRD y secundada ya de manera particular por algunas corrientes dentro del partido del sol azteca, como el grupo de los Galileos, se presenta como una alternativa que matemáticamente hablando pudiera hacer más sentido que ir a la elección presidencial por separado. La suma de simpatizantes no necesariamente será de bloques irrompibles, corriendo el riesgo de que algunos apoyos se caigan en el camino como agua entre las manos. ¿Aún así alcanzará?

Es un hecho que las alianzas PRD y PAN, bautizadas por algunos como anti natura, han sido eficientes, logrando en muchos casos su objetivo medible y pragmático que es ganar más votos que los demás partidos, coaliciones o alianzas.

Recientemente el PRD se ha subido sólo al asiento de atrás de ese vehículo por vía del cual llegan a los gobiernos estatales. Tanto en las elecciones de 2016 y 2017 fue el PAN quien eligió principalmente de entre sus filas a los candidatos que a la postre resultarían ganadores lo cual parece no agradar a todos los perredistas, quienes se han quejado que experiencias previas demuestran que una vez en el poder se han disuelto las alianzas al no integrar en realidad ni una agenda común ni mucho menos cargos de gobierno.

A pesar de lo anterior pareciera haber incentivos para ir otra vez en alianza de izquierda y derecha. Para el PRD significaría su única posibilidad de retener la Ciudad de México, mientras que para el PAN es una opción para encabezar la oposición no lopezobradorista para llegar a la Presidencia. Además, la existencia constitucional de la figura de gobierno de coalición, genera al menos una posibilidad, más no una garantía, que una alianza de partidos contra PRI y MORENA, podría compartir carteras en el próximo gobierno, con aval del Congreso.

En este Frente no se descarta ninguna presencia. Apenas ayer, el Gobernador Javier Corral convocó líderes políticos de todas las expresiones, así como aspirantes independientes, a quienes aún se les complica la parte principal de la ecuación, quién la encabezaría, ya que hasta ahora no existe una definición clara no sólo de nombre sino de lineamientos básicos. En el camino podría abrirse incluso espacio a partidos como el Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano o Nueva Alianza. El tiempo corre y rápido para integrar colores y presentar una plataforma que rebaje el pragmatismo y le ponga sentido.

En el caso del PRI están por definir si quitan o no los candados para que un externo pueda ser candidato, mientras que en el Frente todavía no deciden si estará vetada la candidatura presidencial a un militante de partido o si sí podrá girar en torno a una figura de reconocida militancia partidista.

Cuánto aporta el PRD es incierto, podría ser el partido que más perdiera simpatizantes al tratar de moverlos al Frente, más aún si lo encabeza un panista, pudiendo haber otro éxodo hacia MORENA. El PRD debe medir muy bien de que tamaño será la fuga, sin embargo de controlar calidad y minimizar la cantidad podría ser fundamental a la hora de las sumas, en una elección que apunta para ser ganada por una nariz.