| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Orgullosamente queretano. Apasionado de la política, la economía, las leyes y los medios. Barcelona , PUMAS, Steelers, USC y Yankees mis equipos.

»C.C.P Alfredo del Mazo Maza, candidato del PRI al gobierno del Edomex

En la elección de 2011, todo iba viento en popa para el PRI, pero en particular para el PRI del Estado de México



Por: Arturo Maximiliano García

Seis años esperó, con paciencia, aunque siempre con una plataforma que su partido le brindó, primero en Banobras y luego en la diputación federal, para volver a estar en la recta final hacia la candidatura al gobierno del Estado de México. Esta vez, a diferencia de 2011, logró su objetivo, aunque en un escenario político completamente distinto al de aquellos años.

En la elección de 2011, todo iba viento en popa para el PRI, pero en particular para el PRI del Estado de México. El gobernador era un rock star con la vía libre hacia la Presidencia de México, posicionamiento que le permitiría con relativa facilidad ganar la elección estatal, siempre y cuando no hubiera una ruptura interna en el tricolor. Eruviel Ávila fue ese candidato que garantizó la unidad y posicionamiento externo que lo llevó al triunfo, apuntalando aún más a Enrique Peña Nieto como el candidato presidencial. A esto hay que añadir que el PAN presentó en la boleta a Luis Felipe Bravo que no fue atractivo para el electorado y que no existía esta nueva fuerza política llamada MORENA que hoy llega con gran empuje a esta contienda.

Hoy el panorama es distinto. Eruviel es un gobernador con capacidad de operación política, pero no es la figura que fue Peña Nieto, quien hoy es ya Presidente pero con un gran desgaste en popularidad. El PAN presenta como contendiente a su candidata presidencial de 2012, Josefina Vázquez Mota, que representa a un partido engallado y bien posicionado por los recientes resultados electorales. Por si fuera poco, MORENA compite como una fuerza emergente y con una candidata, Delfina Gómez, que parece amarra bien con el electorado.

Si bien el escenario es difícil, su candidatura mantiene probabilidades de triunfar. El Estado de México es sin duda el premio mayor de estas elecciones, siendo para el PRI fundamental retenerlo, pero para los demás partidos puede no ser indispensable ganarlo. Me explico.

El PRI ya ha ganado anteriormente el Estado de México pero ha perdido, en una ocasión por mucho, la presidencia de la Republica un año después. Para el PAN ganar sería extraordinario y buen augurio para el 2018, pero no para cantar victoria, aunque incluso, si MORENA gana, adelantaría la debacle del PRI y dejaría al PAN como cabeza del bloque anti López Obrador. Para Morena significaría su primer victoria pero un buen segundo lugar lo mantiene como un partido puntero en pleno ascenso.

Por lo que toca a Usted en lo individual, que el PRI ganara el Estado de México y perdiera la Presidencia de la República puede engrandecer su posición. Será difícil que el PRI tenga muchos gobernadores después de 2018, por lo que el liderazgo partidista podría volver a tener sede en Toluca. Por supuesto se ve difícil concebir a un PRI con argumentos para regresar a Los Pinos en 2024, si perdiera el año que entra, pero también se veía difícil en 2012 que hoy estuviera una posición tan mala como la que se encuentra. Para el PRI ganar el Estado de México es mantenerse, pero no significa remontar el desgaste nacional, para Usted podría ser un primer paso, para intentar tomar el control de un partido que podría volver a la orfandad presidencial.