| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»Beneficios y estragos políticos

Nuevas reglas al interior del PRI, nuevas formas de enfrentar posicionamientos ante la militancia pero particularmente, ante el ciudadano



Por: Andrés González

Las Mesas Temáticas que recién dejaron caer su cortinaje y llevan hoy a la Nacional sus acuerdos, aceleraron el pulso del PRI en todo el país, en Querétaro desde luego.

Y son los acuerdos tomados los que podrían hoy ser aprobados, con los beneficios o con los estragos que estos causen primero en la militancia y que, con posterioridad, podrían hasta seguir una propuesta de modificación a la Constitución.

Y much@s se acalambraron mientras que otros recibieron bocanadas de oxígeno puro. Y reviven, reaparecen o suspiran.

La quita de los obsoletos candados ya se veía venir, cuando durante la semana el presidente nacional de ese partido, Enrique Ochoa Reza, señaló que “estos tiempos no son ya para existan esos candados en el PRI”. Se cayó pues la exigencia de militancia de diez años para aspirar al cargo.

Y se amplió – antes que reducir – la baraja de aspirantes a la presidencia de la república.

Y los señalados en particular son dos: Aurelio Nuño Mayer pero también y con mucha fuerza José Antonio Meade Kuribreña, que ha pasado y con éxito, por cinco secretarias en gobiernos de distinta coloración partidista, con Vicente Calderón y con Enrique Peña Nieto. Eso – contra la que anteriormente se creía – le da ventaja en el último tramo de la carrera rumbo a la candidatura priista a la presidencia de la república.

En la Mesa de “Estatutos” el grupo denominado “Alianza Generacional” y movido por José Ramón Martel entre otros, se salió con la suya.

Martel tiene amistades y varias propiedades en Querétaro, ahijados y negocios.

Quitado el candado de militante obligado, Meade se posesiona como el más fuerte aspirante al cargo.

El otro que tuvo remoción fue el “chapulineo” dedicado especialmente a los que llegan a los cargos por la vía plurinominal, sin haber pisado siquiera la calle, sin hacer campaña alguna. Y pasan de una cámara a la otra o del cuerpo de regidores pluris, a los congresos de los estados.

Ya no podrán hacerlo.

Esta propuesta que seguramente hoy será aprobada en la plenaria, tiene para Querétaro y los priistas de esta entidad, indudables repercusiones.

Y así, de bote pronto, la toma del diputado Hugo Cabrera, cuando respalda, mediante un boletín “que los plurinominales no puedan volver ser electos plurinominales de forma inmediata”.

El corte de caja está hecho.

“Esos ‘chapulines’ – dijo el diputado hidalguense Héctor Pedraza, que estuviera no hace mucho en Querétaro – son como los arbolitos ‘bonsái’, por ser chiquitos, cuestan muy caro y solo están de adorno”. Y los aplausos se encimaron en la Mesa Temática de Estatutos allá en Campeche.

Y lo que ahí mismo algunos consideraron que esto era “anticonstitucional”, entrarían menguados a una batalla moral que les juega en contra, particularmente por el rechazo social que de entrada recibirían.

En primer término afecta a todos los servidores públicos que de este partido llegaron tanto al Congreso del Estado – y son seis los diputados priistas – que los inhabilita para de ahí poder saltar – por eso el “chapulineo” – o bien al Congreso de la Unión, senado, diputaciones federales, pero también a las propuestas de este partido a las regidurías. O viceversa.

Tres de los más sonados políticos priistas locales cortan, en seco, su andar por ese carril pluri. Mauricio Ortiz Proal que es diputado local por el principio de representación proporcional, cuando igualmente ya había sido regidor y diputado federal. Sin embargo, el señalamiento de esa mesa temática es para “el cargo inmediato anterior”. Y aplica.

También aplica al diputado federal Braulio Guerra Urbiola, que alcanzó el cargo con esa misma representación, siendo ya anteriormente regidor pluri. Aplica lo primero, no se considera lo segundo.

Y la tercera persona es la regidora Ana Bertha Silva Solórzano, hoy regidora en funciones por la misma vía, que no podría dar el salto por el camino de la representación proporcional ni a la diputación federal pero tampoco hacia el senado.

Y en el mismo tenor entra el resto de los diputados locales del PRI pluris – los seis – como también los regidores que en los 13 ayuntamientos ganados por el PAN, llegaron al cargo por esa representación de oposición.
Curiosamente – y fíjese usted bien y por eso cité a los tres primeros – ninguno de estos tres, Mauricio, Braulio o Ana Bertha, buscarían el cargo por el camino ya desechado, sino por el que otorga la urna directamente.

No Mauricio que no busca ni el senado ni la diputación federal. Mauricio quiere la candidatura a la presidencia municipal de Querétaro. Quiere y busca la contienda de la boleta electoral.

Tampoco Braulio aspira al senado por esa vía, puesto que ese camino se cotiza a un precio sumamente elevado. Quiere eso sí, ser senador de la república, pero también estando presente en la boleta.

Y Ana Bertha Silva Solórzano, hoy regidora, busca el senado igualmente saliendo a contienda electoral.

Quieren legitimarse con el “baño de pueblo”. Veremos cuál de estos lo logra, porque tiradores y en ese mismo partido hay muchos.

Y ninguno de los tres – y otros muchos que tienen el cargo por esa vía – podrá dar el salto. Les suprimieron el “chapulineo”.

Y con esto también entró, como ganancia extra, el “piso parejo” que pidió Ivonne Ortega.

Nuevas reglas al interior del PRI, nuevas formas de enfrentar posicionamientos ante la militancia pero particularmente, ante el ciudadano.

Esto ya comenzó.