Antes que capacidades y experiencia: lealtades ciegas


Por Héctor Parra el 09/12/2020
 Antes que capacidades y experiencia: lealtades ciegas

Entre el cansancio de cumplir lealtades, 8 renuncias al gabinete de López Obrador, se han presentado en apenas dos años

Entre el cansancio de cumplir lealtades, 8 renuncias al gabinete de López Obrador, se han presentado en apenas dos años. No es lo mismo lealtad ciega, que obediencia ciega a los caprichos y abusos delincuenciales del Presidente y su camarilla de ladrones. Se lo dijo el doctor Jaime Cárdenas Gracia. Para Andrés Manuel, vale más la lealtad ciega que el conocimiento, la experiencia y profesionalismo en el ramo de la administración pública para el que son designados sus subordinados. Aceptan a ciegas el cargo público sin conocer, mucho menos dominar la materia para la que son contratados. Indudablemente esa acción se califica y tipifica de corrupción, acciones corruptoras del Presidente con los copartícipes que aceptan realizar un trabajo que desconocen; por el cual cobran inmerecidamente un salario.

Sobran los malos ejemplos y lo volvió a repetir en los últimos ajustes de fin de año en el gabinete presidencial. Van cuatro claras denuncias con renuncias y López Obrador, no ha presentado denuncia alguna para su investigación, mientras que la inepta de Irma Eréndira Sandoval, es incapaz de iniciar investigación administrativa si no tiene la orden de su superior.

Renunciantes han denunciado abusos, atropellos, robos e irregularidades. Lo han hecho Carlos Urzúa, Germán Martínez, Víctor Toledo, Jaime Cárdenas, entre otros y todo se “resbala” López Obrador. Corrupción por ineptitud y corrupción por acciones tramposas e ilegales. Cárdenas Gracia presentó denuncia ante la Fiscalía General de la República y el lacayo de Alejandro Gertz Manero, nada ha hecho. Solo persigue a los enemigos de la 4T, a los amigos les aplican la “gracia” y a los parientes de López, a los que han exhibido sus tropelías, a ellos los eximen de responsabilidad.

Los tiempos cambian. Tatiana Clouthier afirmó en entrevista que no aceptaría incorporarse al gabinete si fuese invitada: no cumplió su palabra. No es persona de fiar. Su propio hermano la acusa de desleal. Ahora, la señora que estudió la “lengua inglesa”, administrará la economía de México ¿Qué sabe de eso la señora Tatiana? Absolutamente nada ¿para qué entonces acepta la responsabilidad? Simplemente para su curricula, irá a ver qué logra aprender y formar parte de la lista de los presidenciables de Morena. Simple parapeto, como lo han sido otros y otras secretarias de Estado, como Olga Sánchez Cordero, cada vez con menos atribuciones; esa sí, literalmente parece florero. Pero cobra dos salarios, uno como Ministra en retiro y el otro como Secretaria de Gobernación. Son voraces con el presupuesto. Qué decir de Luisa María Alcalde, quien en su vida llevó un litigio laboral. Se han perdido millones de empleos y ella ni enterada, solo opera el programa “jóvenes construyendo el futuro”, levantando censos para obsequiar dinero a la fuerza electoral, a la clientela política de Morena.

Así podemos enunciar a otros tantos que no atinan, por incompetentes a cumplir las órdenes del déspota y autoritario de López Obrador, otro que no sabe hacer nada. Tal vez esa sea la verdadera intención: contratar ineptos para que no le “hagan sombra”. Tantos años tras la Presidencia y cuando la logra, echa a perder todo. La señora Rosa Icela Rodríguez, de periodista pasó a hacerse cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; la señora no ha vuelto a dar la cara desde que ocupa el cargo. Fue nombrada para administrar los documentos de la Secretaría, la operación de seguridad quedó a cargo del Secretario General de la Defensa Nacional, Cresencio Sandoval, el “apaga fuegos” de López Obrador. Un Secretario metido hasta de albañil con tal de darle gusto al Presidente de la República. Por eso no funciona el gobierno.

Marcelo Ebrard Causaubon, Secretario de Relaciones Exteriores, metido en la compra de pipas para trasladar combustible, pipas que desaparecieron misteriosamente, nada se volvió a saber después de saber que estaban defectuosas; también compra productos chinos para atender la pandemia; igualmente le encargan los contratos para las vacunas contra el Covid-19. Ebrard metido en todo. Eso sí, le aplauden las “gestiones” para traer de regreso al General Cienfuegos, cuando los mismos gringos ya habían decidido regresarlo por razones aún desconocidas; pero puso a temblar al gobierno de López Obrador. Los soldados le han soportado todo al presidente, menos la traición de abandonar a uno de los suyos en campo de batalla. López lo ignoró, amenazó con hacer limpia en las filas del Ejército, agresión que incomodó y enojó a los militares de más alto rango. Propiamente a ellos los amenazó. No da una buena el gobierno de López.

¿Romo seguirá jugando con las mismas canicas que le prestó Andrés López? Lo dudo mucho. Dejó el cargo muy molesto porque fue desplazado de sus funciones, era un verdadero “obrero”. Mientras cada quien busca la atención de Andrés, ese es su interés y preocupación, estár bien con el iracundo y déspota del Presidente de la República. Y López, para “sobarle la espalda” a Romo, aseguró que será su asesor, pero desaparecerá toda el área que ocupaba el decepcionado renunciante ¿Qué? Significó que ya no le servía para nada, ese fue el mensaje de López.

Andrés López, el asesino por omisión, que ordena sin responsabilidad alguna. Dio la orden de inundar a sus paisanos de Tabasco, consecuencia de ello murieron 8 personas; López lo confesó. También ordenó no actuar en el robo de combustible en Tlahuelilpan y murieron 137 personas. Con la pandemia también ordenó seguir saliendo a las calles, aseguró que no había peligro, que fuesen a restaurantes, que se abrazaran; a causa de su manifiesta irresponsabilidad han fallecido 110 mil 357 personas y nadie es responsable. Para deslindar su culpabilidad de homicida, decide que el gobierno federal pague por cada muerte y, como “perro con la cola entre las patas”, ahora invita a los mexicanos, a quienes antes dijo que salieran y se abrazaran, ahora exhorta para que no salgan, no se abracen: es peligroso ¡quédense en casa! Después de más de 110 mil muertos, cambia su política pública, modifica su “criterio científico”, da indicaciones totalmente opuestas a las que diera a principios de año, se desliza con aquello de, no impone a la fuerza, así que, si se mueren, es culpa de ellos ¿Entonces para qué gobierna?

Ese es el Presidente que dice tener más de 70% de apoyo de los mexicanos y como tal, dijo, seguirá gobernando. No hay mayor cinismo que el de un psicópata. Lamentablemente México es el peor ejemplo a nivel mundial, a pesar de la supuesta popularidad de López Obrador. Todo, todo va mal y puede empeorar si no se le detiene a tiempo ¿Cuándo y cómo? En las elecciones del 6 de junio de 2021.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Maradona, el dios y sus claroscuros
EnBici.life
Michell Roxana: Inspiradora
Pesos y Centavos
Recuento 2020: Inflación, salario mínimo, el peso y la bolsa
Códice Informativo
¿Llegó el fin de PornHub?