¿Alguien imaginó la liberación del general Salvador Cienfuegos?


Por Héctor Parra el 19/11/2020
 ¿Alguien imaginó la liberación del general Salvador Cienfuegos?

López Obrador, tendrá que retractarse de sus tontas e irresponsables afirmaciones, cuando amenazó con despedir a los militares que estuvieron bajo el mando del General […]

López Obrador, tendrá que retractarse de sus tontas e irresponsables afirmaciones, cuando amenazó con despedir a los militares que estuvieron bajo el mando del General Salvador Cienfuegos, cuando fue Secretario de Defensa Nacional, ahora que las autoridades de los EUA, decretaron la libertad del General, bajo el pretexto diplomático de conservar “tersas” las relaciones con el gobierno de México, en materia de narcotráfico y estas den continuidad a la investigación.

Andrés López dijo que en México no había averiguación alguna en contra del General, lo mismo dijo el Fiscal General ¿Por qué la desafortunada declaración del Presidente? La torpeza lo caracteriza. El Presidente olvidó que su Secretario de Defensa Nacional, Cresencio Sandoval, fue subordinado de Cienfuegos, así como los miles de soldados del Ejército Mexicano. Por lo tanto, la amenaza que lanzó el Presidente de la República, fue en contra de todo el personal del personal del Ejército Mexicano. Otra de tantas torpezas.

Los norteamericanos no tienen como política criminal de Estado, negociar libertades de los delincuentes, salvo que el valor de intercambio sea superior, bajo la figura de “testigo protegido”. No practican la estrategia criminal de la negociación ¿Negociación diplomática? ¿Cuál negociación? No hubo nada a cambio. Hasta ahora solo “palabras diplomáticas” sustentan la determinación de otorgar la libertad del General Cienfuegos. Quien, por cierto, conoce de fondo cómo trabajan los norteamericanos en relación con los cárteles que introducen miles de millones de dólares en droga, no solo sabe lo que sucede en México, también en el país del norte ¿Es inocente Cienfuegos? ¿Y las 700 páginas del expediente?

Se afirma que la inconformidad de la soldadesca por la detención de quien fuera el jefe del Ejército Mexicano, crecía con pasión, con capacidad de generarle un serio problema al Presidente de la República, quien los tiene de sus “burritos”, ocupados en cualquier cosa y, cuando tenía la obligación de defender a Cienfuegos, lo abandonó.

Después de la detención, durante 15 días lo único que atinó a decir López Obrador, fue la pretensión de despedir al personal que laboraba cerca del General detenido. La afrenta ocasionada al Ejército Mexicano, no fue dignamente repudiada por el gobierno del Presidente López. Tuvieron que pasar otros días más, una vez que creció la inconformidad del personal del ejército, para que, tibiamente apareciera una nota diplomática, referente a la falta de notificación al gobierno de México, por la investigación que llevaron los norteamericanos en contra de quien comandara las fuerzas bélicas de México. Salvador Cienfuegos fue investigado, vigilado por la DEA, mientras fue Secretario de la Defensa Nacional ¡Vergüenza!

EUA vulneró la soberanía nacional y a López Obrador, poco le importó; lo único que se le vino a la mente, idear lo mismo que hace con la clase burocrática, amenazar con despedir a militares que trabajaron con Cienfuegos, de hecho estaba de acuerdo con la acusación, sobre todo porque trabajó con Enrique Peña. Ignora que no es lo mismo el militar que el burócrata, incluso las relaciones laborales y disciplinarias se sustentan en leyes diferentes. EUA, violó el espacio aéreo de México, gravó conversaciones, supuestamente, pláticas del General en el desempeño de sus funciones, aparentemente con la delincuencia organizada, mientras se desempeñaba como máximo representante del Ejército Mexicano ¿Qué nos podemos esperar los comunes ciudadanos?

Cuando iniciaría el juicio en contra del General, por la comisión de cuatro ilícitos (incluso le había sido negado el beneficio de la libertad bajo fianza, por la delicadeza y gravedad) que justificaban las acusaciones que pesaban en contra del General mexicano, el gobierno de Trump, por medio del Procurador William Bar, sorpresivamente se desiste de la acción y pide la libertad. La jueza, incluso, tuvo que solicitar la asistencia del subprocurador para ratificar el desistimiento de las acusaciones, no aceptó el simple escrito que habían presentado por medio del Fiscal; no, requirió la presencia física del funcionario de alto nivel por resultar poco creíble. Fue así como este día la jueza dictó el fallo de libertad. La Fiscalía norteamericana pidió al gobierno de México, continúe con las investigaciones y en su caso se castigue a los responsables, por ello facilitó copias de todo el expediente, muchas de las pruebas adolecen de plena nulidad. Mientras el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en conferencia de prensa anunció que se le seguirá el proceso a Cienfuegos en México ¿Cuál proceso?

Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, había asegurado, al igual que López, que en México no existía investigación alguna en contra del General Cienfuegos. Bajo el nuevo estatus jurídico del General se apresuró y adelantó que la Fiscalía ha iniciado la investigación correspondiente ¿Gertz se enfrentará a Cienfuegos con las pruebas de la DEA? Son pruebas violatorias del Derecho positivo mexicano las que entregó el gobierno norteamericano, seguramente no servirán para inculpar a Cienfuegos de las acusaciones de la DEA, Por cierto (sus altos funcionarios) se molestaron por la acción del Fiscal General, quien por supuesto recibió la orden de Donald Trump ¿Está pagando los favores a López antes de dejar la presidencia? A ninguno de los dos convenía tener preso al General, quien también les conoce muchas de sus trapacerías. López, con la “cola entre las patas”.

Si el otorgamiento de la libertad y retiro de los cargos penales no fue por cuestiones legales, tampoco diplomáticas, ni políticas ¿Cuáles fueron las causas que obligaron a dejar en libertad al General? Aunque muchos atribuyen el “movimiento” a las acciones diplomáticas de Ebrard. Yo no lo creo así, hubo otros asuntos muchos más de fondo. Es más probable que se deba a la “revuelta” que se le venía encima a López Obrador (anunciada, pero no reconocida), por parte del personal del Ejército Mexicano, al no defender adecuadamente a uno de sus más prominentes elementos en activo ¿Qué podía esperar el General Cresencio Sandoval ante la actitud timorata del Presidente? ¡Recibir en cualquier momento el mismo trato! Por eso la enorme molestia del personal castrense. El asunto trascendió al gobierno de Trump, no podía dejar un problema en manos de Joe Biden, quien en menos de tres meses ocupará la Casa Blanca. Así que tenían que limar cualquier aspereza los pillos de López y Trump, antes de dejar un problema en ciernes.

Los militares se anotaron un triunfo en “política”, gracias a la unión que demostraron frente al Presidente de la República, reiterando el apoyo a ellos mismos; representados, en este caso, por el General Salvador Cienfuegos, quien fue detenido ilegalmente por las imputaciones de la DEA, una de las instituciones más corruptas de los EUA ¿Cuál será el trato que recibirá Cienfuegos del gobierno de López, una vez que llegue a México? Hasta hoy no existe orden de aprehensión en su contra. Deben respetar el Estado de Derecho, sin más, tampoco menos.

Si la oposición política actúa de la misma manera, bien podrán vencer al intolerante y abusivo de Andrés Manuel López Obrador. “Sí por México”, “Frena”, “Red Defensa Democrática”, entre otros, son una clara muestra de que se puede hacer, si llegan unidos a la meta: la elección del 6 de junio de 2021.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
¿Qué va a pasar con la Iglesia Católica?
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro