| | www.codiceinformativo.com

MENU
Periodista de toda la vida, egresado de la escuela Carlos Septién García, catedrático en la Universidad de Guanajuato, analista político en radio y prensa escrita, además de Premio Estatal de Periodismo en el 2000.

»A Registro

Esto es cuestión si bien de táctica política, también de técnica



Por: Andrés González

El registro local de candidatos, en tiempo, que es este; en forma que es la exigida por la ley, todos los partidos políticos – y son nueve de carácter nacional – está apurando coaliciones, amarres y desamarres.

Los dos partidos políticos locales con registro, no pueden por ley caminar en coalición alguna, al menos por esta su primera incursión en la boleta electoral.

Los candidatos independientes realizan en forma personal su registro, pero cumpliendo todas las especificaciones exigidas por la ley.

El registro que abrió el día de ayer, se habrá de cerrar el próximo lunes a las doce de la noche. Y algunos partidos, tanto en municipios como en distritos, lo dejan intencionalmente hasta el último minuto.

Esto es cuestión si bien de táctica política, también de técnica.

Y es que en estos registros se realiza por ambos principios. Para el principio de mayoría relativa –postulaciones para presidentes municipales y cuerpos de fórmulas para regidores, candidaturas distritales pero igualmente para los que serán electos por el principio de representación proporcional; propietarios, suplentes.

Y son las famosas listas, tanto para ayuntamientos, más los regidores pluris, como para los que lleguen al Congreso por este mismo principio, el de representación proporcional.

En los ayuntamientos, estos precisos momentos son los de los arreglos, los que deberán integrar a quiénes lleven votos, a los líderes de sectores y de organizaciones – en el caso del PRI – o del activismo que se tenga dentro de cada partido. La inclusión de figuras ciudadanas está de moda.

En el caso de los Ayuntamientos, es costumbre – no sé si sea buena o mala – que el candidato a presidente municipal va a la par sembrado como primero en la fórmula de regidores pluris y que, de alguna manera, les medio garantiza su integración al Ayuntamiento, definido esto por el número de votos que su partido registre.

Igual lo pueden hacer los independientes. De hecho, en los gobiernos actuales municipales de Cadereyta, Corregidora y Ezequiel Montes, se tienen regidores que participaron para estas alcaldías como independientes. El número de votos no les dio para ser Presidente Municipal, pero si para tener representación en el Ayuntamiento, por la cantidad de votos lograda.

Y el lunes, algunos partidos van a registro hasta después de las once horas. Precisamente por el sigilo que buscan tener entre los que si entran – cuyo número es fijado por ese mismo porcentaje de votos – con los que se quedan fuera, que son obviamente los más.

Esto ha dado motivo en muchas ocasiones a expresiones de inconformidad, tanto en los Comités Municipales como en el Comité Directivo Estatal de cada instituto político.

Esa es la razón de las famosas inscripciones de “última hora”.

Sin embargo, todas estas fórmulas tanto a presidencias municipales como a las distritales, no deben considerarse seguras solo por el hecho de que han sido registrados. Cada Consejo sea distrital o municipal, deberá revisar en forma exhaustiva toda la documentación requerida, en todos y cada uno de los puntos que se deban cubrir.

El resolutivo de parte de las instancias electorales, no debe de ir más allá de este 20 de abril.

Se han dado casos que por la no coincidencia de nombres o apellidos, van para atrás. O bien, que no tienen la edad ciudadana para el cargo, entre otras muchas cuestiones que son requisitos de ley.

Aun así, ya registrados y todo – inclusive aceptado su registro – si alguno de los solicitantes tiene o se le descubren antecedentes penales o que son sujetos de alguna demanda judicial, esa propuesta puede ser invalidada por este hecho. Y buscársele, antes del día de la elección, a su sustituto, que la generalidad de las veces viene siendo el registrado como suplente.

Son estos pues, momentos de llenado de fórmulas, de cubrir todos los requisitos, pero particularmente de las negociaciones políticas.

Estas son las famosas listas, que a muchos, los tienen en ascuas.