| | www.codiceinformativo.com

MENU

»AMLO y el desplome en la generación de empleos

La bajada en mayo es una llamada de atención para reflexionar sobre lo que sí, y lo que no, se está haciendo bien, y recomponer, en la medida de lo posible, el camino para impulsar el desarrollo del país



Por: Staff Códice Informativo
El presidente de México tendrá

Foto: EFE

Este miércoles una noticia cimbró todo el discurso de desarrollo económico y social que ha abanderado la “cuarta transformación” (4T) durante sus 6 meses de gobierno: en números del Instituto Mexicano del Seguro Social la creación de empleos se desplomó un 88% durante mayo con respecto al mismo mes del año anterior.

De acuerdo con las cifras del IMSS, mientras que en mayo del 2018 se crearon 33 mil 966 nuevos empleos, en mayo de este año la cifra solo alcanzó a 3 mil 983 nuevos puestos de trabajo.

El instituto destaca en su informe que esta caída obedece a “efectos cíclicos”, es decir, a condiciones que se repiten año con año, sin embargo, es innegable que algo, o mucho, es consecuencia de la forma en que la 4T ha implementado sus políticas económicas y cómo las comunica.

El discurso de Andrés Manuel López Obrador ha permeado de manera negativa en amplios sectores productivos del país, lo que a su vez ha generado incertidumbre para la inversión, tanto nacional como extranjera.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha sido uno de los organismos más críticos frente a la nueva administración federal, como consta en un comunicado fechado el pasado 17 de junio, donde externa que “los recortes al empleo del gobierno han reducido la capacidad de consumo. El principal motor de la economía, la generación de empleo formal está registrando niveles alarmantes bajos”.

En el caso del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aunque ha externado preocupación por las políticas del presente gobierno, el pasado 13 de junio firmó un acuerdo de inversión con el Ejecutivo federal para impulsar el desarrollo del país; sin embargo, el simple hecho de recurrir a un convenio para fomentar la inversión denota que existe una situación de desconfianza en los empresarios, los cuales no deberían de necesitar de un pacto para invertir su capital.

Todo lo anterior ha tenido un impacto en la generación de empleos en el país, lo cual se suma a la “austeridad republicana”, que ha detenido el flujo de dinero en los primeros meses, y ha puesto en jaque a la economía en diversos sectores que dependen de la inversión pública para echar a andar su andamiaje.

Ante las cifras poco alentadoras, Andrés Manuel se refugió en la negación de los datos, estrategia recurrente que le ha servido para salir del paso ante los cuestionamientos, pero que no ha abonado a mejorar la confianza entre los sectores que miran con recelo su forma de gobernar.

Es de destacar que el balance global de la generación de empleos en estos primeros 5 meses de gobierno no es del todo desalentador, pues de enero a mayo se generaron 303 mil 545 nuevas plazas, cifra que, de acuerdo al organismo, es 20.79% superior al promedio de los mismos meses de las 3 últimas administraciones.

Sin embargo, la bajada en mayo sí es una llamada de atención para reflexionar sobre lo que sí y lo que no se está haciendo bien, y recomponer, en la medida de lo posible, el camino para impulsar el desarrollo del país.